LA OTRA CARA DE LA MONEDA: LA VERDAD QUE CASI NADIE SE ATREVE A DECIR-PRIMERA PARTE.

En la foto:  Nelson Mandela y su esposa con Nicky Oppenheimer, dueño de la compañía minera Anglo American.

GENOCIDIO EN SURÁFRICA: MAS DE 38, 000 PERSONAS DE RAZA BLANCA HAN SIDO TORTURADAS, VIOLADAS Y ASESINADAS TRAS EL APARTHEID

Fuente: Redacción de Alerta Digital

”Propagando en las consciencias de las razas oscuras que durante siglos han sido oprimidas por los blancos, podemos amoldarlos al programa del Partido Comunista. Mientras arengamos la minoría negra contra los blancos, inculcaremos en los blancos el sentimiento de culpa por la esclavitud de los negros. Ayudaremos a los negros a alcanzar la prominencia en las profesiones y en el mundo de los deportes y el entretenimiento… con este prestigio, los negros podrán casarse con los blancos y comenzar un proceso que entregará América a nuestra causa”. – Israel Cohen, A Racial for the Twentieth Century, 1912.

Nelson Mandela era otro títere del sistema, una de las tantas caras de la paz (como Obama o Martin Luther King) que ofrece la propaganda sionista, y en realidad son nada más ni nada menos que agentes globalistas que se llenan la boca de hipocresía; cantó canciones sobre matar gente blanca, cometió actos de terrorismo contra inocentes, elogió el régimen de Fidel Castro y aun así recibió el Premio Nobel de la Paz, al igual que Obama y Kissinger -el mismo que financió las dictaduras neoliberales en Sudamérica.

Hay que mencionar que, Mandela fue agente de la familia judía Oppenheimer, dedicada a la explotación de diamantes, y comunistas judíos como Joe Slovo y Albie Sachs.

EL APARTHEID, ¿ERA TAN MALO COMO SE DICE?

El judío y comunista Joe Slovo, el manipulador detrás de Nelson Mandela, lideró por muchos años el Congreso Nacional Africano.

El Apartheid fue un sistema de segregación racial implantado en Sudáfrica en el siglo XX y dirigido por bóeres de origen holandés, quienes construyeron el país sudafricano, convirtiéndose gradualmente en una minoría étnica a través de la inmigración masiva de negros provenientes de toda África. Fue llamado así porque “apartheid” significa “segregación” en afrikáans.

En este sistema se instauraron leyes que cubrían todos los aspectos sociales y consistían básicamente en la separación de las diferentes razas o etnias para promover el desarrollo. Este nuevo sistema fue demonizado por los medios de comunicación y judíos sionistas como Albie Sachs, Joe Slovo, Nadine Gordimer , Dennis Goldberg, Harry Schwarz y Helen Suzman, instigaron contra el Apartheid, realizando boicots y movilizaron a los africanos para levantar revoluciones y resistencias contra la ahora minoría blanca bóer que había fundado el país y poseía, por tanto, el control político. Surgieron movimientos de oposición como los de Nelson Mandela, quien pasó 27 años en la prisión por apoyar la lucha armada contra el régimen segregacionista del Partido Nacional Sudafricano, y quien, junto con el entonces presidente, Frederik Willem de Klerk, finalmente condujo al apartheid hacia su fin. Este fenómeno es crucial en la historia de Sudáfrica.

Mandela con su amo David Rockefeller.

Sudáfrica, en la era del Apartheid gozó de elevados estándares socio-económicos. Los bóers construyeron una gran nación en la cual millones de negros llegaban de diversas zonas de África por trabajo, educación y atención médica que crearon los blancos. Las diferencias entre la era del Apartheid y la época desde su disolución hasta estos días se hacen evidentes:

– Antes de que el Congreso Nacional Africano (ANC) tomara el poder, menos del 5% de la población estaba desempleada. Actualmente supera el 50%.

– Antes del ANC, Sudáfrica fue un país con gran seguridad pública tanto para blancos como para negros, siendo el país más seguro de África. Ahora encabeza la lista de asesinatos en el mundo, siendo la capital mundial del robo y la violación. Desde el fin del Apartheid, han sido asesinados más de 3.000 granjeros blancos y cerca de otros 35.000 blancos no-granjeros en un genocidio anti blanco que ahora es silenciado por los medios.

Nadine Gordimer fue una escritora judía nacida en Sudáfrica y ganadora del premio Nobel de literatura en 1991. En sus libros trata los conflictos interétnicos y su postura contra el Apartheid fue una reconocida antiblanca y supremacista judía.

Hechos sobre el Apartheid

– Las granjas de los bóers producían un 90% del sustento alimenticio del país, pero cuando la mayor parte de esas granjas fueron confiscadas y traspasadas a propietarios negros sólo producían un 5% de los alimentos. Los negros tenían salarios cinco veces más altos que en Kenia, tres veces más altos que en Congo y dos veces más altos que en India.

– El 80% de la seguridad social del negro era costeada por el blanco.

El régimen del Apartheid construyó diez universidades para negros, incluyendo Medunsa, una facultad médica que de la que egresaban cada año 200 médicos negros altamente cualificados, sin contar paramédicos y enfermeras. Todo pagado por los impuestos de los blancos.

El hospital más grande del mundo, el Baragwanath, estaba en Johannesburgo, y sólo operaba a negros. Con 3200 camas, 8000 trabajadores y 23 salas de operaciones equipadas con la tecnología médica más avanzada del mundo. El servicio médico de este hospital estaba subsidiado con los impuestos del contribuyente blanco. El presupuesto de este hospital era y es más grande que el presupuesto anual de la mayoría de los Estados más pequeños de la ONU. En 1978, Baragwadath tuvo 450 médicos a tiempo completo, trató a 112 mil pacientes ingresados y 1,62 millones de pacientes provisionales. La tasa de mortandad infantil era de 34,8 por 1000: más baja que Harlem en la demócrata y antirracista Nueva York. En 1982, el hospital realizó 898 operaciones cardíacas de reconocimiento y prestigio mundial. El 90% de los donantes de sangre eran blancos, que donaban sangre voluntariamente y sin retribución alguna, para salvar vidas negras.

– Después del Baragwadath se posiciona la clínica de St. John’s Eye, famosa en todo el mundo por tratar glaucoma, cataratas, herida ocular traumática y enfermedades tropicales raras. Del mismo modo, el servicio era mantenido por los impuestos de los blancos.

– Desde 1970, el presupuesto para la educación de los negros subió un 30% cada año, más que cualquier otro departamento del gobierno. De 1955 a 1984 la cantidad de negros en las escuelas se multiplicó por 31, de 35.000 a 1.096.000. El 65% de los niños negros de Sudáfrica iban a la escuela. Comparar con Nigeria (57%), Ghana (52%), Tanzania (50%) y Etiopía (29%).

Durante décadas de Apartheid, los blancos dieron educación a los niños negros. Desde 1970, el presupuesto para la educación de los negros subió un 30% cada año, más que cualquier otro departamento del gobierno. De 1955 a 1984 la cantidad de negros en las escuelas se multiplicó por 31, de 35.000 a 1.096.000. El 65% de los niños negros de Sudáfrica iban a la escuela.

– Entre los adultos de Sudáfrica, el 71% sabían leer y escribir (entre los 12 y 22 años, el porcentaje ascendía a 80%). Compárese con Kenia 47%, Egipto 38%, Nigeria 34% y Mozambique 26%.

– En Sudáfrica, los blancos construían un promedio de 15 nuevas clases escolares cada día laborable: 600 nuevos alumnos cada día laborable. En 1985 había 42.000 negros en cinco universidades sudafricanas distintas.(Continuará)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15