ESTADOS UNIDOS PROHIBIÓ LOS CRUCEROS A CUBA

El crucero Norwegian Sky arribó a Cuba en 2019.

Por, Frank de Varona

El gobierno del presidente Donald J. Trump prohibió el 4 de junio de 2019 los viajes de cruceros a Cuba para reducir la entrada de dinero al régimen opresor comunista de la isla. El Departamento del Tesoro dijo que las medidas entrarán en vigencia el 5 de junio de 2019 tan pronto sean publicadas en el Federal Register, el diario oficial del gobierno de Estados Unidos.

La nueva medida impactará a las compañías de cruceros, casi todas en Florida, que llevan turistas a Cuba desde los puertos de Miami, Port Everglades, Tampa y Port Canaveral. Los cruceros a Cuba comenzaron en mayo de 2016 durante la apertura o deshielo hacia la isla del presidente Barack Obama. Este presidente dio al régimen brutal de La Habana una serie de concesiones vergonzosas a cambio de nada. Más de 600,000 personas han visitado a Cuba en cruceros. El régimen de Cuba ha tenido un importante ingreso de dinero durante este tiempo.

Los cruceros a Cuba desde Estados Unidos usan muelles confiscados a estadounidenses y cubanos americanos. Desde la implementación del Título III y IV de la Ley Helms Burton se autorizó que se podía demandar en cortes de Estados Unidos a corporaciones que han traficado con propiedades robadas en la isla. Los herederos de los antiguos dueños de los muelles de Santiago de Cuba y La Habana ya han presentado demandas contra Carnival Cruises Line.

Viajar en cruceros a la isla se convirtió en la forma más popular de viajes de placer en los Estados Unidos a la isla. En los primeros cuatro meses de 2019 un total de 142,721 personas viajaron a Cuba, lo cual representó un aumento de más del 300% con respecto al mismo período del año pasado. En un comunicado del Departamento de Comercio se informó que “Efectivo el 5 de junio de 2019, los cruceros, así como las embarcaciones recreativas y de recreo, tienen prohibido salir de Estados Unidos en una estadía temporal en Cuba”.

El secretario del Departamento del Tesoro Steven Mnuchin (foto de la izquierda) explicó que las medidas de prohibir los cruceros a Cuba son una respuesta al “papel desestabilizador” de Cuba en América, como su apoyo al régimen del dictador Nicolás Maduro en Venezuela. Steven Mnuchin declaró lo siguiente: “Cuba continúa desempeñando un papel desestabilizador en el Hemisferio Occidental, facilitando la influencia en la región, apoyando a adversarios de Estados Unidos en países como Venezuela y Nicaragua y fomentando la inestabilidad, socavando el estado de derecho y reprimiendo procesos democráticos. Este gobierno ha tomado la decisión estratégica de revocar la flexibilización de las sanciones y de otras restricciones impuestas al régimen cubano. Estas medidas ayudarán a evitar que dólares estadounidenses caigan en manos de los militares, las agencias de inteligencia y los servicios de seguridad cubanos”.

Las excursiones por tierra desde los cruceros tienden a ser organizadas por las líneas de cruceros en colaboración con la agencia de turismo de Cuba, Havanatur, la cual usa de guías a oficiales de los servicios de inteligencia de Cuba. Un número menor contrata guías turísticos privados que esperan fuera de los muelles de cruceros de La Habana.

Los vuelos de las aerolíneas comerciales parecen no verse afectados por las nuevas medidas. Los viajes de grupos universitarios, la investigación académica, el periodismo y las reuniones profesionales continuarán siendo permitidos. El Departamento del Tesoro señaló que Estados Unidos ya no permitirá los cruceros a Cuba ni los viajes a la isla con fines educativos y culturales conocidos como “de pueblo a pueblo”.

El 17 de abril de 2019 el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca embajador John Bolton dio un discurso a los veteranos de la Brigada de Asalto 2506 y otros invitados en el Hotel Biltmore de Coral Gables, Florida.

El embajador Bolton dio a conocer nuevas sanciones económicas contra los regímenes sanguinarios de Cuba, Venezuela y Nicaragua durante su discurso. Expresó que el gobierno del presidente Donald J. Trump restringirá los viajes no familiares a Cuba y pondrá límites a las remesas a la isla, entre otras medidas para aumentar la presión del régimen brutal de La Habana por tener un ejército de ocupación de más de 20,000 soldados para apoyar el régimen opresor del dictador Nicolás Maduro en Venezuela.

Previamente el asesor de seguridad nacional de los Estados Unidos, John Bolton,  declaró a Cuba, Nicaragua y Venezuela como una “troika de tiranía” en noviembre de 2018. Señaló que la nueva política pretende negar al gobierno cubano una fuente vital de ingresos. John Bolton escribió en Twitter que “La Administración ha avanzado la política del presidente hacia Cuba al poner fin al ‘turismo encubierto’ a Cuba e imponer restricciones a los buques”. Añadió que “continuaremos tomando medidas para restringir el acceso del régimen cubano a los dólares estadounidenses”.

El consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca embajador John Bolton se reunió privadamente con los miembros de la directiva de la Asociación de Veteranos de Bahía de Cochinos Brigada de Asalto 2506. En la foto aparece de izquierda a derecha Guido Connill, Federico Flaquer, Dr. Eduardo Zayas-Bazán, Humberto López, profesor Frank de Varona, embajador John Bolton, el presidente de la Asociación de Bahía de Cochinos coronel (ret.) Johnny López de la Cruz, Carlos León, Humberto Cortina, Humberto Díaz-Arguelles, Rafael Montalvo y Jorge Silveira.

El senador Marco Rubio, republicano por la Florida, declaró que “El gobierno de Donald Trump merece un gran reconocimiento por responsabilizar al régimen cubano. Mientras Cuba continúa exportando su destructiva agenda comunista en nuestro hemisferio y empoderando directamente al régimen narcoterrorista de Maduro, Estados Unidos debe usar todas las herramientas disponibles bajo las leyes de Estados Unidos contrarrestar las actividades engañosas del régimen cubano para socavar la política de Estados Unidos”.

Organizaciones anti comunistas pidieron prohibir los cruceros a Cuba

Numerosas organizaciones han venido pidiendo al gobierno del presidente Donald J. Trump que prohíba los cruceros a Cuba, entre ellas la Asociación de Veteranos de Bahía de Cochinos Brigada de Asalto 2506, la Asamblea de la Resistencia Cubana, el Directorio, Mar por Cuba, la Junta Patriótica Cubana, y el Partido Auténtico. Esta importante medida contra Cuba comunista restringe el acceso del régimen sanguinario a los dólares estadounidenses.

Los regímenes brutales de Venezuela, Cuba y Nicaragua deben de ser destruidos

Hacen falta otras medidas para destruir la llamada “troika de tiranía” que son los regímenes opresores de Cuba, Venezuela y Nicaragua. Debido al incremento del 40% de las exportaciones de drogas del régimen narco de Venezuela, Estados Unidos debe declarar un bloqueo naval y aéreo a Venezuela para detener las exportaciones de droga a los Estados Unidos y al mundo. Unos 71,000 estadounidenses murieron en 2018 por sobredosis de drogas.

Adicionalmente, Estados Unidos debe impedir las exportaciones de petróleo a Cuba, uranio a Irán y oro a Turquía. La red criminal de la Mafia de Venezuela y Cuba que se extiende por 26 países debe ser atacada simultáneamente. Y si estas medidas no logran derrocar al narco dictador Maduro y su Mafia, una intervención militar por Estados Unidos con países aliados como Colombia y Brasil debe hacerse para evitar ciento de miles de venezolanos mueran de hambre, sed y falta de medicinas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15