NI DIÁLOGOS NI MARICONADAS CON LA TIRANÍA, NI COMPONENDAS CON SUS CÓMPLICES DE LA FALSA OPOSICIÓN.

Por Aldo Rosado-Tuero

Si de verdad estamos dispuestos a luchar por la libertad de nuestra patria, se hace necesario hacer un juramento de imprescindible cumplimiento: En el 2018, ni una claudicación más, ni un ápice de “entendimiento” con los falsos opositores que le hacen la pala a la tiranía, Y MUCHO MENOS CON LOS REPRESENTANTES DEL RAULATO; ni un atisbo de “unidad” con los busca fulas, ni con los que con su conducta una y otra vez han probado que solo aspiran a sustituir a los actuales detentadores del poder para entronizar su propia tiranía.

En el 2018 hay que definirse. ¡Contra la tiranía y todos los que contribuyan a su prolongación! ¡Por la lucha a la cubana y con una sola e irrenunciable consigna: barrer a la tiranía y sus consecuencias. Desenmascarar a los cómplices embozados que contribuyen a su permanencia y salir a la calle a ganar el apoyo del pueblo.

La unidad que hay que buscar es la de los afines. No se puede unir al ladrón con el policía, al deshonesto que usa para beneficio propio los fondos de la lucha, con el que se sacrifica y da de su propio peculio; ni al traidor infiltrado en las filas patriotas con el verdadero patriota.

¡A la unidad por la acción! Para acabar con la esclavitud de nuestro pueblo y con la doble moral—que en realidad es ausencia de moral—mostrada por una enorme masa de nuestro aborregado pueblo, al que hay que hacer despertar con actos heroicos que conmuevan su hoy aletargada fibra patriótica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15