LA HISTORIA EN LA MEMORIA: DE CUANDO DESDE WASHINGTON VINO LA ORDEN DE PARAR TODA ACTIVIDAD BÉLICA CONTRA EL CASTRISMO

DECLARACIONESDEALDOROSADO1970A mediados del año 1970, el Gobierno norteamericano—siendo presidente Richard Nixon—tratando de congraciarse con la tiranía de Fidel Castro, puso en práctica su política de mano dura contra los opositores anti castristas que creíamos en y practicábamos la lucha armada.

La oficina del Departamento de Estado en Miami, citó por separado y con carácter urgente, a través de Matthew Smith, funcionario de dicho Departamento en Miami, a media docena de dirigentes exiliados, para notificarles y advertirles que no se permitiría ninguna actividad anti castrista y confinaron al Condado de Dade a algunos de ellos, con la prohibición de acercarse al mar.

Entre esa media docena de luchadores estaba nuestro director, a la sazón Jefe Nacional del Movimiento Nacionalista Cristiano.

En la copia de un titular del periódico Alerta, que dirigía el periodista Benjamín de la Vega (ver foto de arriba) Aldo Rosado-Tuero hizo fuertes declaraciones en contra del úkase impuesto por la Administración norteamericana.

“Pretende Washington fusilar la voluntad de lucha del exilio”, dice Aldo Rosado, proclamaba en titular; y entre otras cosas se puede ver parte de esas declaraciones: “El Gobierno de Estados Unidos, a través del Departamento de Estado, pretende fusilar con úkases dictatoriales los anhelos y la firme determinación de los cubanos del exilio, de luchar hasta la última bala por la liberación de Cuba”, así expresó a “Alerta” el Jefe Nacional del Movimiento Nacionalista Cristiano, Aldo Rosado…

“En tono enfático el joven líder del MNC criticó la postura del Gobierno de Estados Unidos expresándonos: ‘Es una política torpe y entreguista la postura de cercenar los esfuerzos de los que sí somos aliados de los EE.UU. Con esta actuación insólita Washington ayuda a Castro, y los que es peor, le deja la vía libre para la insurrección y la subversión, que está ejecutando con toda impunidad desde hace más de diez años. Al funcionario que nos dio el recado, le decimos ahora públicamente, lo que le dijimos personalmente: No nos arredran amenazas ni amonestaciones. Será un timbre de orgullo para los luchadores cubanos por la libertad que se nos lleve a los tribunales americanos por combatir por los mismos derechos que lucharon los fundadores de esta nación”. (Fin de la cita)

 Esta es una fracción de la historia que desconocen los que se creen que porque hacen una reunión dentro de una casa  dentro de Cuba y muy de tarde en tarde, salen a la calle a coger golpes, que se “comen el azúcar crudo” y “el agua sin mascar”, y cada vez que se les critica salen con la respuesta de que los que no estamos dentro no tenemos moral para criticarlos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15