INMIGRACIÓN: UN COMENTARIO SOBRE TAN COMPLEJO TEMA.

Por Marzo Fernández- Especial y en primicia para Nuevo Acción

Empiezo por decir, que no soy un especialista en tan complejo tema.  Sin embargo, como está en el  “tapete” me atrevo, como soy un “cubano” que no tiene ningún tipo de compromisos, a dar también mi modesta opinión.

Estamos en el país más desarrollado el mundo, y sin dudas el más rico.  Merecemos este estelar lugar, por muchos factores.

Debemos situarnos en tiempo y espacio: Además de contar con un territorio inmensamente rico, bendecido por la naturaleza, debemos recordar que después de la Segunda Guerra Mundial, EEUU emerge como la Gran Potencia Mundial.   Las grandes economías, como la extinta Unión Soviética, Francia, Alemania, Inglaterra, Italia, Japón  y prácticamente todos los países europeos, quedaron totalmente destruidas. La capacidad productiva del mundo, según los especialistas, se vio afectada en más de un 40%. La recuperación económica,  conllevó entre otros factores, la apertura a la inmigración en la búsqueda de mano obra barata.

A este país todo le favoreció,  su capacidad industrial intacta y aún más, en un vertiginoso crecimiento, los hombres a las armas, y la fuerza femenina incorporándose a las actividades productivas. La demanda era mucha, por encima de las posibilidades.   Se abrieron las fronteras, empezaron a entrar trabajadores de muy baja calificación y con ellos la droga.   Había que suplir a Europa y al mundo de  sus grandes necesidades.

En 1950 EEUU, controlaba más del 50% del comercio mundial, era un exportador nato. Además, todas las mentes pensantes de Europa, comenzaron a emigrar hacia EEUU. La demanda de mano de obra altamente calificada, era también enorme.  El país comenzó a crecer de forma eficiente y acelerada.

Después vino el periodo de la guerra fría, que determinó, el surgimiento de la inmensa industria militar.   Otro tema, para analizar en otra oportunidad.

Digo esto como preámbulo para hablar de mi Patria, mi Cuba bella, un caso muy especial en el tema de la Inmigración.  Como todos conocen, la llegada del comunismo a Cuba, generó que entre 1960 y 1968 abandonaran el país unas 800,000 personas.  Lo más interesante y curioso, es que llegaran a Miami, los empresarios, profesionales y técnicos más capacitados que existían en Cuba. Los mismos, que en solo unos 50 años, después de una sangrienta y destructiva guerra por la independencia, habían logrado ubicar a Cuba entre los 3 países más desarrollados de América Latina.

Miami recibió de forma inesperada y gratuita esta formidable fuerza de trabajo.   Levantaron no solo a Miami en el orden económico.  Ahí están nuestros cubanoamericanos, corriendo en las carreras presidenciales.

Ahora estamos hablando, de millones de ciudadanos ilegales, sin dudas excelentes seres humanos, que vienen a este país en busca de trabajo, para salir de la miseria que los agobia en sus respectivos  países. Sin embargo, la mayoría  de muy baja calificación, que necesitan ser calificados de inmediato, para poder ser insertados, en esta economía mundial, que cada día es más competitiva.

Desgraciadamente, el orden y el raciocinio se imponen.  Hay que buscar, de inmediato el orden.  En mi opinión, en primer término hay que buscar una salida decorosa a los que están aquí, y segundo,  garantizar la seguridad de nuestras fronteras, para que solo entren a este país, los que realmente reúnan los requisitos para ello.

Los contribuyentes americanos no podemos echarnos sobre nuestros bolsillos, las tragedias que imponen los gobernantes corruptos y dictatoriales de otros países. Lo que este país necesita, es personal calificado, para mantener el ritmo de crecimiento, de una forma eficiente.  De ninguna forma, podemos cargar al “bolsillo de los contribuyentes” la corrupción que hoy prácticamente domina a América Latina.

Es mi opinión. Si estoy equivocado, agradezco criterios y críticas.   A ver si entre todos aportamos ideas y soluciones a este grave problema,

WordPress theme: Kippis 1.15