THE NEW YORK TIMES

thenewyorktimesedificio

ENRIQUEARTALEJOVERDADERAPor, Enrique Artalejo

Cada vez que veo citar al The New York Times como fuente informativa, compruebo más, la ignorancia o la mala fe de quienes lo hacen.

Ese NYT, es la CUEVA emblemática del Nuevo Orden Mundial,  los enemigos primero del pueblo norteamericano y después de todo lo que representa libertad, democracia, dignidad y prosperidad de la humanidad.

El The New York Times, entre muchos de sus hacedores,fue el que le vendió al pueblo norteamericano y al mundo a un personaje desconocido hasta entonces llamado Fidel Castro Ruz, el Hijo de Lina, Agente Alejandro de la CIA, como lo que nunca fue:  el Mesías de 33 años con barbas que devolvería a Cuba a su ritmo constitucional, la libertad de prensa y  de expresión, el gobernante que celebraría elecciones libres y pluripartidistas.  El periódico The New York Times sabía perfectamente quien era Castro al cual le estaban entregando la Perla de las Antillas para que la destruyera y extendiera mediante ella el marxismo-leninismo por el resto de América Latina.

Es el mismo NYT que denunció en enero del 1961, la existencia de los Campamentos en que se entrenaban los combatientes de la Brigada de Asalto 2506, para la supuesta Invasión de Bahía de Cochinos.

Más recientemente, el periódico The New York Times le vendió al pueblo norteamericano a un desconocido hasta las elecciones norteamericanas del 2008, conocido por ellos como Barry Soetoro o Barack Hussein Obama, un personaje completamente desconocido hasta en el estado de Illinois del que era senador y cuyo mentor fue el comunista Frank Marshall Davis.  Obama, un Community Organizer comunista, al igual que el desaparecido César Chávez y Dolores Huerta, activista de los del “Sí Se Puede”. No olvidemos que Obama ha sido seguidor, discípulo y profesor de las Reglas para Radicales de Saúl Alinsky.

Ese mismo periódico The New York Times, es el que hoy, está vendiendo a otra seguidora de Alinsky, llamada Hillary Rodham Clinton.

¿Quién le puede creer al NYT, si tiene dos dedos de frente?

¿Quién puede desear un tercer término de Alinsky, en la Casa Roja?

Los lectores habituales de Nuevo Acción saben que siempre he opinado que los dos partidos principales son del pájaro la misma “cosa”, valiéndome de un eufemismo.  Es interesante ver como los politiqueros supuestamente conservadores solo por defender su trasero son capaces de apoyar públicamente y sin pudor la elección de un ser tan deleznable como la marxista-leninista Hilaria Rodham Alinsky.

Los que todavía tienen, supuestamente, la oportunidad de elegir a sus gobernantes… tengan muy presente que los pueblos tienen los gobernantes que se merecen porque los eligen. Además, no olviden que el precio que se paga por la ignorancia es demasiado alto. Si no me creen, pregúntenles a muchos cubanos,  venezolanos, etc.

WordPress theme: Kippis 1.15