LOS FRUTOS DE LA TIERRA: 10 FLORES COMESTBLES PARA TUS PLATOS-II

El calor empieza a apretar y las ensaladas frescas de verano van tomando protagonismo en las comidas del día a día, por su aporte nutritivo, su ligera carga calórica y sobre todo por la cantidad de agua que aportan al organismo y la acción refrescante. Por eso, vamos a dedicar este post a hacer una pequeña lista de flores comestibles que puedes incluir en tus ensaladas y otros platos, para darles color y un toque algo distinto al habitual.

Norma nº 1, no todas son comestibles

Resulta evidente pero hay que decirlo. No podemos añadir a nuestra dieta cualquier flor que veamos por bonita que sea sin conocer antes si se puede o no comer.

Normalmente no hay intoxicaciones por comer flores comestibles a diferencia de las setas, pero el consumo de estas últimas es mucho mayor y por pura estadística las intoxicaciones son más “sonadas”.

Las partes de la flor en una planta son las que menos compuestos químicos tóxicos para animales y seres humanos tienen. Todo lo contrario de la semilla, que alberga muchas sustancias reserva. De hecho, en esta artículo veremos como algunas flores comestibles son totalmente apropiadas para su consumo, pero no es así para las semillas que la misma planta produce.

Por ello, debemos saber bien qué estamos recolectando antes de comer nada. Si quieres estar seguro, te recomiendo que compres semilla de flor comestible en tu vivero más cercano, la cultives y la pruebes. Y decimos esto porque las flores comestibles pueden ser muchas, pero de ahí a que sepan bien…

×Un ejemplo de flor bonita común y tóxica que se da mucho por el mediterráneo, es la adelfa. En esta época (mayo, junio) vemos cientos de miles de adelfas en flor allá donde vayamos. Es muy bonita pero muy tóxica, por ende, no es una flor comestible.

Sus síntomas son fiebre, vómitos, disminución del pulso e incluso paro cardíaco. Ejemplos de flores tóxicas  hay cientos y ya hablaremos de ellas. Por ello, recomendamos encarecidamente tener muy seguro la planta que estamos añadiendo a la ensalada.

Flor entera o pétalos

Son opciones diversas y podemos utilizar cualquiera de las dos opciones. El tamaño de la flor será el que prime a la hora de incorporar a la ensalada. Ya hemos hablado de la caléndula o las capuchinas.

De la caléndula, por ejemplo,  suelen utilizarse los pétalos por ejemplo pero podemos utilizar la flor entera. El pétalo da color, pero el aspecto de la flor entera es muy agradable a la vista.

Todo depende de la parte central de la flor comestible, porque a veces aporta un sabor distinto o una textura diferente que no siempre nos será agradable.

En cualquier caso, los pétalos son de obligado consumo, aunque la parte central a veces se deseche. Sobre todo en flores de gran tamaño como la caléndula.

¿Comprar o cultivar flores comestibles?

Cómo no, existen sitios donde podemos comprar los pétalos o las flores, en muchos casos secas para incorporar directamente  a nuestros platos veraniegos. Desde Agromática te recomendamos plantarlas porque al fin y al cabo cumplen dos y hasta 3 funciones.

La función decorativa de jardín y en otros casos pueden ayudar al resto del huerto a repeler insectos como comentábamos ayer en el post de plantas repelentes y por último te las comes!

Igualmente, todas estas flores son compatibles con la producción ecológica si estamos más seguros de su consumo y es para fines propios.

La mayoría de estas plantas no necesitan condiciones de fertilización altas y la sola riqueza de un suelo con un buen nivel de materia orgánica es suficiente para disponer de flores espectaculares que ingerir posteriormente.

Además, con el uso de este tipo de agricultura, reducimos los niveles de nitratos en hoja, algo positivo para nuestro organismo ya que están asociados con determinados cánceres y existen leyes muy exigentes en cuanto a esto.

Allá vamos. Por supuesto existen centenares de flores comestibles y aquí solo vamos a comentar unas pocas. Como nos encanta este tema, iremos ampliando poco a poco con recetas y sensacionales platos, así como el método correcto de recolección y conservación.

1.- Violetas, las flores comestibles más conocidas

Las ponemos las primeras porque a parte de la belleza visual y el contraste que suponen con sus colores tienen un sabor agradable, suave y se pueden hacer de mil formas. Frescas, secas, cristalizadas e inlcuso confitadas.

Este tipo de flor fue de las primeras en consumir y aporta un gran grupo de antioxidantes y vitaminas. En la foto vemos una ensalada que combina partes verdes (pepino y distintos tipos de lechuga), frutas como la fresa y los pétalos o flores completas de violeta.

Su cultivo en el jardín, si te has decidido a aprovechar todo su potencial, es muy sencillo. Se puede cultivar incluso en macetas y tenerlas en casa (incluso en el balcón) para ir utilizando sus pétalos poco a poco según van saliendo en los meses de floración.

Su multiplicación es muy sencilla y se hace a través de semillas o estolones.

2.- Capuchinas, perfectas para ensaladas

Las flores de capuchina se utilizado ámpliamente en los últimos años para decorar ensaladas y, por supuesto, son totalmente comestibles. De la capuchina podemos utilizar también sus hojas, que tienen un sabor fuerte, parecido al del berro.

Sin embargo, la parte más utilizada son las flores, ya que por los colores rojizos y anaranjados que tienen, son perfectas para adornar ensaladas donde predomina el verde (exentas de tomate, por ejemplo).

Os ponemos algunos ejemplos de ensaladas y recetas para que tengáis inspiración y podáis preparar vuestros propios platos con flores comestibles de capuchina.

Podéis cultivar la capuchina en vuestro jardín o huerto sin mayores problemas. Además, incluso también por medios ecológicos, ya que con el simple aporte de materia orgánica en base de compost se pueden conseguir plantas sanas y fuertes.

A la hora de recolectar, en el caso de las flores, deben ser cuando se encuentren en su mayor esplendor y máxima apertura. Tienen la ventaja de que el periodo de floración es muy extenso y tenemos todo una primavera y verano para disfrutar de ellas.

Cuidado con las semillas, porque dependiendo de su estado de formación pueden llegar a ser tóxicas. En el caso de las flores, hay que consumir una grandísima cantidad de ellas para tener algún efecto negativo en nuestro cuerpo.

Eso es debido a que contiene una pequeña cantidad en su composición de glucosinolatos (que le da el característico sabor picante a la flor) y trierucina, un compuesto tóxico que sólo se encuentra en las semillas.

Lo dicho, hay que consumir muchísima cantidad de flores para ser susceptibles a tener irritaciones o alergias. Hasta el agua, en grandes cantidades, puede ser tóxica.

3.- Caléndula, otra flor comestible ideal para aportar color a platos vegetales

La caléndula puede ser una gran novedad para las tristes ensaladas que sólo tienen verde (lechugas, espinacas, pepino, berros, canónigos, etc.) Aportan un colorido anaranjado que contrasta muy bien y sirve de precedente por su originalidad.

La caléndula es una planta muy agradecida para el huerto, convirtiéndose en la favorita de muchas familias. Aparte de por sus flores comestibles, proporciona una gran espectacularidad al jardín con su magestuosa floración.

En cuanto a sus cuidados, se adapta muy bien a todo tipo de suelos (desde arcillosos a arenosos) mientras tengan un buen drenaje. Su siembra se puede hacer mediante semilla directa al suelo o bien por trasplante (que puedes adquirir en gran cantidad de viveros por ser muy conocida).

En los platos, aporta un gran aroma (no todo va a ser el color) y se considera un “sustituto mucho más económico del azafrán” Al menos, con un sabor parecido. Puede ser aportada en fresco o bien cambiando el sabor y la textura se puede rebozar en harina, como también se hace con las flores de calabacín, un manjar que no os podéis perder.

Además, con la caléndula se puede hacer pomadas con fines medicinales. Es decir, prácticamente el aprovecamiento de esta planta es total. Flores comestibles de caléndula y reservar las menos apropiadas visualmente para hacer este tipo de remedios de uso tópico.(Continuará)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15