LA HISTORIA EN LA MEMORIA: ¡LAS VUELTAS QUE DA LA VIDA!

Por Aldo Rosado-Tuero

Corrían los primeros meses de 1959. El gobierno de Batista se había derrumbado y los victoriosos revolucionarios ocupaban posiciones en todas las Instituciones del país. Comenzaba el forcejeo. Las fuerzas del 26 de Julio, las del Directorio y los comunistas (como tales e infiltrados en los otros dos movimientos) luchaban por controlar los órganos del Estado y las organizaciones de masas.

Se acercaban las elecciones para elegir  a la Dirección de la Federación Estudiantil Universitaria, la mil veces, hasta entonces gloriosa FEU. Orestes Guerra “Guerrita”, Mario de Armas, José “Richard” Heredia y otros compañeros lanzaron la candidatura de Pedro Luís Boitel para la Presidencia de la FEU. La figura de Pedro Luis se había agigantado en la lucha clandestina contra Batista, y contaba con grandes simpatías por haber sido además presidente de los alumnos de Ingeniería.

Frente a la de Boitel, los del DRE (Directorio Revolucionario Estudiantil) y los rojos levantaron la candidatura del Comandante del DRE Rolando Cubelas Secades.

Por representar al mayoritario 26 de Julio, la elección de Pedro estaba  asegurada; pero ocurrió un hecho que indicó que algo raro estaba ocurriendo: Se celebraba un mitin en la “Plaza Cadenas” y, de repente, mezclada entre el estudiantado, destacó una turba, entre los que se reconocían fácilmente a muchos “barbudos” e incondicionales de la tropa de Raúl Castro, que comenzaron  a agitar y se impusieron por la fuerza, impidiendo hablar a Boitel. Todo terminó a golpes.

Después vino la intervención de Fidel y su “cañona” en apoyo de Cubelas, para que ocupara la presidencia de la FEU, en contra de la gente del 26 de Julio. Boitel pagó su rebeldía por oponerse a los designios de quien ya apuntaba como  dictador implacable, muriendo como un varón en la cárcel. “Richard sería detenido poco después y conducido a presencia de Raúl Castro, quien  le profetizó: Te pudrirás en la cárcel”. Y efectivamente purgó una larga pena. “Guerrita”, Mario de Armas, Gregorio del Campo y los otros tuvieron que emprender el camino del exilio. Y Rolando Cubelas, en aquellos momentos, el preferido de Fidel y Raúl, después conspiró con la CIA para asesinar a Fidel Castro y a la hora de la verdad se “aflojó” y le contó toda la conspiración con lujo de detalles al propio Fidel. Por conspirar fue a la cárcel. Por haberle confesado todo a Castro salvó la vida y hoy vive exiliado.

Como nos enseña la historia, la vida da muchas vueltas. ¿Dónde estarán y que habrán hecho, de aquí a algunos años, algunos de los actuales jerarcas del “Raulato”?

La foto que ilustra este artículo es de la época  en que Boitel aspiraba a la presidencia de la FEU, aparecen  de derecha a izquierda: Pedro Luís Boitel, “El Centauro de Acero” como lo bautizara nuestro Director; José Heredia “Richard” y  Orestes Guerra “Guerrita”, ex presidente de los alumnos de la Escuela de Ciencias Comerciales.(Fotos: Archivo de Aldo Rosado-Tuero)

Un Comentario sobre “LA HISTORIA EN LA MEMORIA: ¡LAS VUELTAS QUE DA LA VIDA!

  1. Magnifica labor,documentar la historia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15