MARXISTAS EN EL VATICANO

CARDENALGERHARDLUDWIGMULLEREn la foto: Cardenal Gerhard Ludwig Müller

FRANKDEVARONAPor, Frank de Varona

“Los que profesan y propagan el comunismo son apóstatas de la fe católica.”

Papa Pío XII

Cardenal Gerhard Ludwig Müller fue nombrado por el Papa Francisco Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe conociendo que este cardenal apoya la marxista teología de la liberación. El Cardenal Müller es considerado papable, término que significa posible futuro papa.

El Cardenal Gerhard Ludwig Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe escribió el libro Pobre para los pobres – La misión de la Iglesia donde recopila algunas intervenciones junto a las contribuciones del sacerdote dominico peruano Gustavo Gutiérrez, considerado el padre de la teología de la liberación, y de Josef Sayer.

María Fernanda Bernasconi en un artículo publicado por Revista Ecclesia el 1 de marzo de 2014 y señala que el libro Pobre para los pobres fue editado por la Librería Vaticana y presentado el 25 de febrero de 2014 en Roma. El libro contiene el prefacio del Papa Francisco, quien llama a poner en práctica, con coraje, la solidaridad.

Bernasconi explicó lo siguiente sobre el prólogo del papa: “La pobreza, riqueza y solidaridad son los temas que afronta el Papa Francisco en su prefacio, en el que escribe que todos somos preciosos para todos. El Santo Padre reflexiona preguntándose ¿quién no siente malestar al afrontar la palabra pobreza? Al recordar que hay tantas formas de pobreza: físicas, económicas, espirituales, sociales y morales, el Pontífice afirma que el mundo occidental identifica la pobreza ante todo con la ausencia de poder económico, enfatizando negativamente este estado. Sin embargo, prosigue, cuando el hombre es educado a reconocer la fundamental solidaridad que lo liga a todos los hombres, tal como nos lo recuerda la doctrina social de la Iglesia, entonces sabe bien que no puede tener para sí mismo los bienes de los que dispone. Cuando vive habitualmente en la solidaridad, el hombre sabe que lo que niega a los demás y tiene para sí, antes o después se volverá contra él…”

El Papa también agradece al Cardenal marxista Gerhard Ludwig Müller porque con este libro ha querido llamar la atención sobre este tema de la pobreza.  “Y bien, sepan, amigos lectores – concluye Francisco – que en esta exigencia y en esta vía, me encuentran desde ahora con ustedes, como hermano y sincero compañero de camino”.

Para los anti comunistas que lean este prólogo es una completa decepción que el Papa Francisco se declare que él es un “hermano y sincero compañero de camino”. ¿De qué? ¿De la teología de liberación?

GUSTAVOGUTIERREZSACERDOTETEORIADELALIBERACIONEl Cardenal Gerhard Ludwig Müller se hizo un buen amigo del sacerdote dominico marxista Gustavo Gutiérrez (El Padre Gutiérrez—foto de la izquierda—es el llamado padre de la teología de la liberación.

y se convirtió en un defensor de la teología de liberación. El Cardenal Müller dijo en su libro que  “La auténtica teología de la liberación demuestra que, en verdad, sólo Dios, Jesús y el Evangelio pueden tener un papel auténtico y duradero para la humanización del mundo”.

Bernasconi  subrayó que al entrevistar al Cardenal Müller le dijo que estuvo en Perú en 1988 y explicó que durante un seminario habló con el Padre Gutiérrez de la teología de la liberación y de la situación de los países en América Latina. Ante la pregunta sobre el significado auténtico de la teología de la liberación, el Cardenal Müller respondió que la teología no es una ideología, un pensamiento hecho sólo de una idea humana, sino que la teología reacciona ante la Palabra de Dios. Dios con su Palabra nos da la salvación; sólo Dios puede salvar a los hombres. Por esta razón, las ideologías políticas – tanto de izquierda como de derecha, del comunismo, del nacionalsocialismo o del fascismo – no pueden salvar a los hombres; al contrario han causado tantas guerras y persecuciones. Y esto es prácticamente la prueba de que las ideologías no pueden añadir nada. Sino que sólo la Palabra de Dios puede salvar a los hombres. Por lo tanto, la teología de la liberación es una teología de la Palabra de Dios y no una ideología.

Por supuesto esta explicación no es aceptada por anti comunistas ya que ataca duramente, como el Papa Francisco, al capitalismo, la propiedad privada, la economía del libre mercado y la libre empresa. Con todos sus defectos el capitalismo bien implementado ha sacado a millones de personas de la pobreza.

María Fernanda Bernasconi escribió que en la presentación del libro, también el Padre Federico Lombardi, Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, y el Cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, Arzobispo hondureño de Tegucigalpa, expresaron que la Iglesia debe ser “samaritana”. Bernasconi explicó lo siguiente: “Este tema que ha sido retomado también por el mismo Padre Gustavo Gutiérrez, quien con sus 85 años de edad, también estuvo presente en este encuentro. La misión de la Iglesia es el anuncio del Evangelio, pero también está la parte del servicio – subrayó el fundador de la teología de la liberación – poniendo de manifiesto la importancia de salir de sí mismo para hacer “prójimos” a los demás, especialmente a los pobres”.

El papa Francisco apoya a los comunistas de los Movimientos Populares

Papa Francisco, el Pontificio Consejo Justicia y Paz, en colaboración con la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales, auspiciaron dos reuniones del Encuentro Mundial de Movimientos Populares. Una fue en el Vaticano en Roma y la otra Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. Las personas que participaron en estos encuentros son comunistas importantes de Latino América que quieren destruir el sistema capitalista de sus países.

LIBRODEBERGOGLIOpgCuando el  Papa Francisco era conocido como el Cardinal Jorge Mario Bergoglio escribió un libro titulado  Diálogos entre Juan Pablo II y Fidel Castro que fue publicado en Buenos Aires, Argentina en 1998. Bergoglio escribió sobre las homilías de Su Santidad Juan Pablo II y los discursos de Fidel Castro. Pero el Cardenal hizo un prólogo de más de 50 páginas que revelaron la ideología de extrema izquierda del futuro papa.

El Cardenal Jorge Mario Bergoglio escribió que el Papa Juan Pablo II reiteró “con firmeza su pedido de libertad, dignidad y democracia para el pueblo cubano”, sin embargo cuando Bergoglio se convirtió en el Papa Francisco no tuvo el valor para hacer lo mismo durante su visita a Cuba.  Escribió el Cardenal que Fidel Castro y el Papa Juan Pablo II tuvieron “momentos de discrepancias profundas, y en otras ocasiones, básicas convergencias. No explicó cuáles fueron esas “convergencias” dando la impresión que el papa polaco anti comunista estaba de acuerdo con la tiranía en ciertas cosas.

El Cardenal argentino escribió lo siguiente: “Fidel Castro quiere “obtener una transición pactada en base a la intermediación papal. Es lógico que vea a la Iglesia a un aliado para proceder en forma gradual y no traumática.” ¿Cuál ha sido esa transición de Fidel Castro y la de Raúl Castro?  Ha habido más represión que nunca desde que con la ayuda del Papa Francisco, su amigo Obama inició la normalización de relaciones de Estados Unidos con Cuba en diciembre de 2014.

El Cardenal Bergoglio criticó el capitalismo en su libro expresando lo siguiente: “Lo que censura la Iglesia es el espíritu que ha animado al capitalismo, utilizando al capital para someter y oprimir al hombre, sin contemplar la dignidad humana de los trabajadores ni la función social de la economía, distorsionando los valores éticos de la justicia social y del bien común”.

El cardenal argentino escribió en la página 25 de su libro que Fidel Castro expresó lo siguiente: “La Iglesia condena el egoísmo, el socialismo también. La Iglesia la avaricia del que no es solidario, el socialismo también. La doctrina de Carlos Marx está muy próxima al Sermón de la Montaña.” Explicó el cardenal que “Desde que en 1990 Fidel Castro propone una ALIANZA ESTRATÉGICA ENTRE CRISTIANOS Y MARXISTAS, no ha cesado por encontrar y demostrar CONVERGENCIAS O PUNTOS DE CONEXIÓN entre el catolicismo y los postulados de la revolución.”

El cardenal argentino atacó el embargo comercial de los Estados Unidos hacia Cuba sin señalar la razón del mismo, que fue la confiscación de todos los negocios y bienes de los miles de estadounidenses que residían en la Isla y de todos los negocios de grandes corporaciones estadounidenses. También cita daños falsos del embargo expuestos por la tiranía y que ahora Raúl Castro reclama compensación por parte de Estados Unidos por los daños del embargo a Cuba. También usa el término comunista de “bloqueo”, que es falso ya un bloqueo se refiere a un bloque naval. Por último, el cardenal no explicó que dos MiGs de Cuba asesinaron a cuatro pilotos de Estados Unidos que volaban en dos pequeños aviones de hélice en aguas internacionales de la organización de Hermanos al Rescate y que esa fue la razón de la ley Helms-Burton. De paso esta ley ha sido violada por Obama con todas las concesiones unilaterales a la tiranía cubana a través de órdenes ejecutivas.

El cardenal explicó lo siguiente: “El embargo norteamericano endurecido por las leyes Torricelli (1992 )y Helms-Burton (1996), ha provocado que Cuba dejara de percibir unos $25,000 millones en exportaciones de bienes y servicios, esencialmente originadas en el mercado azucarero y de turismo, las dos principales fuentes de ingresos y divisas. Además con el bloqueo, Cuba debió reorganizar geográficamente su comercio y se vio obligada a vender sus productos a mercados más lejanos como el de Asia; anteriormente el 85% del comercio se efectuaba con la Europa socialista… Según el análisis de la iglesia los motivos por los cuales se instauró el embargo se encuentran completamente superados por la realidad frente al desmantelamiento de la Unión soviética. Cuba se encuentra desarmada… Los centros de poder, persiguiendo solamente el lucro, se abstraen del deber de defender la dignidad humana y en forma discriminada gravan a los países más pobres con pesadas cargas tal es el caso de los sufrimientos padecidos por el pueblo cubano ante los embates de este neoliberalismo.”

Fidel Castro en reiteradas oportunidades ha llegado a declarar que su postura se identifica con Cristo en su lucha por salvar a los desesperados y a los pobres, estableciendo un paralelo entre la doctrina de la Iglesia y el socialismo. Fidel Castro encuentra coincidencias en cuanto a la identidad de principios.

En la página 28 el cardenal Bergoglio afirmó lo siguiente: “La reivindicación de los derechos del hombre que la Iglesia reclama sin cesar alimentación, salud, educación, entre otros, y se inscriben en el concepto de derechos humanos al que Fidel Castro adhiere y se muestra orgulloso de defender en Cuba.” Es vergonzoso este comentario en su libro de un sistema comunista cruel e inhumano que ha fusilado entre 15,000 y 17,000 hombres, mujeres y niños cubanos (de acuerdo de un estudio del Centro de Investigaciones Científicas de Paris), y encarcelado a más de 300,000, entre ellos a este escritor, su hermano y a varios primos. Un sistema perverso y opresor que destruyó la economía de unos de los países más prósperos de América Latina y lo empobreció enormemente, provocando un éxodo de millones. Se estima que unos 80,000 cubanos han muerto ahogados o devorado por tiburones tratando de llegar a la Florida cruzando el estrecho del mismo nombre. ¡Desgraciadamente solo un comunista convencido escribiría tantas falsedades de los sanguinarios hermanos Castro y de un sistema totalitario opresor!

Hiram González escribió un artículo para el Nuevo Herald que fue publicado el 10 de septiembre de 2015. Explicó González que el hecho de que el Papa Francisco haya recibido en audiencia privada al sacerdote peruano Gustavo Gutiérrez, que es el fundador de la teología de la liberación y después se presentó el libro editado por la Librería Vaticana Pobre para los pobres del Cardenal Müller con un prefacio de su puño y letra, tiene a una parte de la línea más conservadora de la iglesia muy preocupada por el resurgimiento de la teología de la liberación.

González señaló que Cardenal Müller declaró a los periodistas: “El papa Francisco, que viene de América Latina, ha hablado de una “Iglesia pobre para los pobres”. Él prologa su libro, del mismo título. ¿No está en cierta manera, la teología de la liberación en el centro de su mensaje?”

González escribió, como ya se ha dicho, que en 1998 el Cardenal Bergoglio escribió el prólogo de un libro de su autoría llamado Diálogo entre Juan Pablo II y Fidel Castro en ocasión de haber acompañado al Papa a su visita a Cuba en 1998. González expresó lo siguiente: “El Cardenal Bergoglio con esos comentarios parece un agente de publicidad contratado por el régimen para mejorar la imagen del tirano. El Cardenal, como persona culta y bien informada sabe muy bien que el embargo no fue producto de la guerra fría, sino de la respuesta de Estados Unidos a las confiscaciones de sus propiedades. Es un delito moral, y más aún, para un príncipe de la iglesia mentir para beneficiar a un régimen ateo y criminal como el de Cuba, como también han hecho el presidente de Estados Unidos Barack Obama y el ex Secretario General de la OEA Miguel Insulza… En todo el prólogo le echa la culpa de la miseria imperante en el país al embargo que llama “bloqueo” y a los excesos del capitalismo, pero en ningún momento critica a Castro por el sistema totalitario impuesto en el país, que conlleva la sistemática violación de los derechos humanos y políticos del pueblo cubano.”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15