LA TRAICIÓN A BAJA CALIFORNIA Y EL SOSPECHOSO FUTURO DE LÓPEZ OBRADOR

Foto: Jaime Bonilla con López Obrador. (Facebook/Jaime Bonilla)

Por Mario Rosales Betancourt (*)Sin Compromisos. La otra Historia

Baja California fue el estado con el cual se abrió la alternancia democracia, al lograr hace 30 años, que un gobierno de oposición, el PAN, llegara al poder, en contra de los intereses y la maquinaria priista; pero actualmente es donde se realiza una práctica contraria a la ética, al derecho y a la democracia que permite (por una reforma constitucional local) que un gobernador que fue elegido en las urnas sólo para dos años, Jaime Bonilla, se mantenga en el poder por 5 años.

Jurídicamente, una base fundamental es que no pueden darse efectos retroactivos a una norma que cause perjuicios. Y aquí sí hay un claro perjuicio contra el pueblo de Baja California, al que se le priva de elegir gobernador para dos años como estaba previsto.

No es creíble que un Congreso que va ya de salida, donde la primera fuerza política es el PAN y la segunda el PRI, por mera convicción hayan votado por alargar el periodo de un gobernador de MORENA.

Se dice y es la única explicación racional, que hubo un terrible acto de corrupción y a un muy alto precio, se compró el voto de los legisladores, tanto así tanto que el PAN y el PRI, piensan sancionar y aun expulsar a sus diputados que votaron por algo tan contrario a la moral, el estado de derecho y la decisión democrática.

Se mencionan cantidades, pero eso no importa tanto como que se crea un gravísimo precedente, por ejemplo para alargar un periodo presidencial.

Aquí todas las fuerzas políticas que apoyaron la reforma constitucional (PAN, PRI, PRD) se manchan por el escándalo de la evidente corrupción; pero también obviamente y más, el partido que se beneficia, el que ganó la elección en ese estado: MORENA, porque pierde legitimidad.

No es tiempo para dañar la legitimidad de un gobernador; para que se dude que realmente la lucha contra la corrupción va en serio; esperemos se dé marcha atrás en esta decisión, que beneficia sólo a una persona, pero ofende a todos los ciudadanos y, sobre todo, a las instituciones nacionales.

El aún gobernador se niega a publicar esta nefasta reforma; esperemos recapaciten y no se la prolonguen.

(*) Abogado, profesor universitario (con 44 años de trayectoria en la UNAM) y periodista.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15