LA HISTORIA EN LA MEMORIA: EL GENERAL COLOMBIANO AVELINO ROSAS “EL LEÓN DEL CAUCA” EN LA GUERRA DE INDEPENDENCIA DE CUBA

generalavelinorosaselleondelcauca

El General colombiano Avelino Rosas, el León del Cauca, Se sumó a la gesta cubana a petición de Antonio Maceo.

Nacido en Colombia, el 15 de abril de 1856, Avelino Rosas, después de una audaz  carrera militar en su patria, de la que se había exiliado y residiendo en Curazao recibe el 15 de octubre de 1895 una carta del mayor general Antonio Maceo invitándolo a participar en la Guerra de Independencia de Cuba. Aceptó y partió hacia Nueva York, adonde llegó en enero de 1896 para ponerse a disposición de la delegación cubana en el exterior.

Fue enrolado, con grado de general de brigada, en la frustrada expedición del vapor Hawkins, la cual bajo el mando del mayor general Calixto García, naufragó frente a las costas de Nueva York, el 26 de enero de 1896.

El 15 de marzo zarpa desde Atlantic City una nueva expedición, esta vez en el vapor Bermudas, al mando de García y con Avelino Rosas como segundo comandante, con el grado de brigadier general del Ejército Libertador de Cuba. Llevando a bordo 73 hombres, mil fusiles, un cañón, municiones, medicinas y equipos, el 25 de marzo el grupo desembarca en Marabí, en el Oriente de la Isla.

Para ese momento la guerra contra España lleva más de un año, José Martí ya ha caído en combate y las tropas cubanas han propagado las acciones a todo el territorio bajo el mando de Máximo Gómez y Antonio Maceo.

El General en Jefe, Máximo Gómez, hace una solemne presentación de Rosas ante el Cuartel General en un campamento el 17 de junio. Días después sale para Camagüey, nombrado por Gómez como jefe de la Brigada de Infantería en esa provincia. Después de una exitosa campaña pasa a Las Villas junto al general Serafín Sánchez y está a su lado cuando muere en combate el 18 de noviembre. Días después cae Maceo.

En Sancti Spíritus rechaza un ataque enemigo al campamento que alojaba al Estado Mayor y al Gobierno en Armas. Asalta con éxito al general español Adolfo Jiménez, participa en el célebre ataque contra la base de Cascorro, en Camagüey, y comanda el cuerpo de infantería cuando el núcleo del Ejército Libertador atraviesa la Trocha de Júcaro a Morón (amplia franja que cortaba la Isla para impedir el tránsito de los patriotas, delimitada por trincheras y alambres de púas con iluminación eléctrica, fortines y un ferrocarril de punta a punta).

También está en célebres acciones como las de Minas y Punta Brava y obtiene victorias en las provincias de Matanzas y La Habana.

El 8 de enero de 1897 es ascendido a general de División y designado jefe de la División de Matanzas, en el Occidente, en sustitución del general José Lacret.

Participa combates en Santiago durante la ocupación de Cuba por tropas de Estados Unidos a mediados de 1898.

Licenciamiento

Terminó la guerra en el Cuartel General del Departamento Occidental, bajo las órdenes del mayor general Mayía Rodríguez. Posteriormente solicitó el licenciamiento para regresar a su patria, lo que le fue concedido el 3 de diciembre de 1898.

Regresa a su patria  donde Al frente de un numeroso contingente de revolucionarios combatió a los conservadores durante la Guerra de los Mil días, en Colombia.

Fallece en el combate de Puerres, el 20 de septiembre de 1901, donde resultó mortalmente herido.

Un Comentario sobre “LA HISTORIA EN LA MEMORIA: EL GENERAL COLOMBIANO AVELINO ROSAS “EL LEÓN DEL CAUCA” EN LA GUERRA DE INDEPENDENCIA DE CUBA

  1. Da tristeza que a este general lo tengamos olvidado en Colombia. Asesinado de 45 años en Puerres (Nariño) su mujer, Teresa Patiño y sus 3 hijas, parten para Nueva York, donde le dan hospedaje a José Eustasio Rivera Salas y a muchos mas colombianos, entre otros a Enrique Olaya Herrera en 1930, siendo ya Presidente Electo. Cuando Fidel Castro toma el poder en Cuba, le suspenden a la viuda su pensión. Regresan a Colombia, donde Tulia Rosas Patiño, la última de las hijas muere en Fontibón. Allí, mi madre (ahijada de Teresa) y yo, que tenía 18 años, encontramos la espada del Gral. Rosas que le obsequió el gobierno del Ecuador y que todavía conservo, fotos y su tarjeta personal de “León del Cauca”. De José Eustasio Rivera encontramos también documentos, pues él murió en New York siendo su huésped.

    La viuda nunca recibió pensión alguna del Gobierno colombiano y pasó grandes dificultades económicas ya de nuevo en Colombia. Toda la familia pasó al olvido. Que pesar!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15