LAS PALABRAS QUE MAS YO ESCUCHÉ DE MUCHACHO

Por Esteban Fernández

Hoy les voy a hablar de las frases y palabras que yo más tuve que escuchar en mi corta vida: “Bájate de ahí muchacho, pareces un mono” sobre todo después que yo iba a la matiné del cine Ayala a ver una pelicula de Tarzán.

“Si tratan de abusar de ti y es más grande que tú le partes un palo en la cabeza, “Tú habla cuando las gallinas meen”. “No olvides de tomar Fitina para la memoria antes del examen”.

“Usted no deje ni un grano de arroz en el plato”. “Chico, tú no sabes que los niños en África están pasando hambre y que dieran cualquier cosa por comerse eso que tu rechazas con una mueca”.

“Oye, no comas lo que pica el pollo”, “Tu y ¿con qué ejército te vas a fajar conmigo”, “Antes de escuchar los Tres Villalobos has tu tarea del colegio”.

“¿Quién hizo esa basura tú o tu hermano Carlos Enrique?” “Estas muy flaco tienes que tomarse el Yodotánico y un reconstituyente”.

¿No te gusta lo que te serví? te voy a hacer un arroz con dos huevos fritos”, “Tienes que parar esas bravezas que te dan cuando pierde el Almendares”.

“Si sigues encerrándote en el baño tanto tiempo te voy a poner un cascabel en la muñeca”. “Usted lo único que tiene que hacer en la vida es estudiar”.

“Tu eres muy salido del tiesto”. “Tú eres un mojón muy atrevido”. “Si te cojo fumándote un cigarrito te voy a obligar a fumarte uno de mis tabacos Pita”.

“Estebita ¿tú me puedes hacer un mandado?”. “Tú eres muy culicagado para hacer eso”. “Los hombres no lloran”. “Siempre ten un calzoncillo puesto limpio por si te caes y te das un golpe y tienes que ir a la Clínica Ocejo o la de Enrique Lavernia”.

“Estás en la edad de la peseta”. “Está bien que montes tu bicicleta, pero no vayas al centro del pueblo que hay mucho tráfico”. “Pasea en La Habana todo lo que quieras, pero sin perder de vista el Capitolio que queda cerca de la parada de la Ruta 33”.

“Muchacho, bájate de esta nube”.  “Ana, dile que sí y dale la razón a tu hijo Estebita para que se calle”. “Cuando una mujer esté parada en la guagua levántate y dale tu asiento”.

“Te voy a poner “Vic Vaporub” en el pecho”. “Ay, Esteban de Jesús, tú te anuncias más que la Coca Cola y te vendes menos que la Salutaris”. “A mi me parece que tú tienes destemplanza”, “Límpiate bien los oídos que te va a salir una mata ahí”. “Si no comes te vas a poner flacundengo”.

“Corre, ve y dile a Márquez el bodeguero que se le olvidó darme la contra de sal”. “Ve por la sombrita”. “Olvídate de eso que tu no eres Mandrake el Mago”.

Y en respuesta ¿saben ustedes cuales fueron las palabras que mas escuchó mi madre?: “¡Mami, alcánzame eso!

WordPress theme: Kippis 1.15