LOS FRUTOS DE LA TIERRA: FLORES COMESTIBLES PARA MEJORAR TUS PLATOS

Cada año aparecen nuevas tendencias en el área de la cocina, ya sean nuevos platos utilizando ingredientes que no se conocían anteriormente, carnes producidas a partir de productos vegetales, postres vegetarianos (no utilizan productos que vengan de animales), el “trashcooking” (para aquellos que no conocen este término, trashcooking se refiere a la reutilización de la comida y no desperdiciarla, por ejemplo, utilizar las pieles y de las frutas y verduras como alimento) y algo muy interesante y que le da un muy buen toque visual a los diferentes platos: las flores comestibles.

Las flores comestibles ya tienen algún tiempo en el mercado de la cocina y no solo son utilizadas para adornar platos, muchos cocineros a nivel mundial y de alta cocina también suelen utilizar las flores comestibles para preparar sopas, bebidas, almíbar, jaleas, como ya dijimos anteriormente pueden darle un toque visual distinto a esos platos que necesitan un poco de color y también son bastante utilizadas a nivel mundial en la preparación de vinagres e incluso aceites aromatizados.

Pero es muy importante saber que no todas las flores son comestibles, no importa que tan bellas e inofensivas se vean algunas flores, tenemos que tener muy claro cuáles son sus propiedades y si de verdad pueden ingerirse o no, por la simple razón de que algunas flores pueden generar reacciones alérgicas, otras no son recomendables ingerirlas con mucha frecuencia y algunas flores pueden ser peligrosas si no sabemos recolectarlas ya que podemos ingerir las semillas las cuales pueden ser mucho más tóxicas. Por ejemplo, la flor adelfa es muy común, muy hermosa y parece inofensiva pero la verdad es que es bastante tóxica y que debemos tenerle bastante cuidado.

La primera elección que debemos tomar a la hora de agregarle flores comestibles a nuestras comidas es decidir entre cultivar las flores o simplemente comprarlas en algún mercado cercano. Para tomar esa decisión es importante darnos cuenta de que muchas veces cuando compramos las flores o pétalos en diferentes mercados puede que las mismas se sientan un poco menos naturales que si las cultivamos y las colocamos directamente en nuestros platos. Además la mayor parte de las plantas de flores comestibles son muy fáciles de cuidar y no necesitan muchas cantidades de fertilizante y pueden ser cultivadas usando una agricultura bastante ecológica.

Luego de decidir si cultivaremos o compraremos las flores o pétalos para nuestras ensaladas, nuestros dulces u otros platos, es importante tomar la decisión de qué flores pueden ajustarse mejor a las necesidades que tengamos en ese momento, por ejemplo, las violetas tienen un sabor bastante agradable, suave y puede adaptarse a diferentes comidas. Además aportan una gran cantidad de vitaminas que pueden hacerle muy bien a nuestros cuerpos. Por otro lado también podemos mencionar la Caléndula, una pequeña flor que le puede dar un hermoso color a ensaladas que solamente incluyen ingredientes verdes y puede ser un buen sustituto en las ensaladas que llevan azafrán, ya que tiene un sabor algo parecido.

Son muchas las posibilidades que nos ofrecen las flores para la cocina en la actualidad, pero debemos siempre tener en cuenta que es importante informarnos bastante bien antes de utilizar cualquier flor para evitar problemas relacionados con intoxicaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15