LA HISTORIA EN LA MEMORIA: HOLGUÍN EN LA ORGANIZACIÓN DEL PARTIDO ORTODOXO

En la foto: Miting ortodoxo, Millo Ochoa y Eduardo Chibás, segundo y tercero de izquierda a derecha

Por, César Hidalgo Torres

La lucha dentro del Partido Auténtico se agudizó a lo largo del año 1946 y llegó a un clímax que dio lugar al surgimiento del Partido Ortodoxo. De esa lucha Holguín no estuvo ajeno, antes bien fue en este lugar norteoriental de Cuba donde se dieron con más fuerza las contradicciones auténticas, o por lo menos, fue en Holguín donde radicó el impulsor de la formación de un nuevo partido, Millo Ochoa.

Porque Millo Ochoa (foto de la izquierda) es, indudablemente, quien compulsó la separación de los rebeldes ortodoxos del PRC(A) y la creación del PPC(O), por lo tanto su figura antes y durante la ortodoxia necesita un estudio profundo: él no solo fue uno de los jefes más importantes de ese partido sino que, por la trascendencia de su personalidad, Millo Ochoa fue uno de los más importantes líderes locales y nacionales de los veinticinco años finales de la República burguesa cubana.

Para algunos Millo fue el padre de la ortodoxia, no solo porque fue quien proclamó la candidatura presidencial de Chibás enfrentando la burocracia auténtica, sino, también, porque fue quien desde el principio propuso la separación de los que seguían a Chibás del autenticismo y la figura más radical a favor de la creación del nuevo partido.

Suárez Rivas es del criterio que sin el aval de Millo como jefe Auténtico de oriente, no hubiera cristalizado la ortodoxia[1], porque, dice, el holguinero poseía una masa de adeptos que puso a disposición de la nueva empresa y, en especial, la burocracia del Autenticismo oriental que trabajó sin desmayos en función del nuevo partido que se formaría.

La prensa holguinera dio cuenta de las maniobras de Millo Ochoa y del respaldo que tuvo dentro del autenticismo local primero y dentro de la ortodoxia después. Veamos ejemplos de la anterior.

El periódico La Doctrina con fecha 10 de marzo de 1947, dijo: “La Asamblea Municipal del PRC(A) respaldó plenamente al senador (Millo Ochoa) en su actitud  frente al presidente Grau. (…) El ex alcalde municipal Juan J. García Benítez fue únicamente quien levantó su voz para defender al actual gobierno y pedir la unificación de las fuerzas auténticas”. (Pero esa actitud de García Benítez varió muy rápido y desde entonces estuvo siempre entre los que se opusieron a Grau).

Y sigue La Doctrina haciendo la crónica de la Asamblea Municipal Auténtica del 10 de marzo del año 1947: “…los retratos de Grau fueron quitados, rotos y quemados”. Era aquel un acto que dejó bien claro cuál era y sería posteriormente la postura de los auténticos de la ciudad de La Periquera, o dicho en términos definitorios, ese día los auténticos holguineros quemaron sus naves y se lanzaron al combate por la formación de un nuevo partido, incluso, fue en esa reunión donde públicamente Millo Ochoa anuncia que renunciará su puesto de Jefe del Autenticismo oriental para dedicarse por entero a la organización del movimiento ortodoxo.

Por ser Oriente un lugar importante y especialmente Holguín, se recibieron aquí las visitas de líderes importantes durante el proceso de constitución de la ortodoxia, Chibás y Millo Ochoa entre ellos y los también senadores Galano y Fico Fernández Casas, los representantes a la Cámara Rafael Díaz Fernández, Claudio Álvarez Lefebre, Julián García Benítez, Luis Ochoa Rojas, Rubén León García, Roberto García Ibañez, Javier Vivero, el jefe del ABC José Miguel Sera, y los alcaldes Alberto Saumell de Bayamo, Raúl Cabrera de Puerto Padre, Nicolás Gómez Sedano de Sagüa de Tánamo, José Hernández Cruz de Victoria de Las Tunas,  Ricardo Pérez Mongado de Baracoa y Alberto Sánchez de Mayarí. (Estos dos últimos volvieron al Autenticismo). Obviamente el alcalde de Holguín, quien, además, era hermano de Millo Ochoa, “Guarro” Ochoa, también apoyaba la formación del partido Ortodoxo.

Sin lugar a ninguna duda que las visitas de Chibás tuvieron un papel importante en el proceso de organización de la ortodoxia; él era el principal promotor del partido y su voz más autorizada. En Holguín, como en el resto de Oriente, siempre era esperado con ansiedad por los pobladores sin importar la clase social a la que pertenecían. Sirva de ejemplo uno de esos recorridos, que no el único, realizado el 21 de septiembre de 1947, a muy escasos días de la creación del PPC(O).

Esta jornada Chibás la comenzó el 19 por Bayamo, luego fue a Palma Soriano, Santiago de Cuba, Gibara y finalmente Holguín. El acto se inició a las 8.30 de la noche, luego del arribo de Chibás a Holguín procedente de Gibara, donde había hablado a las 3.00 de la tarde.

El discurso de Chibás en Holguín fue transmitido por radio. Dijo que sentía una gran satisfacción por estar de nuevo en la ciudad, “al lado de ese magnífico y valiente paladín de la cruzada del Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo), el compañero Millo Ochoa”. Luego se refirió a los hechos de Marianao, donde pistoleros del Inciso K habían hecho una matanza y entonces comienza a analizar aquellos hechos sangrientos, enjuicia las violaciones del Ministro de Educación de Grau y finaliza asegurando que “el Apóstol de la Cubanidad se ha convertido ya en apóstol de las pandillas. Más, no importa, porque el pueblo cubano aquí en Holguín, en la provincia entera de Oriente, en la República toda, harto de tanto crimen y de tanto robo en un régimen de fango y de sangre, se ha puesto de pie para decir a los pandilleros: ¡No pasarán! El pueblo de Cuba tiene la palabra”[2].

Dos días después del acto el Comité Ejecutivo Municipal de la Sección Juvenil Auténtica de Holguín, en 23 de junio, después de haber consultado a sus integrantes, decidió disolverse y pasar en pleno a la Sección Juvenil del Partido del Pueblo Cubano (O), a la vez que informó a la opinión pública que consideraban que el Gobierno de Ramón Grau había incumplido con el programa de la Revolución y que en vez de reformar la sociedad cubana, había permitido la corrupción y había favorecido a políticos de otros partidos, por tanto ellos lo acusaban de “traidor, por haber violado y prostituido los principios revolucionarios que originaron la fundación del Partido Revolucionario Cubano (Auténtico)”. Los firmantes se constituían en Comité Gestor Municipal del PPC (O)[3].

La Asamblea Municipal de constitución del Partido Ortodoxo en Holguín fue convocada para el 14 de diciembre a las diez de la mañana.

[i][1] Suárez Rivas, Eduardo. Un pueblo crucificado. Miami. Florida, USA, 1964. p. 226.

[ii][2] Archivo Nacional de Cuba. Fondo Eduardo R. Chibás. Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo). Expediente 198. Legajo 6.

[iii][3] A la opinión pública. Este documento lo firmaban como miembros del Comité Ejecutivo Municipal de la Sección Juvenil Auténtica de Holguín: Ángel González Tamayo, Douglas Bosch, Rafael Fernández, Nicolás de la Peña Rubio, Joaquín Serrano, José Geada Rubio, Fermín Santos Cuquejo, Claudia Mir, Pedro Rogena Camayd, Javier Aguilera, Aracelis Hernández y aparecen sus nombres pero no su firma de Julio Patiño y Luis Alonso Reverter.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15