LAS INCONCEBIBLES PARADOJAS DE LA OEA

Ahora resulta que  al perrito faldero del castrismo, Nicolás “el burro” Maduro no le permiten que vaya a la cumbre de Lima, pero al amo del perro y el culpable de los intentos de comunización de los paíes de Iberoamérica, Raúl Castro, si es bienvenido a esa reunión. ¿Quién me puede explicar tamaño disparate?

WordPress theme: Kippis 1.15