FRANCISCO, LACAYO DEL MUNDIALISMO Y ENEMIGO DE LOS CRISTIANOS

Fuente: Alerta Digital- Las posturas predeterminadas frente al islam militante recuerdan desgraciadamente a las posturas predeterminadas de la diplomacia del Vaticano frente al comunismo durante los últimos 25 años de la Guerra Fría. La nueva agenda del Vaticano busca alcanzar un acomodo político con los Estados islámicos y renegar de la rotunda condena pública de la ideología islamista y yihadista.

Ante la ofensiva del islam radical, la idea de Francisco es que “debemos mitigar el conflicto”. Y olvidarnos de lo cristianos que son perseguidos y asesinados en países de obediencia islámica.

Todo el cuerpo diplomático del Vaticano se cuida mucho hoy de evitar las palabras “islam” y “musulmanes”, asumiendo en su lugar la negación de que exista un choque de civilizaciones. Cuando regresaba del Día Mundial de la Juventud en Polonia el pasado agosto, el papa Francisco negó que el islam fuese intrínsecamente violento, y afirmó que a toda religión, incluido el catolicismo, subyace un potencial violento. Antes, el papa Francisco había dicho que hay “una guerra mundial”, pero negó que el islam tuviese algún papel en ella.

En mayo, el papa Francisco explicó que el “concepto de conquista” es fundamental para el islam como religión, pero se apresuró a añadir que algunos podrían interpretar el cristianismo, la religión de poner la otra mejilla, de la misma manera. “El verdadero islam y la lectura correcta del Corán se opone a toda forma de violencia”, afirmó el papa en 2013. Un año después, Francisco declaró que el “islam es una religión de paz, compatible con el respeto a los derechos humanos y la coexistencia pacífica”. Afirmó que son los males de la economía global, y no el islam, los que inspiran el terrorismo. Y hace unos días, el papa dijo que “aquellos que se dicen cristianos, pero que no quiere refugiados en su puerta, son unos hipócritas”.

El pontificado del papa Francisco ha estado marcado por su equidistancia moral entre el cristianismo y el islam, lo que también hace sombra a los crímenes de los musulmanes contra su propio pueblo, los cristianos de Oriente y Occidente.

Pero también están los cardenales valientes que dicen la verdad. Uno es el líder católico estadounidense Raymond Burke, que participó en una reciente entrevista con los medios italianos, en la que dijo:

“Está claro que los musulmanes tienen un objetivo último: conquistar el mundo. El islam, a través de la sharia, su ley, quiere gobernar el mundo y permite la violencia contra los infieles, como los cristianos. Pero nos cuesta reconocer esta realidad y responder a ella defendiendo la fe cristiana […]. He escuchado varias veces una idea islámica: ‘Lo que no logramos hacer con las armas en el pasado, lo estamos haciendo hoy con la tasa de natalidad y la inmigración’. La población está cambiando. Si esto persiste, en países como Italia la mayoría será musulmana. […] El islam se autorrealiza con la conquista. ¿Y cuál es la conquista más importante? Roma”.

Para Jorge Bergoglio, los únicos aspectos del cristianismo para ser expresadas son las que benefician a los inmigrantes musulmanes, algunos de los cuales odian y persiguen a los cristianos en Europa.

Cuando se le preguntó si Europa tiene la capacidad de seguir aceptando tantos emigrantes, Jorge dijo que “la cuestión más profunda es por qué hay tantos emigrantes ahora.” Como un verdadero apologista del Islam, pasó a citar cualquier cosa y a cualquiera – fabricantes de armas, el hambre y, repitiendo la argumentación de la administración de Obama, el desempleo – como causas de trastornos en el Medio Oriente, sin tener en cuenta el elefante en la sala: la cultura islámica, que engendra sociedades disfuncionales, intolerantes, violentas, autoritarias, y tribales.

Basta con mirar hacia el lugar de nacimiento del Islam, donde la ley islámica está estrictamente observada: Arabia Saudita es más rica que la mayoría de las naciones occidentales y no tiene ninguno de los problemas citados por Jorge, sin embargo, también es bárbara, corrupta, retrógrada, y hostil a todos los que no profesan el Islam. ¿Por qué?

En el mismo Evangelio de Mateo que Jorge ha citado indebidamente al confundir la misión de los discípulos de Jesús con la misión de yihadistas de Mahoma, Cristo declara: “Guardaos de los falsos profetas. Ellos vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis”.

Si alguna vez hubo una persona a la que esta advertencia parece pertenecer – un hombre que ostenta la función de autoridad de “representante de Cristo”, pero el que aupa al enemigo histórico (y permanente) del cristianismo, mientras que insta a los europeos a suprimir su herencia cristiana y expresar su fe exclusivamente por el “lavatorio de los pies”, es decir, por la sumisión que se postra ante los musulmanes – seguramente es a Jorge Mario Bergoglio a quien encaja a la perfección.

El Vaticano acoge a 13 nuevos refugiados sirios, miembros de tres familias

Francisco abrazando a Yitzak Yosef, rabino jefe de Israel

El Vaticano acoge a tres nuevas familias sirias, compuestas por 13 personas en total, después de que las anteriores hayan encontrado los medios para ser independientes, informó hoy en un comunicado la Limosnería apostólica.

Estos refugiados llegaron a Italia gracias al programa puesto en marcha por la Comunidad católica de Sant’Egidio, la Federación de las Iglesias Evangélicas y la Mesa Valdense, que tras el acuerdo con las autoridades italianas se ocupa de proporcionar la documentación, el alojamiento y un programa de integración a sirios que se encuentran en campamentos en Líbano.

Con este programa ya son cerca de 800 los refugiados que han llegado a Italia en el último año.

El Papa Francisco pidió el 6 de septiembre de 2015 en un llamamiento tras el rezo del Ángelus la colaboración de las parroquias, comunidades religiosas, santuarios y monasterios para que acogieran a los refugiados.

Además de los tres apartamentos de la Ciudad del Vaticano, la Santa Sede sostiene económicamente a las 21 personas que llegaron a Italia desde Lesbos, doce de ellas en el avión en el que había viajado el papa Francisco a la isla italiana en abril del año pasado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15