LA FALTA DE ORGULLO DE LOS ANTEPASADOS CUBANOS

por Esteban Fernández

Observe usted que cada vez que hablo de mi orgullo por mi generación y sobre todo por la generación que me precedió que llevaron a la Cuba del pasado a la prosperidad e hicieron de Miami una gran ciudad me salen algunos a contradecirme.

Y no me llevan la contraria tranquilamente sino en una forma descompuesta y agresiva. Y dicen cosas como: “Sí, la generación que perdió a Cuba, la generación puso letreros en las fachadas de sus hogares  de “Esta es tu casa Fidel”.

Sinceramente siento una mezcla de ira y de lástima porque no están hablando de usted ni de mí, están hablando de sus padres, de sus abuelos, de sus antepasados. Ellos no nos vieron a nosotros luchando a brazos partidos contra la implantación del régimen totalitario.

Entonces ¿Qué generación de cubanos vieron ellos aplastados, sumisos, y diciendo constantemente anta cada barrabasada del tirano “comandante en jefe ordene”.

Obviamente hablan de lo que ellos observaron en sus casas, entre los antepasados de ellos y de sus amigos,  y prácticamente entre todos los viejos que los rodearon.

Enséneme usted un joven cubano exiliado que su padre haya estado recluído 10 años en Boniato, o que su abuelo haya sido ardientemente militante del MRR o del Movimiento 30 de Noviembre y fue fusilado en la Cabaña por el Che Guevara y que diga que: “Mis antepasados fueron unos pendejos”.

Nos ponemos bravos ante tanta ignorancia, pero compasión nos deben producir los que tratan de involucrar a dos generaciones de cubanos por la actitud de “Papito paredón y mamita Comité”.

¿Creen ustedes que yo estuviera escribiendo estas líneas si mi padre hubiera sido “Guardafronteras” y hubiera asesinado a  niños y mujeres indefensas dentro del remolcador 13 de Marzo? No, estuviera en Miami soltando en casa esquina el clásico “Que bolá asere” y tirando a todos los patriotas cubanos dentro del saco llenos de milicianos, chivatos y asesinos.

De niño yo me crie en un lugar donde jamás conocí a nadie orgulloso de que su abuelo fue “guerrillero” en la época de España, sin embargo, el que tenía una sola gota de sangre de descendencia mambisa era admirado por todos.

Y jamás, nunca en la vida, escuché a nadie decir que nuestros antepasados no lucharon por sacar a Cuba de la bota   española.

5 comentario sobre “LA FALTA DE ORGULLO DE LOS ANTEPASADOS CUBANOS

  1. Te quedastes corto Estebita

  2. Excelente articulo el cual deberia ser MEMORIZADO por todos los cubanos nacidos antes y despues del ’59…Especialmente los nacidos despues de ese nefasto año.

    saludos

  3. Excelente escrito del amigo Esteban, el cual a dicho en este articulo, lo que en realidad vemos y oimos todos los dias.
    Y esto me recuerda, recien mudado a la Florida, desde
    New York, lugar donde vivi por 41 años, donde nacieron mis hijas…al hacer esa movida de la mudada, lo primero que hizo mi esposa fue renovar y modernizar los gabinetes de la cocina; me cae un cubano carpintero, recien llegado, creo yo, pues estoy recordando lo que me sucedió hace 20 años y entramos en el tema de la politica cubana y le dejé saber mi posicion….el muy descarado, me dice, buenos ustedes salieron huyendo y nos dejaron embarcados… y para no defecarme en su madre le dije…..en Cuba nadie salió huyendo y muchos buenos cubanos confrontaron la situacion, pero la culpa la tuvieron, tu padre, tu madre y tus abuelos (inclui la familia, para mencionarle la madre) que fueron los que gritaron “Fidel esta es tu casa y aqui esta mi mujer”…el tipo se metió la lengua donde no le daba el sol y no dijo mas….se calló y gracias a Dios que ya habia terminado el trabajo; si este intercambio hubiera sido mas temprano, me hubiera quedado con la cocina desbaratada. Mas nunca lo vi pues ya habia cerrado su negocio….o lo perdió, ni se cual fue su destino. Es asi como aun se expresan 20 años mas tarde.
    FELICIDADES ESTEBAN !!! te la comistes..!!

  4. Nuestra generación tiene miles de miles de mártires,la generación de estos aceres que vola’ los mártires que tienen,se pueden contar con una mano y todavía sobran dedos.
    Te felicito por tu artículo Estebita.

  5. Excelente articulo, amigo Esteban, una verdad mas grande que un templo.
    Fernando Fernández.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15