LÍDERES CATÓLICOS PIDEN A TRUMP INVESTIGAR PARTICIPACIÓN DE GOBIERNO DE OBAMA EN GOLPE DE ESTADO CONTRA PAPA BENEDICTO XVI-SEGUNDA PARTE

En la foto: Cardenal Carlo Maria Martini y el Papa Benedicto XVI

Por, Frank de Varona

La Mafia de San Gallen

El 24 de septiembre de 2015 Edward Pentin escribió un artículo  llamado “El Cardinal Danneels admite que es parte de un Club Mafia opuesto a Benedicto XVI” el cual fue publicado en el sitio web del National Catholic Register. Explicó el periodista que el  Cardenal Godfried Danneels confesó en Septiembre de 2015 ser parte de una Mafia radical opuesta al Papa Benedicto. Pentin escribió que el cardenal Danneels le dijo al rey de Bélgica que firmara la ley del aborto en 1990. Este cardenal cree que el matrimonio entre personas del mismo sexo es algo positivo. Todo esto es en contra de la Biblia.

En la biografía autorizada del cardenal retirado Godfried Danneels (foto de la izquierda) se reveló su apoyo al aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y su oposición al Papa Benedicto.

Edward Pentin señaló que la llamada Mafia de San Gallen estaba compuesta entre otros obispos y cardenales por el cardenal alemán Walter Kasper, el obispo holandés Adriaan Van Luyn, el cardenal alemán Karl Lehman, el cardenal italiano Achille Silvestrini, el cardenal británico Basil Hume y el fallecido cardenal jesuita de Milán Carlo Maria Martini. Este grupo escogió al Papa marxista argentino Francisco con la ayuda de Obama, Soros, Hillary Clinton, John Podesta y otros. Todos estos religiosos son traidores, enemigos de Dios, de la verdadera religión y de la Iglesia de Jesucristo..

El cardenal  Carlo Maria Martini (1927-2012) perdió ser electo Papa contra el cardenal alemán Joseph Ratzinger, quien fue escogido y tomó el nombre de Benedicto XVI. Martini se reunió frecuentemente con el grupo de obispos y cardenales que se reunieron en la ciudad suiza de San Gallen para conspiran en contra del Papa Benedicto XVI.

El Papa Francisco apoya la teología de liberación

En la foto: El  cura comunista Miguel D’Escoto, quien fue canciller del gobierno sandinista de Nicaragua y presidente de la Asamblea General de la ONU, fue rehabilitado por el Papa Francisco.

iEs muy triste observar como el Papa marxista argentino  Francisco alabe y apoye a los religiosos de la teología de liberación. Una de las primeras decisiones que tomó el Papa Francisco fue levantarle el castigo impuesto por el Santo Papa Juan Pablo II a Miguel D’Escoto. El Papa Francisco ordenó que se le levantara el castigo al sacerdote comunista Miguel D’Escoto. Ahora este sacerdote comunista podrá regresar a su vida pastoral, sobre todo a la celebración de la misa y dar los sacramentos de la Iglesia Católica como la eucaristía y la confesión. Será muy difícil para los católicos fervientes y anticomunistas aceptar la comunión y mucho menos confesarse con este sacerdote americano-nicaragüense. Posteriormente el papa argentino invitó al comunista Miguel D’Escoto al Vaticano y lo recibió como un héroe.

El levantamiento del castigo por el Papa Francisco demostró al sandinista Miguel D’Escoto que estaba de acuerdo con su ideología y  envió un mensaje equivocado de tolerancia y aceptación a los religiosos que practican la teología de liberación comunista instaurada por el Partido Comunista de la Unión Soviética. Cuando hizo esa decisión el Papa Francisco fue alabado por todos los religiosos marxistas que predican la teología de liberación a sus feligreses y ahora piensan que tienen un aliado en Vaticano.

D’Escoto pertenece a la Congregación Misionera Maryknoll que es famosa por pertenecer a la teología de liberación marxista de la Iglesia. Monjas de esta congregación han sido guerrilleras comunistas. D’Escoto fue ordenado sacerdote en Nueva York en 1961 y pronto se convirtió en uno de los exponentes de la teología de la liberación marxista. Su colaboración con el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) comenzó en 1975 a través del Comité de Solidaridad en los Estados Unidos.

Tras el triunfo de la revolución comunista fue nombrado por el dictador comunista Daniel Ortega, aliado fuerte de Cuba comunista y de los otros países del ALBA, ministro de Relaciones Exteriores. Ocupó este cargo durante todo el primer mandato de los sandinistas. Miguel D’Escoto fue nombrado presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas y escogió al comunista-anarquista norteamericano Howard Zinn, autor de un libro marxista de historia estadounidense, como su asesor personal.

Su Santidad el Papa Juan Pablo II fue un gran anti comunista y enemigo acérrimo  de la teología de liberación, que es la terrible ideología de algunos religiosos católicos que predican y siguen predicando el marxismo leninismo. Esta teología de liberación fue iniciada por la KGB de la Unión Soviética por órdenes de Nikita Khrushchev  para penetrar la Iglesia Católica y avanzar el comunismo, sobre todo en Latinoamérica. En 1984, su Santidad el Papa Juan Pablo II suspendió al sacerdote comunista Miguel D’Escoto prohibiéndole que oficiar a misas o celebrar los sacramentos tales como la comunión y la confesión de los fieles.

Fueron el Papa polaco anticomunista Juan Pablo II y el cardenal Joseph Ratzinger, ahora emérito Papa Benedicto XVI, quienes emitieron una severa condena contra la teología de liberación expulsando de cargos y del ministerio a miles de sacerdotes en todo el mundo, algunos también en España y Latinoamérica. Los casos más sonados, ocurrieron en Nicaragua.

Papas anteriores condenaron el comunismo

El Papa Pio IX en su encíclica “Qui Pluribus” 1846, condenaron al comunismo ateo como una “doctrina nefasta”. El Papa León XIII en 1891 lo llamó. “un cáncer que busca destruir los fundamentos de la sociedad”. En 1937 el Papa Pio XI en “Divini Redemptoris” dijo que el comunismo era “intrínsecamente perverso”.

El Papa Pio XII excomulgó a los comunistas en 1949  con un decreto del Santo Oficio. A la Suprema Sagrada Congregación del Santo Oficio le ha sido preguntado lo siguiente sobre los comunistas:

“Primero: ¿Es lícito inscribirse en los partidos comunistas o favorecerlos?

Los eminentísimos y reverendísimos padres que tienen su cargo la defensa de lo que atacan a la fe y a las costumbres, habiendo escuchado el voto de los reverendísimos consultores, decretaron en sesión plenaria en cuarto lugar que se debía responder “no”, porque el comunismo es materialista y anticristiano, y sus jefes, aunque de palabra digan algunas veces que ellos no combaten la religión, sin embargo de hecho o con la doctrina, o con las obras, se muestran enemigos de Dios, de la verdadera religión y de la Iglesia de Jesucristo.

Segundo: ¿Es lícito publicar, propagar o leer libros, periódicos, diarios, folletos, etc. que favorezcan la doctrina y las actividades comunistas o escribir en ellos?

Contestación de la Congregación del Santo Oficio: No, como cosa que está prohibida por el derecho mismo.

Tercero: ¿Pueden ser admitidos a la recepción de los santos sacramentos aquellos fieles que conscientes y libremente hayan realizado aquellos actos de los que hablan los números 1 y 2?

Contestación de la Congregación del Santo Oficio: No, de acuerdo con los principios ordinarios sobre la anulación de los Santos Sacramentos a quien no tiene las disposiciones necesarias para recibirlos.

Cuarto: Los fieles que profesan la doctrina comunista y principalmente los que la defienden y propagan, ¿incurren ipso facto en la excomunión reservada especialmente a la Sede Apostólica, como apóstatas de la fe católica?

Contestación de la Congregación del Santo Oficio: Si.

(Continuará)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15