LA HISTORIA DE UN CONSULTORIO DE OPTOMETRÍA PARA LA ASOCIACIÓN SAN JOSÉ OBRERO

CONSULTORIODEOPTOMETRIACLINOCASFDEASISASJOPADREALEJANDROLOPEZTUEROPor, Padre Alejandro López Tuero

Muchos amigos que vienen a traer cosas a los contenedores (en Miami) no se imaginan cómo evolucionan sus donaciones cuando son descargadas en Choluteca…y me preguntan: ¿Qué haces tú con todas esas cosas tan diferentes, cuando llegan a allá? ¿Todo lo que la gente trae le sirve a alguien? ¿Para qué te puede servir esa “chatarra”?

Sería demasiado largo explicar en detalle el proceso de todas las donaciones. Muchas de las cosas que traen tienen una larga historia, que algunas veces los donantes me cuentan. Como por ejemplo…la historia de un consultorio para optometría que nos donó el Dr. Octavio N. Sabater, camagüeyano, farmacéutico y optometrista. Su padre también era optometrista y además joyero. Familia numerosa: 9 hermanos varones y una mujer.

Eduardo lleva 61 años de feliz matrimonio con Raquel Tomé, también farmacéutica y maestra. Llegaron a Miami en 1967 con nueve hijos. Eduardo comenzó a trabajar de inmediato en un taller de óptica. Caer en Miami en aquel tiempo y con 9 hijos no debe de haber sido cosa fácil, pero Eduardo asegura que la unidad familiar fue su salvación en el exilio.

En 1972, Eduardo estableció su propia óptica y allí trabajó asiduamente, hasta que hace dos años tuvo que someterse a una cirugía de corazón y sus hijos se pusieron de acuerdo para “retirarlo”. Parece que no era fácil persuadirlo de que cerrara su óptica y dejara de trabajar. Por fin convencieron al padre de que todos sus equipos de optometría y muebles de oficina podrían de ser de gran utilidad en Choluteca, en la Clínica San Francisco de la Asociación San José Obrero, de la que todos ellos son colaboradores. Eduardo se dejó convencer por este argumento  y muy generosamente donó su oficina completa.

Hoy, los hijos de Eduardo y Raquel son todos profesionales exitosos. Además, tienen dos biznietos y 21 nietos, algunos de ellos son ya profesionales (3 médicos, un dentista, etc., etc.)

Toda la oficina y los equipos para optometría del Dr. Eduardo Sabatés ya han comenzado una “nueva historia”, prestando servicios en la clínica San Francisco de Asís, tal como aparecen en la foto (que encabeza este artículo). Tenemos un oftalmólogo en la clínica, cuya hija es optometrista y viene dos días por semana a atender personas que no pueden pagar por ese servicio o comprarse los espejuelos.

¡Muchísimas gracias a Eduardo, a su esposa Raquel y a toda la familia Sabatés! ¡Que Dios los bendiga!

Nota: El padre Alejandro  estará en Miami en los lugares y fechas siguientes:

En San Lázaro del 4 al 11 de febrero-4400 W. 18 Ave-Hialeah

En St. Dominic del 12 al 14 de febrero- 5909 N.W. 7 St-Miami.

Pueden traer cualquier cosa que deseen donar o que ya no necesiten, especialmente ropas de todas clases, medicinas, laterías, leche condensada o en polvo, juguetes, electrodomésticos, materiales de construcción,  etc.

Un Comentario sobre “LA HISTORIA DE UN CONSULTORIO DE OPTOMETRÍA PARA LA ASOCIACIÓN SAN JOSÉ OBRERO

  1. Cuando es la proxima visita a Miami del Padre Alejandro?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15