¿HASTA CUANDO VAMOS A SEGUIR GUARDANDO SILENCIO, MIENTRAS NOS DESTRUYEN EL PAÍS Y NUESTRAS TRADICIONES E HISTORIA?

Arriba: General Robert E. Lee

Por Aldo Rosado-Tuero

¿Por qué tenemos que aceptar que la izquierda destructora haga cenizas nuestro país, cambie la historia a su antojo y nos imponga maneras de pensar y actuar?  ¿Cómo podemos aceptar en silencio que se quiten estatuas que representan la historia verdadera de esta nación, solamente porque lo exija la progresía traidora al servicio del Nuevo Orden Mundial?

Esto es un ataque global para destruir la memoria histórica de las naciones, fabricando una historia hecha a la medida por los mundialistas. En Estados Unidos, se eliminan estatuas del General Robert E. Lee, Jefe Militar de los Confederados, quién no era esclavista y asumió su rol histórico simplemente “porque no podía tomar las armas contra el estado de Virginia”, lugar donde él naciera. En España se elimina la de Gonzalo Queipo de Llano, general republicano que se unió al alzamiento nacional para salvar a España de la destrucción marxista. No hay que ser muy inteligente para comprender que se trata de una ofensiva mundial.

Sin embargo, mientras se eliminan estatuas de norteamericanos prestigiosos, se erigen estatuas de extranjeros perniciosos, sin que nadie levante su voz de protesta. Contrasta vergonzosamente que en Virginia se quite una estatua de Robert E. Lee, mientras en Seattle se haya levantado una gigantesca estatua al genocida Vladimir Ilich Lenin. (Ver foto de arriba)

¿Qué nos está pasando? ¿Nos han adormilado las conciencias hasta el grado de que vamos a soportar en silencio como aborregado rebaño sin levantar la voz por el temor de que nos acusen de nazis?  No hay que se supremacista blanco para rebelarse contra la ignominia marxista mundialista.

Por cierto, que en la noche del lunes sentí vergüenza ajena viendo el programa “El Espejo”, en que el moderador Juan Manuel Cao y el invitado Alex S. González hicieron un pobre y terrible papel ante las inventivas y la verborrea de la profesora marxista de la FIU Estephanie Londoño (foto de la izquierda) que se cansó de desbarrar mentiras y cretinadas, sin que se le respondiera como es debido. Bastaba con leerle las declaraciones del Presidente Trump en que condenaba la violencia del KKK, supremacistas blancos y cuantos hubieran roto la ley, y anunciaba que serían castigados todos los que hubieran delinquido, para callarla.

A ninguno de los dos–Cao o González–se les ocurrió preguntarle a la profesora  ¿Qué demonios tenía el general Lee que ver con el holocausto  tantas veces mencionado por la señora? Evidentemente desconocían lo elemental del tema tratado. En ningún momento mencionaron que los esclavistas de aquella época eran los del Partido Demócrata y desaprovecharon la oportunidad de hablar de los disturbios de Ferguson y otros, impulsados por “Black Lives Matters”, en los que el entonces presidente Obama respaldó miserablemente a los destructores terroristas que vulneraron la ley.

Hay que llenarse de coraje y salir a exigir que si se castiga y combate a los supremacistas blancos–si rompen la ley–también hay que hacerlo con los revoltosos negros, extranjeros ilegales y blancos traidores al serviciio de los mundialistas. Si los izuierdosos traidores al país y a la civlización cristiana y occidental tienen derecho a manifestarse, también hay que concedérselos a los supremacistas blancos, mientras no rompan la ley…Y por cierto ¿No ha notado Ud. que los “supremacistas blancos” no rompen vidrieras, no asaltan tiendas ni licorerías para robar mercancía mientras protestan?

2 comentario sobre “¿HASTA CUANDO VAMOS A SEGUIR GUARDANDO SILENCIO, MIENTRAS NOS DESTRUYEN EL PAÍS Y NUESTRAS TRADICIONES E HISTORIA?

  1. 100% de acuerdo, buen escrito. Aldo me alegro de tu recuperacion.

  2. No estoy a favor de remover estatuas de confederados pero algunos de los argumentos que usa para defender su permanencia me parecen endebles. Robert Lee no era esclavista pero apoyaba la esclavitud, la consideraba como muchos americanos y cubanos de la epoca, una forma de civilizar al negro. El articulista espanol que comparte en un post anterior repite este error y llega a decir que habria que tumbar estatuas de Washington y Jefferson pero una cosa es tener esclavos a finales del siglo XVIII cuando la trata negrera aun era legal y este pais fue uno de los primeros en abolirla y otra tenerlos en 1865 casi un siglo despues cuando el abolicionismo estaba en auge en el mundo, ademas una cosa es tener esclavos (Cespedes los tuvo), otra levantarse en armas para defender el derecho a la esclavitud. En fin, solo un comentario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15