LECTURA PARA GENTE GRANDE: LO QUE NO TE DICE LA GRAN PRENSA: ¿QUIÉN ES STEVE BANNON?

Por, Youssef Hindi

Steve Bannon  (foto grande de arriba) es un antiguo oficial de inteligencia de la Marina de EE. UU. que desarrolló una gran carrera en las finanzas, en particular en el banco judío estadounidense Goldman Sachs, para después acabar en el cine y en la televisión. Ha sido presidente ejecutivo (de 2012 a 2016 y, luego, del 18 de agosto de 2017 al 9 de enero de 2018) del medio estadounidense Breitbart News, que aspira, al parecer, “a reemplazar a Fox News”.

Medio de la alt-right (derecha alternativa), Breitbart se fundó en 2007 en Israel. Sobre este punto, el asesor estratégico André Archimbaud explica: «Bannon relanzó Breitbart, concebido en Israel para los Estados Unidos con la bendición de Netanyahu, a fin de utilizar, en la derecha, los métodos disruptivos de la extrema izquierda».

Por otra parte, Breitbart lanzó el 17 de noviembre de 2015 la web Breitbart Jerusalén, que trata la actualidad israelí y de Oriente Próximo.

Bannon y el lobby proisraelí

Cuando, durante la campaña electoral de 2016, Steve Bannon (entonces director de campaña de Donald Trump) se vio acusado de antisemita, la Zionist Organization of America (ZOA) lo defendió. En un comunicado publicado en su página en Internet, Morton A. Klein, presidente de la ZOA, declaró en respuesta a la Anti-Defamation League (ADL):

«Steve Bannon es un patriota estadounidense que defiende a Israel y que tiene una profunda empatía por el pueblo judío (…) El portal Breitbart News del Sr. Bannon lucha con valentía contra el odio al judío y a Israel (…).

¿Acaso los extraordinarios asesores proisraelíes de Trump, como Newt Gringrich, Rudy Giuliani, Mike Pence, Mike Huckabee, Sheldon Adelson y el yerno judío del Sr. Trump, Jared Kushner, o David Friedman y Jason Greenblatt permitirían a un antisemita y antiisraelí trabajar con ellos? ¿Acaso Ivanka Trump, convertida al judaísmo y cuyos hijos van a una escuela judía ortodoxa, permitiría a un antisemita trabajar con su padre?».

La Anti-Defamation League, que acusó a Bannon de ser antisemita, es una organización judía americana fundada por la logia masónica judía B’nai B’rith (Hijos de la Alianza). Esta organización, equivalente estadounidense de la Liga Contra el Racismo y el Antisemitismo (LICRA) [francesa], tiene por misión «apoyar a los judíos frente a toda forma de antisemitismo y discriminación». En Francia se clasificaría a la ADL, que lucha contra la «extrema derecha», en la izquierda del espectro político.

En este juego de oposición controlada, los judíos liberales (de izquierda) demonizan a Bannon, mientras que los judíos conservadores (de derecha) lo apoyan y lo defienden. Es así como se marcan los bordes del camino y se mantiene bajo control a un peón que podría tener veleidades de independencia. Si a Steve Bannon se le ocurriese emanciparse, sus apoyos judíos de derecha lo echarían como pasto a la ADL y a los grandes medios de comunicación estadounidenses.

Bannon participó en noviembre de 2017 en la conferencia de la ZOA, en la que declaró: «Yo no soy un moderado, soy un combatiente. Es por eso que estoy orgulloso de apoyar al Estado de Israel. Es por eso que estoy orgulloso de ser un sionista cristiano». También aprovechó la ocasión para dar las gracias a Sheldon Adelson, quien «aconsejó y guió a Trump para superar el escándalo sexual» que lo afectó en plena campaña electoral. Adelson resulta ser también el principal financiador de la ZOA.

Sheldon Adelson es un milmillonario judío de origen ucraniano. Es el rey de los casinos, uno de los hombres más ricos de Estados Unidos. Es muy amigo de Benjamín Netanyahu y uno de los principales donadores del Partido Republicano y de la campaña de Trump: en 2016 dio 80 millones de dólares al partido y 25 millones a la campaña de Trump. Es una de las razones por las que Bannon se muestra tan agradecido: «La victoria de Trump en la elección no se habría producido sin Sheldon Adelson».

Igualmente, en la conferencia de la organización judía sionista, Bannon habló contra el establishment y la «global class» (la hiperclase mundial): «Estamos dirigiendo un movimiento de insurrección contra el establishment republicano, contra la clase mundial permanente de Washington».

Bannon se opone de palabra a la hiperclase… en una organización de la hiperclase; un poco como si un comisario político soviético hiciera declaraciones anticomunistas delante del Politburó. Lógicamente, como informó el Times of Israel, «esa frase no fue recibida con aplausos por la mayoría de la asamblea judía»28, que debía de sentir que se estaba hablando de ella.

Sheldon Adelson no estaba presente en aquella conferencia en la que Bannon le rindió ese vibrante homenaje. Su ausencia se explica sin duda por una voluntad de no aparecer como apoyo de Bannon en el combate que este libra contra cargos electos republicanos.

Arriba: Shelson Adelson, consejero y financista de Trump

El portal estadounidense Politico informó el 13 de noviembre de 2017 de que Sheldon Adelson no apoyaría a Bannon contra los republicanos en las elecciones de mitad de mandato (elecciones a las dos cámaras del Congreso) de 2018, que se celebrarán el 6 de noviembre. Desde entonces, Steve Bannon anda concentrado en el proyecto de coordinación de los partidos populistas europeos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15