LA TENAZ LUCHA DE LOS QUE NO HABLAN CON OBAMA Y NO SON “ZANJONEROS” SINO MAS BIEN “PROTESTANTES DE UN NUEVO BARAGUÁ”

TRANSMISORDEVIDEO

Ilustración: Transmisor de video

HECTORJULIOCEDENOPARAILUSTRARARTIC.Desde el Archipiélago: Mensaje de Héctor Julio Cedeño 

Queridos hermanos espero que al recibir estas líneas se encuentren ustedes bien de salud junto a sus familias y sus amigos. Que Dios los bendiga siempre.

En estos días he permanecido alejado de ustedes porque tomé unas vacaciones, obligatorias y pase diez días en Las Palmeras de Picota, una Unidad de Instrucción penal situada en la calle Picota entre Paula y San Isidro en el llamado ‘Casco Histórico’ de Eusebio Leal  muy cerca de la casa donde naciera el Apóstol de la independencia cubana José Martí. Allí ocupe una suite enrejada durante toda la Semana Santa y desde allí percibí la visita del Presidente.

Las vacaciones me las impuso la Seguridad del Estado, un poco por miedo a que realizara alguna actividad “prohibida” durante la visita de Barack Obama. Todo comenzó en la tarde del miércoles 16 de marzo de 2016 cuando al llegar a mi pequeña cueva de la calle Revillagigedo # 8 entre Monte y Corrales en la Habana Vieja se me apareció una turba de policías acompañada de varios Oficiales de la Seguridad del Estado y me practicaron un riguroso e ilegal registro con toda violencia y de manera irregular apropiándose de todo lo que encontraron a su paso.

Según me dijeron al inicio venían buscando un equipo de música, una Laptop y un duplicador, pero terminaron llevándose todo, tres duplicadores para quemar discos de DVD,  el equipo de música, mi Laptop, dos cámaras fotográficas en buen estado y hasta una rota e inservible dañada hace años por ellos mismos, cuatro reproductores de DVD uno mío y tres ajenos que debía entregar a sus dueños, más de tres mil discos de DVD y no sé cuántas cosas más que incluso debo contabilizar, porque fueron varios policías y segurosos apropiándose de cosas que encontraban a su paso.

El equipo de música contenía dentro y acoplado a este un trasmisor de televisión, que debía utilizar en su momento. Consistía en un equipo capaz de captar las transmisiones satelitales y convertirlas en las llamadas ondas redondas que utiliza la televisión y difundirlas en UHF para que llegara libremente a cualquier televisor, sin necesidad de cables.

La idea era algo así como la de constituir un canal de televisión independiente, el primero que se abriría en Cuba, pero fue frustrado por una negligencia. En mi interrogatorio participo una Teniente Coronel de Villa Marista nombrada Kenia y un Mayor nombrado José Carlos Ravelo, querían conocer quien me proporciono el equipo y cuantos equipos como este había en Cuba.

Quienes los tenían y quienes  los habían enviado, habían monitoreado todas mis conversaciones telefónicas y pienso además que hasta se habían logrado introducir en mi correo electrónico, me preguntaban si había sido Luis Felipe Rojas, Carmelo Díaz, Alfredo Cepero, José Alpizar, Calixto Campos o Aldo Rosado quien me lo había proporcionado, si los técnicos de Televisión Martí o que empresa había hecho el trabajo.

Por supuesto que no les dí ninguna información al respecto, solo les dije que se trataba de un esfuerzo conjunto para romper la censura y proporcionar a los cubanos una información diversificada.

Existía un plan para, aprovechando el día 20 de mayo de 2016, cuando se cumple el 114 aniversario de fundada de la República de Cuba, televisar un programa donde se anunciara una convocatoria para iniciar la recogida de firmas entre la población donde se pidiera al gobierno cubano la apertura del espacio radioeléctrico y la entrega de una frecuencia para establecer un canal de televisión independiente.

El plan consistía en movilizar a toda la Sociedad Civil Independiente en la recogida de 10, 000 firmas y presentarlas conjuntamente con una solicitud ante el Consejo de Estado donde se avale la petición. Sin embargo aunque se realice esa solicitud ante el gobierno anti democrático que desgobierna a nuestro país, el cual es completamente intolerante a tales peticiones, deberíamos además seguir realizando esfuerzos para establecer dicho canal independiente.

Se están realizando esfuerzos en un estudio para conseguir emitir programas de televisión sin el consentimiento del gobierno y para eso se hacen pruebas con varios sistemas. Las pruebas hasta el momento se han realizado a pequeña escala y con equipos de poco alcance para saber cuál de los sistemas puede funcionar  más eficientemente  y ser más difícil de detectar. Una vez que se decida ese sistema que debe ser instalado en el país, se procederá.

La entrada por la Aduana de Cuba de trasmisores  enmascarados en  equipos de audio y en otros adminículos solo es parte de un plan, porque esos trasmisores son solo de prueba, los definitivos deben ser de mucha mayor potencia y tamaño y serán construidos dentro del propio país por ingenieros electrónicos y  a partir de ciertos componentes que deberán ingresar como componentes menores para los que al gobierno les será imposible detectar.

Estos equipos deberán difundir las señales de manera que cualquier ciudadano pueda sintonizarla. El esfuerzo de la conocida antena que se ha convertido ya en un dolor de cabeza para los censores que no logran exterminar, no está al alcance de todos porque necesitan entre cinco y diez dólares mensuales para su pago y no en todos los barrios se puede instalar.

Este nuevo sistema sería absolutamente gratuito. En otras comunicaciones continuaré explicando en que consiste el plan. Ahora supuestamente estoy bajo un proceso judicial por estas cosas que me ocuparon y por las intenciones que tenía y tengo de realizar este proyecto. Ahora tiene mi comunicación con el exterior completamente bloqueada a través de la vía telefónica.

Héctor Julio Cedeño Negrín-Periodista Libre de Cuba     REPRESENTANTE EN CUBA DE LA REVISTA LUX.

La Habana jueves 31 de marzo de 2016.

WordPress theme: Kippis 1.15