MEMORIAS DE LOS DÍAS DEL VIENTO Y DEL FUEGO: EL PLAN DE OPERACIÓN GENERAL PARA EL LEVANTAMIENTO NACIONAL-SEGUNDA PARTE

Por José A. Reyes “Cardenal”

PLAN DE OPERACIÓN GENERAL:

Con la intención de un levantamiento general se prepararon dos Planes de Operaciones:

Plan “A”: Contando con la ayuda solicitada en armas al Gobierno Americano, enviando para ello, un hombre para Miami con tal fin, que junto a nuestro representante, Osvaldo Jordán, (Pastor) gestionaron  dicha solicitud, la que según, en informe recibido de Osvaldo Jordán, fue aprobada, junio- julio 1962, solicitándonos para ello,  punto de recepción.  La Mulata, costa norte de Pinar del Río, fue el lugar escogido, cuyos jefes de sector eran los ex presos políticos Cleto Pérez Barrios y Rolando Márquez, pero, a finales de agosto o principio de  septiembre,  cuando todo estaba a punto, sorpresivamente, fue suspendido el envío, según se nos informó, porque había planes de mayor envergadura con Cuba (Crisis de Octubre).

Plan”B”: Sin la ayuda solicitada, empleando nuestros escasos y propios recursos y contando con la labor de  penetración que se venía realizando silenciosamente, en estaciones de policía, unidades militares y Marina de Guerra, que apoyaran, llegado  momento, el levantamiento.

Abortado el levantamiento del 30 de agosto y presos en septiembre,  muchos de nuestros hombres, entre ellos, 16 de los policías activos en diferentes unidades en La Habana, incluyendo a  los oficiales Oscar Legrá Galano, Luís Pons, Quirante, Jesús Mercado, en fin 16, así como miembros de la Marina de Guerra y militares y también, parte de nuestro Estado Mayor a finales del  mismo mes de septiembre, (28 de sept.) a consecuencia de una operación planeada y realizada en Varadero, consistente en un auto secuestro a un hombre nuestro, ex preso político, Capitán Dagoberto Díaz de la Rosa, EPD, saliendo del banco con el dinero, (28 mil pesos) destinados  a pagar a los empleados del turismo. Dinero que iba ser destinado, entre otros, a la compra de botas para los alzados de Güines, (Pipero), Matanzas, (Fariña) y el Escambray, provocando también, con esta acción, que yo, ese mismo día 28, después de un largo seguimiento por agentes de la seguridad del estado y de un registro en mi piso, escapara y pasara, junto a José Davalo Milián, dirigente tabacalero, fallecido en Miami,   a la clandestinidad hasta el 7 de diciembre 1962, que me cogen preso en la casa de Eloy H. Brito, en La Habana.

No obstante a todo esto,  Los Comandantes Elio Curiel Ortega, Clemente Rodríguez Isla y otros, siguen trabajando en este Plan, hasta que, por la difícil y comprometida situación, en la se encontraban los hombres, cada vez más  en peligro de caer presos y completado algunos aspecto del Plan, se decidió   comenzar  su ejecución.   Para ello, se citan, como primer paso, a los 34 jefes de sectores de La Habana, para el edificio Focsa, donde se les iba instruir y dar un sobre sellado y lacrado con las órdenes a seguir, con una  fecha y hora determinada para abrir el sobre,  donde se les ordenaba las acciones a realizar, provocando  la confusión y diera lugar al levantamiento. Pero, en ese momento,  UN TRAIDOR, CARLOS ALEMAN, Primer Teniente activo del DTI y jefe de Negociado y Robo del mismo, que sorprendido por lo que se estaba  planteando, sacó su  pistola, cerró la puerta del apartamento donde estaban reunidos,  llamó a la Seguridad del Estado, tiempo que aprovecho el Comandante Elio Curiel  para romper  todos los documentos.

De este hecho, Aldo, enero, causa, 10 ó 15/64, (no recuerdo bien)  poco se conoce, pero en verdad después del fallido intento del 30 de Agosto, este fue, pienso yo, el que mayor posibilidad tuvo de un levantamiento general. Nuestra actividad duró  hasta principio del año 68.     Te adjunto documento y carnet.

Un fraterno saludo. Excúsame, por robarte tanto tiempo y la redacción.

José A. Reyes “Cardenal”.

Nota: Supongo que nuestro incansable luchador  y amigo Héctor Fabián (foto de la izquierda), conozca de todo o parte de lo expresado por cuanto mantenía una estrecha relación con nuestra organización, especialmente con Eloy H. Brito, EPD. Pero, además era nuestro portavoz.    

Aldo, aprovecho, reflexionando  sobre nuestros Mambises de ayer, particularmente, de los muchos que formaron el cuerpo, no las cabezas, de nuestra Historia pasada y de los muchos de hoy,  de esta reciente,   pienso, a manera de sugerencia, teniendo en cuenta que muchos de estos luchadores, hombres humildes, desconocidos en su mayoría,   muertos  ya muchos de ellos, llevándose  un trozo de nuestra historia, particularmente su participación, su lucha, sus vivencias y su familia, pienso, repito, que sería una gran cosa, atendiendo que  todavía quedan  muchos de ellos vivos, sobre todo ahí, en Miami,  que de alguna forma,  tuvieran la oportunidad  de dejar sus testimonios y sus vivencias, en fin, sus memorias.  No sé, si es posible, pero, creo que sería muy interesante que algún día, en nuestros libros de historia, recogieran en sus páginas, al menos, sus nombres, como testimonio para sus hijos, sus nietos y su familia en general. Hace poco, preocupado por esto,  en conversación con Rufino Alvarez, hablamos sobre este particular, y se mostró muy interesado en hablar y en buscar la forma como hacer posible  esos testimonios.  En lo que yo pueda contribuir a ello, estoy a la disposición ya.

NOTA DE NUEVO ACCIÓN: Precisamente, esta sección y La Historia en la memoria, nacieron con ese propósito. Por la tanto sus páginas están abiertas para recoger las memorias de todos esos héroes anónimos de nuestra epopeya.

Un Comentario sobre “MEMORIAS DE LOS DÍAS DEL VIENTO Y DEL FUEGO: EL PLAN DE OPERACIÓN GENERAL PARA EL LEVANTAMIENTO NACIONAL-SEGUNDA PARTE

  1. Gracias un amigo y participante de esa epoca de fuego y entrega total a la causa de la libertad de nuestra Patria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15