LIVÁN Y EL DUQUE EN SU EDAD DE ORO, CLARO

ELDUQUEYLIVANHDEZSANTIAGOCARDENASDR.Por, Dr. Santiago Cárdenas- Especial para Nuevo Acción

Siempre me llamó la atención como Liván y el Duque (foto de arriba) al bajarse de la  balsa se apresuraron a decir que ellos eran apolíticos. Una incoherencia total.  Pues bien,  luego de su millonario triunfo en el capitalismo se aprestan a volver a Cuba socialista  por una causa “benéfica” al decir del organizador  y autor  intelectual del  torneo de golf ,el periodista  Omar Claro, el mastermind  de la  jugarreta .

Y digo jugarreta  porque de eso se trata. De acuerdo a Claro, Cuba es un país normal y allá y aquí no ha pasado nada. Este es el  aporte del   comentarista  deportivo al deshielo.

Que los Hernández’es  se apresten a jugar el golf—deporte de los burgueses en los otrora predios robados a Irenee  Dupont  en la península de Hicacos—no es de extrañar. Ellos nunca han tenido los valores patrios como prioridad; sino sus bolsillos. En definitiva,  el  deporte  de los hoyos  es el hobby de  súper-ricos  retirados, ya  obesos y fumando  tabacos Cohibas como aparecen estos medios hermanos en las más recientes  fotos Y a los herederos del imperio Dupont parece que no les interesa reclamar  Xanadu, la maravilla  de terreno y playa que le fueron “nacionalizados”

OMARCLAROPero, hay harina  de otro costal. Que  Omar Claro (foto de la izquierda)  escoja al papa Francisco, a las Hermanas de la Caridad y el año de la misericordia para   hacernos un juego de prestidigitación caritativa y ostentosa es infame. Una burla  a los evangelios  cristianos y   también  al exilio cubano, que no es tan  tonto como el periodista deportivo piensa. Hasta ahora   las alabanzas solamente  han  venido  del uruguayo  Pedro Sevcec  en el prime time televisivo  de Miami.

Resulta que en  la SMI catedral de la Habana en presencia de su santidad  franciscana una  joven monja  de la generación  “Y” tuvo la oportunidad estelar de narrar, a templo  lleno, su  odisea  de servicio en el “hogar ” la Edad de Oro. En ese mismo   momento a Omar  Claro se le humedecieron los ojos   y se le encendió la chispa, la chispa del billetazo. Mal pensado que soy. Comenzó a trabajar arduamente   en sus frecuentes visitas  a Cuba, para llevar a cabo su obra de caridad en favor  de los niños deformes. De paso,  jugar sutilmente  a la política y promocionar a un grupo   multinacional de billetudos  trompeteando  su aporte a los cuatro vientos. Solamente  que  es bueno  recordarle a Omar que la verdadera caridad, como enseña la iglesia es aquélla que se hace en silencio, cuando la mano derecha  no se entera de lo que hizo la izquierda y viceversa. Debería revisar la biblia

Claro, que  Claro no leerá éste ni otros artículos similares. El jueguito ya no tiene marcha atrás. Pero tal vez, hasta sus oídos lleguen estas dos interrogantes. ¿Por qué  sus celebridades  no hacen un cheque generoso a las hermanas  de  la  Edad de Oro  sin necesidad del  viaje a  Varadero?  Así se ahorrarían  el dinero de los pasajes y la estancia.  ¿Por qué no se hace el torneo  en la ciudad de Miami o en  el Doral? Terrenos y facilidades de excelente  calidad sobran  en el  sur  de la Florida, sin necesidad  del tour promocional a la dictadura.

 !Sorpresa ! ……Como  siempre  viví en el Cerro y fuí durante años médico del asilo la Edad de Oro estimo  que puedo hablar con propiedad. Mis experiencias personales de horror ante la frivolidad de  los duques, los livanes y los claros  se merecen otra crónica.

WordPress theme: Kippis 1.15