LAS CASAS DE PASTORITA NUÑEZ

En la foto: Pastorita Nuñez

por Esteban Fernández

¿A quién se le ocurrió esa idea? Estoy seguro que fue a Fidel Castro quien de principio a fin tuvo una diarrea cerebral inventando desafueros mezclados con mentiras garrafales, alucinaciones y delirios de grandeza.

La cuestión fue que de pronto comenzaron una campaña anunciando la fabricación de casas para ser obsequiadas a la población cubana. Ese fue uno de los embustes iniciales.

Al frente de la iniciativa pusieron a una mujer llamada Pastorita Núñez. A ese paquete le llamaron “Instituto Nacional de Ahorro y Vivienda”.

Al pasar casi 60 años de tiranía, le podemos preguntar a los cubanos residentes en la isla ¿Dónde coño están las viviendas y donde están los ahorros?

Las casas de Pastorita están dentro de un saco sin fondo de promesas baldías junto con “Acabaremos con la prostitución en Cuba”, “Convertiremos a todos los cuarteles en escuelas”, “Yo no soy comunista” y “Celebraremos elecciones ante de dos años”.

Los ahorros están en las arcas de la familia Castro, las mansiones son guaridas de generales, ministros y mayimbes, mientras las casas de viviendas en nuestro país parecen unos bajareques a punto de derrumbarse. Las que quedan en pie.

No, no voy a criticar a Pastorita Núñez quien quizás sinceramente se creyó que iba a realizar una labor altruista. Pero lo cierto es que tuvo suficiente tiempo viva para darse cuenta de que todo había uno de los miles y miles de embustes de un monstruo en pacto con Satanás. Y se quedó allí viendo todos los crímenes en silencio.

¿Quién fue Pastorita? Para las nuevas generaciones quienes quizás esta es la primera vez que escuchan hablar de esta mujer, porque como es natural los esclavizadores les han echado tierra encima a todas sus barrabasadas.

Nació el 27 de abril de 1921, en PocitoMarianao, en La Habana. Dice la prensa castrista que en agosto de 1933, participó junto con su padre en una manifestación en contra del presidente Gerardo Machado y a los 14 años conoció a Eduardo Chibás, líder del Partido Ortodoxo, partido en el que militó.

Estuvo de picnic en la Sierra Maestra, donde logró el grado de 1.er teniente del Ejército Rebelde y fue fundadora del Frente Cívico de Mujeres Martianas.

Como les dije “al triunfo de la Revolución, dirigió el Instituto Nacional de Ahorro y Viviendas, desde donde apoyó e impulsó uno de los primeros engaños gigantescos del desgobierno revolucionario, con la promesa infundada de la construcción de viviendas en varias ciudades.” A eso el pueblo los bautizó como Repartos Pastorita y las Casas de Pastorita.

 Lo cierto fue que donde quiera que íbamos podíamos ver las Villas Jabón Candado (foto de una arriba)regaladas (o sorteadas) en la Cuba de ayer, pero nunca yo vi una de las casas de Pastorita.

Le dieron el título de Heroína Nacional del Trabajo. Lo cual nos dice que jamás se arrepintió de haber participado en este fraude a los cubanos. Falleció en  La HabanaCuba el 26 de diciembre de 2010 a consecuencia de una hemorragia cerebral.

Si la tiranía ha producido un millón de mentiras sin lugar a dudas esta fue “el millón uno” de los embustes.

2 comentario sobre “LAS CASAS DE PASTORITA NUÑEZ

  1. Veamos.. Cerca y pasando el Hospital Pediátrico de Centro Habana, por Infanta, casi llegando a Carlos Tercero, vivía en los 80, una de las dos abuelas de mi ex, llamada Zenaida. Esta señora y su familia estuvieron hasta el cuello con el Directorio, ese, de estudiantes cuando lo de Batista. Ella era tía de joe westbrook rosales y de varios otros que murieron de aquella. Por eso entre otras, le dieron ahí un apartamentico. Era un edificio modernito, y el piso estaba bien. Y ella siempre dijo que era “De las casas de Pastorita” que yo no tenia ni idea de quien era, como muchas otras cosas que decían mis mayores sobre un mundo que no llegue a vivir, anterior al castrismo…

  2. En marzo de 1961, cuando llegamos al exilio en Miami, encontramos que muchos dueños de apartamentos no le rentaban a cubanos y algunos ponían el cartelito “No dogs, no Cubans.” Nos pusimos en una lista de espara para un apartamento en el complejo de edificios atrás del cementerio Woodlawn, entre las calles 9 y 11 y las 34 avenida a 36 court de la sagüesera, que los exiliados apodaron “Pastorita,” mofando las viviendas del mismo nombre en La Habana. El “Pastorista” del exilio fue una inversión del secretario de Batista, Andrés Domingo Morales del Castillo, y Anselmo Allegro, quienes en 1959 tuvieron la visión que pronto se llenarían a capacidad con exiliados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15