MARIELA, SUS GAYS Y SUS CARTERAS GUCCI

Por, Esteban Fernández

Creo que el documental es viejo, pero yo acabo de verlo. Me produce una mezcla de burla y encabronamiento. Si no fuera porque la protagonista de este show propagandístico es Mariela Castro Espín diera risa, pero al observarlo todo con detenimiento el espectáculo además de ridículo y grotesco da asco.

Se trata de la hija de Raúl Castro rodeada de homosexuales y lesbianas recorriendo diferentes partes del país buscando apoyo para su causa. ¿Contra quién protestan? Porque la realidad es que la familia de Mariela es la que mantiene a los homosexuales y al resto de los cubanos esclavizados. Vamos a ver si un gay anticastrista cae preso si Mariela intercede por él.

¿Dije homosexuales y lesbianas? Me equivoco porque yo conozco “gays” y “lesbians” que son personas serias, decentes, educadas y hasta patriotas anticomunistas. Pero los que rodean a Mariela son tralla, chusmas, alebrestados y escandalosos. Y de pronto ella sale bailando una rumba con todo el elemento guaricandilla que tiene a su lado.

¿Cuales son las verdaderas intenciones de Mariela? Que sé yo. Muy difícil de interpretar sus verdaderos sentimientos. Puede que ella sea internamente una lesbiana o bisexual -tapiñada como su padre- pero durante el video trata de demostrar lo contrario dando muestras fehacientes de enamoramiento con Paolo Titolo su marido italiano, rechoncho y feo.

Otro motivo puede ser porque perfectamente ella sabe que su padre es pederasta activo y pasivo, y quiere sacar la cara por sus colegas.

Pero yo me tiro más por creer que -como les dije hace poco- Raúl Castro trata de menospreciar toda la mierda realizada por su medio hermano. Y claro está que número uno en la agenda es su actuación brutal y criminal contra los “gays” donde lo menos que hizo fue internarlos en campos de concentración. Algo que Raúl nunca protestó.

Todo en el documental es una sarta de imbecilidades, errores y mala producción. Un desastre total. Las manifestaciones públicas son imitaciones absurdas de las que se realizan en San Francisco, California. Derroche de aspavientos, algarabías absurdas y lentejuelas baratas.

Van a la Sierra Maestra, en pleno campo cubano, donde hablan con guajiros ñongos montados en famélicos caballos y Mariela les pregunta rompiendo el ridículometro: “¿Por aquí hay lugares donde se reúnen los gays?”

Los campesinos -obviamente analfabetos y desdentados- no tienen ni la menor idea de lo que quiere decir la palabra “gay”. Mariela entra a un destartalado bohío y arriba de una mesita deposita su cartera Gucci de mil dólares. Cuando tratan de explicárselos los guajiros la tiran a mondongo.

Y esta mierda la están pasando en la televisión de esta nación cuando lo que debían ver todos los americanos es “Nadie Escuchaba” de Néstor Almendros y Jorge Ullas donde cuentan la realidad y los sufrimientos de los homosexuales cubanos.

Pero, por eso estamos como estamos y todavía nadie escucha el clamor de un pueblo desamparado y le hacen caso a esta tipeja hija y sobrina de los dos mayores genocidas que ha dado este continente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15