LA FIESTA DEL PANTANO (I)

Congresistas y senadores casi vitalicios.

Por, Fernando Godo

El presidente Obama termina su segundo periodo en el 2017. Es la cabeza del gobierno en Estados Unidos. No puede reelegirse en su cargo. Un nuevo presidente llega a la Casa Blanca el 20 de enero. Es lo que dice la constitución.

¿Y el resto del gobierno? 100 Senadores (2 por estado). 435 Congresistas (en número proporcional a la población de cada estado) ¿Qué pasa con ellos? No hay límites a sus periodos. Pueden estar ahí 20, 40 o ¡50! años. El “gobierno” se ha convertido en estilo de vida para muchos. Ganar 174 mil dólares al año, y beneficios como gastos de viaje, pago de renta, etc.

Viven chupando la teta de la vaca eternamente, “sirviendo a la comunidad”. Nuestros impuestos pagan sus comodidades. ¿Quién sirve a quién?

¿Contenido de trabajo? El más importante es ejercer el voto sobre propuestas de leyes. ¿La realidad? Algunos ni siquiera se presentan en el senado cuando tienen que votar. Esta “gracia” no es característica en un solo partido. Desde el demócrata Obama, cuando era senador, hasta el republicano Marco Rubio, que declaró no poder ir a las votaciones por estar ocupado en su campaña presidencial y “resolver los problemas del país”. ¿Los salarios? Bien, Gracias. No se les descuenta un centavo. ¿Usted sabe dividir?  174 entre 12. Son más de 14 mil dólares mensuales lo que ganan por “servir al pueblo”. Auséntese usted de su trabajo y verá…un machetazo en su salario mensual.

Un poco menos de la mitad de los 100 senadores…son millonarios. De las 10 primeras fortunas en el congreso 7 son demócratas. ¿Demócratas? ¿Creía que los ricos eran los republicanos? Si, por supuesto; pero también los demócratas que dicen “ayudar a los que tenemos menos”.

Reciben un retiro vitalicio. El promedio actual es 60 mil dólares anuales. Cualquier senador relativamente joven puede ganar eso cuando se retire. Muchas pensiones sobrepasan los 100 mil. Eso depende de la cantidad de años “sirviendo al pueblo”. ¿Retiro?

Robert Byrd, senador demócrata. 53 años “sirviendo al pueblo”. Un racista líder reclutador del Ku Klux Klan. En 1964 pronunció un discurso de 14 horas en el senado… contra la ley de derechos civiles para los negros en Estados Unidos. Murió en 2011… como senador…en silla de ruedas. En su funeral pronunciaron palabras de elogio Hillary Clinton y…Obama. ¿Obama guataqueando a un ex miembro del Ku Klux Klan? Busque el video en internet.

Strom Thurmond. En 1957, demócrata recordista. Discurso más largo en el senado. 24 horas hablando contra la ley de derechos civiles a los negros. Se opuso al decreto de la corte suprema que autorizaba a los negros a asistir a las escuelas de blancos. Thurmond nunca reconoció en vida una hija que tuvo con una sirvienta. ¿Tengo que decir el color? Thurmond “sirvió al pueblo” 49 años.

Desde 1981 hasta el 2011 fueron presidentes pro tempore, el segundo puesto más importante en el senado, al frente de las sesiones en ausencia del vicepresidente. Thurmond, transformado en republicano, hasta que murió en el 2003 a los…100 años. Y Byrd, eterno demócrata, hasta que murió en el 2011 a los 93. ¿Por qué este tipo de personajes permanece tantos años en el gobierno de Estados Unidos?

El 3 de enero del 2017 los senadores Ted Cruz y Ron de Santis propusieron en el congreso una enmienda constitucional para poner límites en el gobierno. Dos periodos de seis años para los senadores y tres periodos de dos años los congresistas. Trump apoya esa propuesta. A este movimiento se le llama “Drenar el pantano en Washington”. ¿Se acaba la fiesta?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15