MUCHAS VECES LA HISTORIA SE REPITE. ¿SE REPETIRÁ LO DE HUNGRÍA EN CUBA?

En la foto: Estudiante húngara, que abandonó la Juventud Comunista y se enroló en la resistencia armada en el alzamiento nacional húngaro de 1956

HUNGRÍA:  1951-1954

“Para vencer la resistencia de sus enemigos y distraer la atención de la población de la grave situación política y económica, el gobierno comunista inició en la primavera una feroz política de represión. En mayo empezó a deportar a todo opositor. “Cuando la perra es brava hasta a los de casa muerde”. Una vez eliminados los enemigos del exterior, los dirigentes comuistas empezaron a luchar entre sí por el poder. El Secretario General del Partido y Vice Ministro Matías Rakosi y el Ministro de Estado Erno Gero, veterano de las Brigadas Internacionales de España, iniciaron una lucha a muerte, combatiéndose abierta y mutuamente.

El gobierno estableció un servicio de espionaje para fisgar a los húngaros que vivían en el Occidente. Al efecto se valió de “La Liga Mundial de los Húngaros”. El gobierno  tuvo otro rotundo fracaso en el plano religioso. Habían encarcelado a los jefes visibles  de las respectivas iglesias y después debilitaron a estas en su economía con medidas administrativas. Su acción no surtía el efecto deseado. La repulsa de los húngaros era colectiva y seguían cada vez más apegados a su fe y a sus pastores espirituales.

Para mayo habían sido eliminados todos los opositores en el Parlamento. Hubo lista única de candidatos  elegidos por el partido comunista, para evitarle esos inconvenientes al pueblo.

Rakosi cayó en desgracia por el fracaso de su política de sovietización emprendida con ayuda de Gero. Fue sustituído por un comunista veterano, el campesino Inre Nagy (en la foto). Nagy asumió las funciones de Primer Ministro en junio. Nagy, tras iniciar su reinado con grandes promesas se retractó poco a poco.

La vida seguía siendo tan dura  que la natalidad empezó a bajar por la carestía de la vida y sus consecuencias. El gobierno sumamanet alarmado, reaccionó estúpidamente, Hizo pegar carteles en todos los edificios públicos, las escuelas, las estaciones de ferrocarril, los tranvías, etc, con nfrases que provocaban la hilaridad de la población: “El niño es el porvenir”, “El socialismo necesita niños, etc.”

La política de Nagy también fracasó. El descontento de la población seguía en aumento. En lugar de atenderlas, el Gobierno seguía intentando ganar popularidad sólo con propaganda.

1955- Situación caótica en la política, población descontenta  y negros nubarrones en el horizonte recibieron el año. A finales de febrero Inre Nagy fue criticado duramente, se le acusó de apoyar  a los “desviacionistas de derecha”. Nagy empezó a aparecer menos en público. Mal presagio. Rakosi subía de nuevo en Flecha. A principio de mayo el Parlamento eligió como Primer Ministro a Andrés Hegedus, fiel servidoe de Rakosi. Nagy tuvo que retirarse. El estado de espíritu en Hungría era de una oposición cada vez más franca al régimen.”

Attila Fekete- En su libro: “El asesinato de Hungría”

NOTA DE N.A: Hemos subrayado en rojo  hechos y acontecimientos que nos son familiares tanto a los cubanos, como a los venezolanos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15