LA COMPUTADORA

ESTEBITAESTAESLABUENAHORAPor, Esteban Fernández

No es que los cubanos no sabemos cómo derrocar a la tiranía castrista, es todo lo contrario, es al revés, todos y cada uno de nosotros tenemos y sabemos la forma exacta de cómo lograrlo. Y desde luego, cada forma es distinta y diametralmente opuesta a las de los demás.

Eso siempre ha sido así, desde un principio, pero antiguamente las ideas y planes de cada cubano solamente iban directamente a sus familiares a la hora de sentarse a la mesa a cenar y eran compartidas con cuatro o cinco amigos que las escuchan, discrepaban, y cada uno de ellos daba otra opinión y ahí se pasaban las horas, los días, los meses y los años discutiendo planes. En esa época era común y corriente escuchar a alguien decir al ver a un grupo de compatriotas en una esquina discutiendo: “Mira, ahí están los cubanos  comiendo lo que pica el pollo y tumbando a Fidel Castro”.

Ah, pero de un tiempo para acá la cosa ha mejorado (o ¿será “empeorado”?) desde que la mayoría de nosotros descubrió una cosa maravillosa llamada COMPUTADORA. Ya no es necesario que nadie vaya a reunirse a la entrada de un negocio cubano a hablar de Cuba, ahora desde la tranquilidad de nuestros hogares, desde una pequeña oficinita, en la sala de la casa o en el ático, a cualquiera hora del día o de la noche andan los cubanos sentados ante sus  computadoras tecleando y haciéndoles forward a cuanta noticia reciben. A veces no saben ni qué diablos fue lo que le hicieron forward pero no importa allá va eso.

Y dicho sea de paso hay muchísimos patriotas que utilizan la Internet para fines sinceramente anticastristas y  como un arma para atacar a la tiranía pero quede claro que a nosotros los cubanos siempre nos ha encantado dar nuestras altisonantes opiniones, somos noticiosos,  encima de eso somos extremadamente grandilocuentes y gracias a las computadoras podemos darles riendas sueltas a nuestra grandilocuencia. En la actualidad nada nos hace sentir más importantes que ser dueños y señores de las computadoras y lanzar al espacio nuestras ideas.

Es decir que podemos recibir un Email a las tres de la mañana de un ancianito cubano que vive en Utah, rodeado de nieve y venados, que durante 50 años -y quizás desde el mismo enero del 59- no le ha tirado ni un hollejo de naranja a la tiranía que dice: “¡Carta abierta a Raúl Castro de Estanislao Paniagua desde Utah exigiéndole la libertad de los presos políticos cubanos!”. Para mí, que el pobre viejo en Utah piensa que Raúl Castro va a leer su carta, asustarse y decir: “¡Ñooo, mejor que abandone el poder porque ya hasta Estanislao en Utah está echando chispas  en contra mía!”

¿Ustedes no han recibido correos electrónicos con rimbombantes declaraciones como: “Nosotros nos oponemos radicalmente a que sigan golpeando injustamente a las Damas de Blanco”?  Y no les dan deseos de contestarles: “Ustedes ¿y qué ejército van a evitar las golpeaduras en Cuba?”

Ah, y cualquiera -no se crean que soy yo solo- tiene listo un montón de escritos en cartera para lanzar lo mismo en la Internet que en Facebook. Les juro que cada vez que yo envío un artículo me salen 10 viejos que me dicen: “¡Oh, ya yo escribí sobre este tema antes!”

Y por si esto fuera poco yo noto que existen quienes las computadoras los envalentonan de una forma extraordinaria porque mediante ellas inmediatamente se sienten a la altura de los combatientes de siempre  e intentan polemizar con los que llevan 55 años batiendo el cobre contra la tiranía. Es decir que, según la mentalidad de algunos, una computadora equipara a cualquiera con toda una vida dedicada a la causa.

Y lo mismo nos pueden lanzar “Una Declaración de Principios”  que “Una protesta airada contra el presidente Obama, que “Un plan fantasmagórico”, que “Una lista de motivos y culpables de la destrucción de Cuba”.

Pero quiero hacer una salvedad con varios compatriotas que dicen cosas así pero están avalados por sus organizaciones. Uno es Rodolfo Nodal Tarafa quien es criticado por algunos pero lo que él dice es respaldado por un grupo de compatriotas que lo siguen. También mi queridísima amiga Sara Martínez Castro que cuando me manifiesta: “Hemos decidido, vamos a hacer, pensamos de esta forma, o el viernes vamos a honrar la memoria de Vicente Méndez” yo sé que me está hablando a nombre de Alpha 66, con Yoel Borges que todos sus comunicados son en representación de La Junta Patriótica y del Colegio de Periodistas de California. Y una mención especial para Perly Viasmensky, general manager de Las Vegas Tribune, quien utiliza la Internet para averiguar, documentarse, preguntar y estar al tanto de la historia pasada y la realidad actual de Cuba.

No solamente son ellos, mi respeto para  todas las personas serias como ustedes que usan la Internet con mesura y verdadero patriotismo -de que las hay las hay-  un abrazo para los bloguistas  verdaderamente anticastristas,  para aquellos que pertenecen a una agrupación de lucha, social, cultural o fraternal  y  que no son lobos solitarios dándose autobombo ni creyéndose ser “la gran cosa” desde la oscuridad de un sótano frío.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15