LA CULPA DE TODO NO LA TIENE EL TOTÍ; SINO LOS QUEDAITOS DE OBAMA

Por, Dr. Santiago Cárdenas- Especial y en primicia para Nuevo Acción

En el drama cubano la racionalización como mecanismo de defensa colectiva abunda. Y es válida. Lo malo es que de continuar nos llevará a la oligofrenia colectiva.  Más bien el paripé colectivo. Después de  diecisiete meses en el poder y las promesas del “Artime” seguimos tratando de buscar un culpable del  “fracaso” de la política de nuestro gran Presidente hacia los CastroCanelos.

Como hay que buscar siempre un culpable, desde el bíblico Satanás, nuestro dedo inquisidor apunta ahora  a los “quedaítos” de Obama. Una entelequia difusa, dirigida hacia ciertos oscuros  funcionarios  que permanecen intocables y “poderosos”, muy poderosos, en algún recóndito lugar del Departamento de Estado, primero con Tillerson, ahora con Pompeo. Uhmm…“ ! Permítanme que me sonría !; Dr Grau” (del refranero de la  república ). De ser eso cierto, que no lo creo, habría que reconocer  que  Trump es un inepto. Total.

Pero, no. No me voy a unir al coro aberrante de los maniáticos críticos  y a la prensa golpista en contra de Donald. Hay que reconocer que en su política internacional le devolvió  muy pronto a los EEUU. su dignidad imperial y su capacidad de negociación, tan importantes, que  estuvieron ausentes en el octienio de la obaminación, perdón, la abominación. Un jueguito de palabras  con significados equivalentes.

Dije fracaso en términos  evidentes y prácticos. Analice, sin prejuicios, este trípode, donde se juega con la cadena, que no con el mono.  Primero: Aumenta día a día el comercio con la isla; el remeseo y el viajeteo.  Segundo: se posterga la firma  del título 3 de la ley Helms-Burton. Tercero: la respuesta a los ataques  grillosónicos a los diplomáticos, no rebasa el  de un jueguito de  niños de kindergarten con tijeritas de palo. !Que papelazo!  Y ni hablar del monocambio cultural que sigue  en su gira triunfante.

Una potencia mundial no se  comporta de esa manera. O puede hacerlo; con el riesgo  de hacer el  papel de Cheo Malanga (del teatro bufo  de la república)

En fin, que yo no quiero  alcanzar un “mejor tratado “como proclamó el candidato Trump. Ni deseo nuevas conversaciones “secretas”.

No  sé qué dirá  acerca de todo esto nuestro honorabilísimo senador  Marco Rubio desde Washington, que está encargado extraoficialmente de la  nueva política  hacia Cuba.: “ese gallo que no canta; algo tiene en la garganta” (del  choteíto  y la picaresca criolla).

Un Comentario sobre “LA CULPA DE TODO NO LA TIENE EL TOTÍ; SINO LOS QUEDAITOS DE OBAMA

  1. Es un estafador. Una Estrella de shows de TV que manipuló racistas y misógenos. Repito: ESTAFADOR.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15