LABOR DAY Y LOS SINDICATOS INDEPENDIENTES CUBANOS

Por, Carmelo Diaz Fernández

Hoy lunes 2 de septiembre se celebra en los Estados Unidos Labor Day, un acontecimiento de gran significación histórica para todos los trabajadores de esta gran nación.

Los sindicalistas independientes en Cuba y en el destierro también celebramos junto a nuestros hermanos estadounidenses Labor Day y hacemos votos para que todos los trabajadores en Estados Unidos consideren que el trabajo forma parte de la dignidad de la persona que lo ejerce y, además, lo glorifica.

Deseo expresar nuestra más profunda admiración y respeto por tan magno día en nombre de la Unión Sindical Cristiana de Cuba (USCC) y en el mío propio, así como desear que todos los trabajadores en USA y Cuba tengan éxitos en sus expectativas laborales y personales.

Por infortunio los sindicalistas independientes en Cuba no corren la misma suerte, muchos han sido encarcelados y condenados a largos años de prisión, a otros los han despojados de sus bienes, los amenazan constantemente e intimidan a sus familias.

El régimen totalitario cubano no permite las organizaciones sindicales independientes, en abierta violación del Convenio No. 87 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el cual establece el derecho de los trabajadores a constituir las asociaciones que estimen convenientes, y garantías para un libre funcionamiento sin la injerencia de las autoridades.

También es violado impunemente el artículo 23, inciso 4, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos relativo a que toda persona tiene derecho a fundar sindicatos.

Son muchas las pruebas irrefutables de que dispone el movimiento sindical independiente que apuntan hacia un verdadero estado de ilegalidad, arbitrariedades e injusticias de todo tipo. La oficialista Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y sus sindicatos a todos los niveles no satisfacen las expectativas de los trabajadores cubanos.

Durante toda esta enrarecida atmósfera del sindicalismo gubernamental en Cuba, no ha habido una sola voz que se haya alzado para denunciar las injusticias y los atropellos al que han sido sometidos los trabajadores cubanos. Los sindicalistas independientes en Cuba, que han tenido el valor de alzar sus voces ante estos flagrantes abusos, han sido golpeados y encarcelados con saña.

El régimen totalitario sigue hostigando a los sindicalistas independientes debido a que los mismos batallan por un cambio democrático en nuestro país, así como que el pueblo trabajador de la isla pueda elegir a sus gobernantes libremente y, además, proponiendo un proyecto de ley que legitímese y promueva el más irrestricto respeto a la independencia social, política y sindical en nuestro país,  amparado por una nueva y auténtica constitución, conformada con la participación de todas las corrientes políticas.

Para lograr que la justicia y el honor regresen a Cuba pondremos todo nuestro empeño y esfuerzo para que en nuestra nación se produzcan los cambios de un sistema cruel y represivo hacia una democracia que sea sostén de una verdadera diversidad de opiniones y garantías jurídicas en todos los órdenes establecidos.

WordPress theme: Kippis 1.15