LA MOJIGANGA OBAMA-RAÚL TIENE HONDAS Y ANTIGUAS RAÍCES DEMÓCRATAS. SEGÚN LO CUENTA EL PROPIO TIRANO FIDEL CASTRO- PARTE –IV

MICHAELKOZAKJEFEDELASINA

Foto: Michael Kozak. jefe de la Sina durante las neogociaciones que se relatan aquí

Nota de la dirección de Nuevo Acción: Continuamos hoy esta serie en que probaremos con palabras textuales de Fidel Castro, en la que queda en evidencia como las Autoridades Norteamericanas aceptaban informaciones de la Inteligencia cubana e intercambiaban informes con ellas, desde la presidencia del miembro del partido Demócrata Bill Clinton.

“9 de mayo de 1998: Se recibe en el MINREX al Jefe interino de la SINA, John Boardman. El objetivo era trasladar un mensaje sobre el cual recibieron instrucciones el 8 de mayo en la noche para que se lo comunicaran a Alarcón y al MINREX —indiscutiblemente que ese mismo día llegó el mensaje o tuvo los efectos que el Gabo esperaba del mensaje. Dijo —el jefe interino— que por alguna vía que él desconocía el Gobierno de Cuba había hecho saber al Gobierno de su país que nuestras autoridades tenían preocupaciones fundadas de que hubiera la intención por parte de organizaciones radicadas en los Estados Unidos de llevar a cabo acciones terroristas contra Cuba, en particular en la esfera del turismo y muy específicamente acciones contra aviones de pasajeros con turistas que viajan desde y hacia Cuba.

La respuesta del gobierno de los Estados Unidos que se trasladaba por esta vía era la siguiente:

“ El Gobierno de los Estados Unidos no tiene información sobre vínculos existentes entre ciudadanos de los Estados Unidos y los actos terroristas que se cometieron en los hoteles. La prensa ha hecho especulaciones pero el gobierno de los Estados Unidos no tiene información seria al respecto.

“ El Gobierno de los Estados Unidos ha presentado numerosas Notas diplomáticas indicando su disposición para analizar cualquier información o evidencia física que el Gobierno de Cuba tenga que fundamente esas informaciones.

“ El Gobierno de los Estados Unidos desea reiterar que esta es una oferta seria. Está preparado para recibir cualquier información y evaluar alguna oportunidad para que sus expertos examinen cualquier evidencia física que el Gobierno de Cuba pueda tener al respecto.

“ El Gobierno de los Estados Unidos manifiesta su preocupación por esas acciones terroristas y está dispuesto a actuar sobre esas informaciones para hacer cumplir la ley y combatir el terrorismo internacional.

“ El Gobierno de los Estados Unidos solicita al Gobierno de Cuba compartir las informaciones adecuadas con otros gobiernos que puedan tener en relación con el riesgo de actos terroristas sobre vuelos a Cuba desde sus territorios.

11 de mayo de 1998: Remírez informa que fue citado por el Departamento de Estado para encuentro con John Hamilton, quien le hizo los siguientes planteamientos:

“1) Objetivo reunión era reiterar planteamiento de la SINA el pasado sábado, y consistía en dar respuesta a nuestras preocupaciones sobre actividades terroristas contra Cuba, usando para agilizar ‘double track diplomacy’ (diplomacia dos vías).

“2) Como en ocasiones anteriores, acogieron con seriedad nuestras preocupaciones sobre posibles actos terroristas contra instalaciones turísticas y aeronaves.

“3) Según las verificaciones que han realizado no hay elementos permitan indicar existencia planes desde Estados Unidos.

“4) En pasado, ante nuestros alegatos de que personas y/o organizaciones en Estados Unidos puedan estar involucradas en actos terroristas contra Cuba, nos han pedido evidencias con interés investigar.

“5) En estos momentos quieren enfatizar la seriedad de la oferta de Estados Unidos para investigar y tomar acciones apropiadas ante cualquier evidencia tengamos. No es intento de devolver la pelota a nuestra cancha ni tampoco un trámite formal

“6) Seriamente quieren examinar de conjunto cualquier evidencia tengamos y darle seguimiento hasta su esclarecimiento. Por nuestra parte agradecimos ofrecimiento asegurándole lo trasladaríamos nuestras autoridades y le preguntamos si oferta incluía cooperación entre los dos países en eventual proceso investigativo, a lo que Hamilton contestó que suponía así fuera. Reiteró que oferta era seria y no mera respuesta diplomática, agregando que único objetivo reunión por su importancia era ese.”

EDIFICIODELMINREXDELATIRANIACASTRISTA12 de mayo de 1998: El MINREX (foto del edificio del Ministerio del Exterior de la tiranía castrista) citó al Jefe Interino de la SINA y le trasladó la siguiente respuesta a la solicitud que plantearan el pasado sábado 9 en nombre del Gobierno de los Estados Unidos:

Recuerden que la entrevista fue el 6, la del Gabo, en la Casa Blanca. La respuesta nuestra decía:

“Las informaciones nuestras son muy seguras, pero por vías muy sensibles a la divulgación de las fuentes. No podemos trabajar como proponen. Nos satisface saber que están alertas y prestando atención al problema.”

El Jefe interino de la SINA aceptó y agradeció la pronta respuesta y manifestó su disposición a tramitar cualquier información que estimáramos apropiada sin que se comprometiera la fuente. Su acompañante, quien había sido descrito como el funcionario SINA encargado de los asuntos relativos al cumplimiento de las leyes y temas de seguridad, intervino para afirmar que van a seguir de cerca este asunto por todas las vías posibles, a través de todas sus agencias, y en contacto con los diferentes grupos. También verificarán con servicios de otros países. Comentó que ellos consideran que “a estas alturas, cualquier amenaza de esta naturaleza es intolerable”.

RICARDOALARCON20 de mayo de 1998: Alarcón (Ricardo Alarcón-foto a la izquierda) recibe una llamada de Hamilton desde Washington en la que le explicó le llamaba personalmente por la importancia del asunto y que deseaba plantearle lo siguiente:

“ Sobre riesgos actos terroristas contra aviones viajen a Cuba: Toman muy seriamente información le trasladó Cuba y adoptarán medidas seguridad en aviones salgan de Estados Unidos.

“ Para desarrollar otras acciones necesitarían analizar pruebas poseemos en Cuba. Están dispuestos enviar expertos norteamericanos a Cuba para analizarlas con nosotros.

“ Con elementos ellos recibieron de nosotros no pueden hacer advertencias a otros países desde donde también salen aviones hacia Cuba. Caso nosotros hagamos tal advertencia, podemos informar a esos países que Estados Unidos estaría dispuesto a considerar forma expedita solicitudes asistencia técnica para prevenir incidentes.”

3 de junio de 1998: El Jefe de la SINA, Michael Kozak, se entrevista con Alarcón. Le informa sobre los preparativos para el envío a Cuba de una delegación del FBI.

4 de junio de 1998: Se instruye a Alarcón responder que la delegación puede viajar a partir del día 15.

5 de junio de 1998: Alarcón entrega al Jefe de la SINA respuesta cubana, que yo también redacté personalmente —venía siguiendo el problema, como es lógico, como es elemental, desde el momento en que enviamos el mensaje—, a la propuesta de información circular presentada por los norteamericanos, que dice textualmente:

“Nosotros no solicitamos que se hiciese advertencia alguna a las compañías de aviación. No es esa la forma de enfrentar este problema para cuya solución se pueden y deben tomar otras medidas.” Efectivamente, nosotras tomamos muchas medidas cuidando los aviones, sobre todo, durante semanas estuvimos planteando eso, hasta que, claro, los golpes que ellos recibieron con los arrestos aquí, el descubrimiento de todos sus planes, las confesiones de todos los arrestados, permitieron conocerlo todo en detalle, denunciarlo, desbaratar sus planes. Fue Cuba la que desbarató esos planes. Entonces le decíamos, por eso debo explicarlo: No es esa la forma de enfrentar este problema para cuya solución se pueden y deben tomar otras medidas. “Nadie podría garantizar la discreción. Una indiscreción en este caso pudiera incluso dificultar la investigación y obstaculizar medidas más eficientes.

Ellos, realmente, tuvieron la delicadeza, si se quiere, o la elemental cortesía de consultar con nosotros la nota que iban a circular. Les expusimos nuestro punto de vista.

En la reunión, el Jefe de la SINA planteó que pudiera tratarse de una confusión con el mensaje inicial (que ellos pensaron que les pedían se hiciera la advertencia) o que hubiera alguna obligación legal para sus autoridades de advertir a las líneas aéreas y cubrirse de eventuales reclamaciones. Dijo que trasmitiría la posición cubana a Washington y que no harían advertencia.

6 de junio de 1998: Nueva reunión de Alarcón con el Jefe de la SINA. Este entrega mensaje norteamericano en respuesta al documento entregado el día anterior, que antes le había leído por teléfono, en el que se plantea:

“1. El proyecto de aviso suministrado ya a la parte cubana es llamado una ‘información circular’. De acuerdo con las leyes y regulaciones de aviación de los Estados Unidos, se requiere suministrar informaciones circulares a las oficinas de seguridad interna de las líneas aéreas cada vez que el gobierno de los Estados Unidos tiene cualquier información creíble relativa a posible amenaza al avión.”

Explican que hay leyes, que hay regulaciones, que los obligan a informar. Bien, en realidad esto pudo haberse discutido cómo hacerlo, y no con todos los datos que nosotros habíamos incluido en el mensaje.

“2. Aproximadamente de 15 a 20 informaciones circulares son emitidas cada año por la Administración Federal de Aviación. Estos no son documentos públicos.”

Claro, no son públicos; pero si usted circula decenas y cientos de documentos crea alarma en todas partes, no hay modo de llevar a cabo una investigación seria, que es lo importante, investigar, probar, descubrir y capturar a los autores. Pero bien, tengo el deber de informar que lo que se argumentó; es posible, no conozco todas esas regulaciones, que se sintieran obligados por ley a informar.

“3. De acuerdo con nuestra ley y regulaciones, estamos requeridos a proceder inmediatamente con la notificación a las aerolíneas que tienen aviones que vuelan entre los Estados Unidos y Cuba directamente o a través de terceros países, y de notificar a los gobiernos de los terceros países. No tenemos alternativa a este respecto” —dijeron—, “en la medida en que creemos que la información es creíble.”

Sí, la información era bien creíble; nosotros teníamos todos los elementos para conocerla, como lo demostraron las respuestas que le dimos y que indicaban con toda seguridad que los datos que nos habían hecho llegar eran ciertos, y que estaban capturados en algunos casos los autores y en otros habían escapado.(Continuará)

También le puede interesar

articulos/la-mojiganga-oba…del-castro-parte/

la-mojiganga-oba…-castro-parte-ii/

articulos/la-mojiganga-oba…castro-parte-iii/

WordPress theme: Kippis 1.15