LUIS CLEMENTE FAUSTINO POSADA CARRILES. DESPEDIDA QUE NO DESPIDE, PROLONGA…

Por, Dr. Luis Conte Agüero Ph.D.

Palabras de despedida de duelo a Luis Posada Carriles pronunciadas por Luis Conte Agüero. Estados Unidos de América. Florida. Funeraria Caballero.Rivero. Calle 8 del S.W. de Miami. Domingo 25 de marzo. 2018. (fotos: Aldo Rosado-Tuero)

Aquí Cary, Caridad González Knapp, que consagró devociones y oraciones a los años finales de Luis Posada Carriles. Yo la llamo para detalles de este sepelio, y en el teléfono responde una grabación que me sacude y asombra…  LUIS POSADA.,,. Un pausa y nuevamente su voz    LUIS. YA OI TU MENSAJE.   Aunque triste, la voz es clara y fuerte. Y es Luis en sorprendente recuperación de despedida.

15 de febrero de 1928. Nace Luis Clemente Faustino Posada Carriles. Sus padres, deseando importancia, escogieron un nombre largo para una larga vida de reto y riesgo que culminó antier, 23 de este mayo del 2018. Vida que permanecerá como Quijote de idealismo y honor. Enemigos de Cuba, de la soberanía ciudadana, de su desarrollo y grandeza, han dedicado recursos y tiempos en su maldad sin límites para mostrar a Luis  como odiador. Sí lo es. Odiador del odio. Odiador de la tiranía. Del comunismo. De la desvergüenza. Y, en consecuencia, amante del amor, la dignidad, las libertades patrias.

Y ese odio-amor combate para prevalecer. Superficialmente afea porque lucha en riesgos de vida y muerte. No obstante, la guerra más fea puede brindar una bella victoria. Luis pagó precios muy altos. Cuanto hizo lo hizo con pasión esencial de patria y hombría.

Amor a la tierra donde nació, estudió, desarrolló el carácter y el sentido esencial del patriotismo, desde la cuna en Cienfuegos hasta La Habana universitaria y retadora. Amor a esa Cuba donde la tiranía, en sus medios sucios y cobardes, no cesa de injuriarlo.

Amor a Venezuela donde honró las posiciones que le dieron, luchó todo el tiempo, sirvió al verdadero pensamiento bolivariano con estremecida devoción y fue, entre otros deberes, el Comisario Basilio de la DIGEPOL. Sin embargo, teniendo yo honores populares y periodísticos y siendo Asesor General del Ministerio de Información y Turismo -honra mayúscula- a Orlando Bosch y a Luis no pude verlos al visitar la prisión por las horas que me demoraron. Así las cosas, un día Luis se vistió de cura y se las dejó en la mano.  Libre para seguir sirviendo a la libertad.  

A la libertad de otras patrias de América donde pagó con sangre, mucha sangre de heridas honrosas, sus acciones combatientes y su orgullo de soldado de la Democracia. Dignos compañeros con él enfrentaron repetidos retos sin temblores ni vacilaciones. Guillermo Novo Sampol. Gaspar Jiménez, Pedro Remón. Gracias. Gracias todavía y siempre a Mireya Moscoso, presidenta de Panamá que los liberó enfrentando pusilánimes.

Qué amor el de Luis por estos Estados Unidos vastos y complejos que a veces no premian y hasta castigan a quienes más se esfuerzan por servirlos. Enjuiciamientos injustos y oscuros y densos sufrió Luis. Su  último “retiro” no llegaba a cien dólares mensuales. No estoy bromeando. Y, recientemente, nada, ni un centavo.

Celebro la sustancia ética del país cuya ciudadanía ostento orgullosamente. Señalo la necesidad de ajuste de una estructura jurídica que dificulta la justicia. La solución económica, sonriente, humana, la brindaron calladamente, sin alarde  Cary… ¡Cary ven!. Hela aquí. Humilde. Callada. Devota. Su hermana Blanca Hidalgo, Mario Leoncio Echevarria compró muchos cuadros pintados por Luis. Fíjense cómo pinta Luis en ese cuadro que me hizo. Fernando Caula vendió, me representó con Luis y lo llevó a desayunos ortodoxos que Luis presidió conmigo en el Versailles el primer sábado de mes. Otro Fernando, Fernando Valdés, siempre y por muchos años hermano total de Luis con mayúsculos esfuerzos. Y …Nelson Ortega. Gracias a esta dama que saluda aquí en nombre de la Nicaragua que combate. Y Aldo Rosado, conducta y voz indomable por la libertad.

Aquí Yurina y Tomás García Fusté, siempre en el frente. Y el delegado de La Poderosa y su entrevista. Y Tomás Regalado que me informa que llega. Bobby Ramírez y su sonriente show en Hialeah. La jurista Elena Ortega Tauler. Nelis Rojas toda patria.(En la foto de arriba de este párrafo: Luis Posada con Aldo Rosado-Tuero y Nelis Rojas comparten vivencias)

Estos hermanos en la Guardia de Honor son cubanos en las Fuerzas Armadas de los EEUU que pusieron en mi solapa esta medalla. Nunca fallan en el deber y el hacer cubanos.

Tony Calatayud, todo entrega.. Y ese alto y bravo Reynold González con Ernesto Díaz Rodríguez, Secretario General de Alpha 66. Angel de Fana. German Acero. Héctor Obregón. Víctor Montoro. Mi hermano Alberto Ramos. Juan Garau y su esposa. Alfredo Ballester. Aldrín Gil, Venezuela. Frank Gonzalez, hermano moral de Luis. Rogelio Espinosa, siempre sí. Jorge de la Cruz, foto que no cesa. Isabel Norniella cubre el mundo con su información. Miguel Soliman y su madre querida, Rafi nunca falla. Randy Espinet, El Dr. Raúl Inda y su niño talentoso. Salvador Romaní, presidente del Colegio Nacional de Periodistas de Cuba. Gabriel Astengo, que nunca se abstiene, y sus acompañantes. Eugenio Llamera,  todo presidio político. Héctor Fabián, leyenda viva del exilio. Número 1 en los Centinelas de la libertad.

Pedro Armenteros, siempre! David Rivera llama y se adhiere; varias veces me acompañó con Luis. El boricua Noel Battle llegará tarde, pero sí. Cumplidores! Carlos González con su esposa desde West Palm Beach y líderes juveniles que allí libran la batalla  Ah otro González, Raúl, Raúl González que ofreció una tumba para los restos de Luis y  me ha entregado este sobre que sin abrir doy a Cary. Raúl generoso, Gracias!  Blanca García ven aquí. Tú no fallas. José Arenal tiene que estar por ahí

Me comunicaron que las cenizas de Luis se arrojarán al mar. Cenizas de gladiador. Fuego moral que prolongue su recuerdo y anime la lucha por la patria. La presencia de ustedes enciende esa lucha. No se apela a indiferentes, aunque no los culpo porque muchos no saben del esfuerzo por fusilar a Cuba en un trágico paredón de la historia humana.

Luis. De algún modo sé que nos escuchas. Los presentes, atentos, emocionados, conmovidos, integran tu futuro. Futuros de tu decir y hacer. Aquí escuchan devotamente mi palabra. Sus miradas y asentimientos con la frente, contestan sí al deber y el esfuerzo cubano y cristiano.

Ahora, para ti un instante de silencio respetuoso… y sí sí sí, la ovación resonante por tu historia. CON DIOS SERVIR.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15