LA VERDAD SOBRE LA RELACIÓN DE MARTÍ CON CARMEN MANTILLA: OTRA VERSIÓN

María Mantilla podría ser hija biológica de José Martí (+Fotos)

Nota del director de Nuevo Acción: Para mí, los moralistas pajuatos que tratan de negar la naturaleza varonil del Apóstol  no favorecen a Martí, ya que si Martí hubiese sido y vivido como un monje de clausura, su sacrificio no hubiera sido tan grande al darse entero a una causa en la que él sabía que le esperaba la muerte constantemente. En cambio, si era un hombre que amaba la vida y sus correrías mundanas—y sobre todo si era un eterno enamorado y admirador de las mujeres—su sacrificio tiene mucho más valor y demuestra hasta dónde era capaz de llegar por cumplir con su deber patriótico. Y a ese Martí, que no era santo, yo lo admiro mucho más.

Por, José Miguel Solís Díaz

Matanzas, Cuba.- Desde hace muchos años y con excelentes resultados, desarrolla el Doctor Ercilio Vento, antropólogo, médico legista e investigador matancero una técnica morfológica para comprobar la paternidad. Es un proceder que ha sido validado en algunos casos por costosos análisis de ADN.

Pero lo curioso es que logramos conversar con Ercilio Vento, sobre sus estudios morfológicos de José Martí y María Mantilla, luego de esperar pacientemente al también historiador de la ciudad de Matanzas expusiese sus puntos de vista en un reciente juicio sobre presunta paternidad en esta ciudad yumurina.

Sorteada la primera espera, Ercilio accede a la casi impuesta entrevista y comenta:

Ercilio Vento: “La pesquisa tiene por objeto establecer caracteres que se heredan del padre y la madre al hijo y parte de un precepto antropológico, que es el paradigma para establecer los procesos de afiliación, es que los caracteres morfológicos presentes en el hijo, proceden del padre y de la madre. Si pueden ser demostrados los de la madre y no los del padre, la paternidad es formalmente excluida”.

José Miguel Solís: Pero has anunciado que en el caso de José Martí y María Mantilla, las congruencias o similitudes alcanzan un 74 por ciento.

EV: “Un 74.2 por ciento, para ser exactos que es una gran suma de similitudes como para no excluir la paternidad. Y es que hay elementos muy definitivos, como la forma del labio inferior, hasta el punto de evaluarse 66 caracteres. Claro que hay otros que por ahora no se disponen como el grupo sanguíneo y el factor RH, que de ser incompatibles, negaría la paternidad.”

“Sin embargo en mi parecer, la mayor dificultad estaría en aceptar la realidad del hecho, lo que introduce un margen de prudencia entre las personas que de alguna forma pudiesen temer por estos resultados. Pero desde mi punto de vista, nos estamos acercando a un Martí más humano, como somos cualquiera de nosotros. Y considero que ninguno de nuestros héroes de la independencia, deben ser juzgados por sus hechos personales, sino por lo que le entregaron a Cuba”.

JMS: ¿Sería entonces reconocer como verdad histórica ese presupuesto?

EV: “En todo caso, este estudio lo que pretende es esclarecer una verdad, una verdad que ha quedado bastante oculta. La historiografía recoge que en 1935, como consta en una carta de María Mantilla a su hijo Cesar, que ella le reconoce como padre. (Foto, encima de este  párrafo) Pero quiero aclarar que estamos trabajando sobre hechos morfológicos concretos, pero sin dudarlo que empaparse de Martí es una tarea harto gratificante, aunque al final de la investigación se demuestre la paternidad o no de María Mantilla. De todas formas, el examen de ADN lo dirá categóricamente.”

Unas gotas de historia

María Mantilla nació el 28 de noviembre de 1880 en Brooklyn, Nueva York. Durante 14 años, y a la edad de 27 años, Martí convivió con la familia Mantilla, con muy pequeños intervalos de ausencia.

La historiografía constata además, el particular afecto que Martí dedicó a esta niña. Igualmente, se conserva una carta donde se demuestra que María Mantilla supo que José Martí era su padre en 1935, se trata de una misiva que sobre el tema escribió a su hijo César Romero el 19 de febrero de 1935.

El socorrido ADN

Ercilio Vento no niega que esta costosa prueba sea concluyente, pero lo cierto es que durante más de 30 años avanza en esta paciente disciplina que impone medición, comparación, utilización de fotografías y otros materiales de buenas fuentes que garantizan mediciones objetivas y concluyentes.

JMS: ¿Entonces, Ercilio apuesta por lo concluyente de las pruebas morfológicas?

EV: “No hay elementos que excluyan la paternidad de José Martí, sobre María Mantilla, porque incluso, históricamente no hay un dato que lo niegue, sino al contrario. Pero te reitero que la prueba de ADN será concluyente con cabellos que tenemos, solo resta el lugar y momento adecuado para estar ante un hecho histórico innegable. Pero si me preguntaras si creo en la paternidad, que los resultados fuesen positivos, te confesara que sí”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15