LOS 15 DE ANDREW GILLUM: (LA FIESTA QUE PAGARÁN LOS CIUDADANOS DE MENOS INGRESOS)

Por, Fernando Godo. Uno Porciento Magazine.

Andrew Gillum, candidato demócrata a gobernador por el estado de la Florida (en la foto de arriba), no está cumpliendo 15 años. Tiene 39, pero en todo ese tiempo ha aprendido muy poco de economía.

La “fiesta” de Gillum es la misma que la de Bernie Sanders. Prometer que el gobierno implantará (por la fuerza) un salario mínimo de 15 dólares.

Le pregunté sobre <el tema de los 15> a un grupo de activistas por Gillum…<¡Por supuesto que sí!> me respondió un señor, mirándome como si yo fuera un marciano. <¡Ganar 15 dólares beneficia al pueblo! !Los ricos son pocos y la mayoría somos nosotros! Yo mismo podré mejorar mi carro, irme de vacaciones a otros sitios!…>

Gillum cuenta con ese tipo de “razonamiento”. Los personajes siniestros detrás de su campaña manipulan y engañan a ese señor; a su grupo de activistas; y a la opinión pública… por medio de la prensa servil que los apoya.

Esa propuesta de Gillum es disparate económico…-intenté decirle-<¡Vamos a elecciones para decidir por democracia!> – me interrumpió.

<Por eso Estados Unidos es una República -le respondí- porque la democracia es peligrosísima si se trata de aprobar leyes que van contra la libertad de las personas>.

Si se aprueban los 15 de Gillum, ese señor no podrá comprar <ese> carro, y se puede olvidar de <esas> vacaciones, porque el estado caerá en recesión económica.

Una de las consecuencias de esa recesión (hay otras) es que todos los artículos costarán extremadamente más caros. ¿Un rico no tiene problemas con eso, pero… y usted que gana menos?

Gillum dice que puede obtener dinero <para el pueblo> aumentando los impuestos a las grandes corporaciones.

En 39 años Gillum sabe de economía lo mismo que Napoleón supo de teléfonos celulares. Voy a asumir que Gillum es un ignorante… y sale cómodo.

Bernie Sanders es un hipócrita corrupto manipulador, porque él sabe perfectamente lo que voy a explicar ahora.

El nombrecito que le dan los economistas es <incidencia impositiva>.

La verdad es que las grandes empresas no pagan impuestos. <Una empresa> no paga impuestos. <Las personas> pagan impuestos.

Cuando el gobierno le sube los impuestos a una gran corporación, ellos responden <pasando esa carga> a un individuo de carne y hueso.

Los accionistas ganarán un poco menos…pero las otras reacciones van directamente contra nosotros, los de menos ingresos.

La “solución” de Gillum es también exigir a esa gran corporación que pague 15 dólares la hora.

Lo que harán es despedir a un montón de gente y…subir los precios para sacar de ahí el dinero que quiere Gillum para sus quince. Imagine que va a un Taco Bell y los empleados ganan 15 dólares la hora. Va a tener que pagar un burrito como si tuviera el precio de 5 caballos.En una situación inflacionaria usted puede tener mil dólares en el bolsillo…y no tiene dinero.

Una empresa próspera puede subir los salarios como consecuencia natural de la economía de mercado. Henry Ford pagaba muy bien a todos sus empleados y aún más para conservar a los más hábiles. Ford producía autos de calidad superior y sus ventas le permitían sostener esos salarios

Trump fue acusado de favorecer a los ricos cuando bajó los impuestos a las grandes empresas. Pero, con ese dinero extra, estas empresas aumentaron salarios o primas a sus empleados.Usted de hecho mejora su salario cuando los precios bajan, porque su dinero tiene más poder adquisitivo. Todo lo contrario ocurre con los precios cuando el gobierno sube el salario por la fuerza. Andrew Gillum está conduciendo al desastre a todas las personas a las que dice <querer ayudar>.No se vaya a la fiesta de los 15 con Gillum. Será la fiesta más cara de su vida

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15