ESTRUCTURADO EL THINK TANK DE DAGOBERTO VALDÉS EN MIAMI

THINKTANKDEDAGOBERTOVALDESNota de Nuevo Acción: Esta es la foto proporcionada por los  encargados de la reunión, con el siguinte pie de foto: 

“En la foto  faltan Carlos A. Saladrigas, Roberto Ruiz Casas, María Dolores Espino y la Hna. Ondina Cortés, quienes no estaban presentes en ese momento. Los participantes de Cuba, todos los cuales están visibles en la foto, fueron Dagoberto Valdés, Karina Gálvez, Miriam Celaya, Dimas Castellanos, Pedro Campos, Yoani Sánchez, Reinaldo Escobar, Carlos Amel, René Gómez Manzano, Henri Constantin y el Presbítero Mario Lleonart.”

SANTIAGOCARDENASDR.Por Dr. Santiago Cárdenas-Especial para Nuevo Acción

El pasado domingo terminó el secreto “tanque de pensamiento”, organizado por un pinareño de la isla,  en algún lugar de Miami. Fue organizado por un prominente laico católico: Dagoberto Valdés—y  un equipo de  entusiastas miamenses—que  viaja  con visas múltiples a diferentes eventos  en esta ciudad. No se conocen detalles, puesto que  fue en secreto, por invitación y sin conocimiento de la prensa.

No se sabe  a  ciencia cierta si este evento es secular  u organizado por la Santa Madre  Iglesia, puesto que  se comenta que terminó con una misa de acción de gracias, presidida por el arzobispo Wenski. Los participantes, cuidadosamente seleccionados, expresaron puntos de vista en relación a la situación  actual de la isla y del exilio, que el optimista  Valdés, propondrá o archivará, para ayudar  al status actual del deshielo, que por supuesto, irá paso a paso,  despacio, sin prisas, según las orientaciones de Raúl Castro/Jaime Ortega, el eminente Cardenal.

Dagoberto publica una revista  mensual pópulo-intelectual en la  web con la ayuda económica del exilio. Ha sido el laico más prominente que ha parido la isla en los tiempos modernos, con acceso al Vaticano. Y fue uno de los “diez de Kerry”, un grupo  de  disidentes que se  encontraron, muy contentos, con el Secretario de Estado en la Habana, según se conoce para  adelantar sus proyectos  individuales, llamados  “corralitos”, sin pedir nada en favor de la libertad de su patria.

Dago, al parecer, regresará pronto. No se define  como político; solo como un  organizador de las ONGS  cubanas. Por tanto y muy inteligentemente, aparece inmune y alejado de toda crítica partidaria.

WordPress theme: Kippis 1.15