LA CIA DESCLASIFICÓ DOCUMENTOS SOBRE LA INVASIÓN A CHECOESLOVAQUIA. COMO CASI SIEMPRE LA COBARDÍA DE OCCIDENTE PERMITIÓ LOS CRÍMENES SOVIÉTICOS

Por Freddy Valverde- Radio Praga

El Servicio de Inteligencia de EE.UU. (CIA) ha desclasificado un total de 12.000 páginas de documentos hasta ahora secretos. En la página web de la institución se pueden ver, por ejemplo, informes sobre la invasión soviética de Checoslovaquia en 1968 y datos sobre los países al otro lado de la Cortina de Hierro.

El 21 de Agosto de 1968 los checoslovacos despertaron con los tanques soviéticos ocupando las calles de Praga y de las principales ciudades del país. Habían llegado a aplastar el experimento reformista conocido como la Primavera de Praga.

La invasión fue una sorpresa tanto para los gobernantes checoslovacos, que encabezados por Alexander Dubček querían ponerle una rostro humanos al socialismo, como para la nación en general.

De acuerdo con los documentos hechos públicos por la CIA, Washington sabía de los preparativos de la invasión, según indicó Jan Kalous, historiador del Instituto para el Estudio de los Regímenes Totalitarios.

“Uno de los documentos está fechado el día de la invasión. La situación es del conocimiento de altos cargos políticos y de las Fuerzas Armadas de EE.UU.”.

El investigador Jan Kalous (foto de la izquierda) indica que el Gobierno de EE.UU. se enteró con antelación de lo que el Kremlin había preparado para el país centroeuropeo. Para Kalous resulta evidente que Moscú alertó a Washington de sus intenciones.

“Los soviéticos enviaron una notificación a la administración estadounidense antes de la invasión. Los americanos tuvieron tiempo para preparar su reacción”.

Para el historiador Pavel Žáček, los documentos no ofrecen un testimonio directo sobre qué tipo de información tenía la CIA en torno a la invasión de Checoslovaquia.

“De los documentos no se desprende de cuánta información disponían los servicios estadounidenses sobre los preparativos de la invasión”.

Žáček se centra más bien en las informaciones que recogían los agentes estadounidenses sobre las armas que tenían las Fuerzas Armadas checoslovacas.

Es necesario tener presente que Checoslovaquia era un país del bloque soviético con fronteras al mundo occidental. Se sospechaba que era el único satélite del Kremlin en el que habían sido instalados misiles con ojivas nucleares, de ahí el interés de la CIA por el país centroeuropeo, indican los historiadores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15