NOTA ACLARATORIA AL REPORTAJE DEL COLEGA ALDO ROSADO-TUERO SOBRE LA CRISIS EN EL CNP(E)

ELADIOARMESTOUSADELAPALABRAENLASEGUNDAASAMBLEA

En la foto: Eladio Armesto haciendo uso de la palabra durante la reunión del pasado sábado

PRIMERO. Hace más de dos años, en mayo del 2013, después de verificar que el CNPC no estaba inscrito en la División de Corporaciones de la Florida, un grupo numeroso de integrantes de largos años en el CNPC decidió inscribirlo para proteger el nombre y el logo de la organización. Esto no fue obra de una persona, sino de todo un grupo de miembros con un largo historial de servicio a la organización. Por lo tanto, es totalmente infundado alegar que este gesto digno, responsable y ético por proteger el nombre del CNPC, fue la iniciativa de este servidor. Luego no puedo complacer al colega Rosado-Tuero cuando pide que yo “cancele” el CNPC ya toda decisión sobre su futuro le corresponde, no a mí, sino a todos los miembros del CNP que integran esta digna y necesaria iniciativa. El CNPC inscrito en el 2013 no es un monopolio ni propiedad de ninguno de sus integrantes, a escandalosa diferencia de la corporación de nuestro amigo Romaní que la opera como si el fuera dueño único de la misma.

SEGUNDO: Prueba de que la iniciativa de inscribir el nombre del CNPC ha sido y es una acción digna, responsable y ética es el hecho, confirmado públicamente por el propio ex decano Salvador Romaní en la reunión mensual de CNP del pasado Marzo, de que esta iniciativa en ningún momento ha interferido en lo más mínimo, ni ha competido de forma alguna con el grupo presidido por nuestro amigo Romaní; grupo al que NO hemos abandonado y al cual todos seguimos perteneciendo. En otras palabras, jamás se creó un grupo paralelo para interferir o competir con el grupo que fue presidido por Romaní y al cual todos seguimos perteneciendo.

Luego es totalmente infundado alegar que existen “dos grupos de periodistas”. Esto es lo que venimos ardua y humildemente tratando de evitar a todo costo, invitando al colega Romaní a que deponga sus ínfulas de dictador y su intento de perpetuarse en el poder. Ahora bien, de llegar a existir dos grupos, la historia culpará a nuestro amigo Salvador de esta desgracia.

Su afán desmedido de poder y los $250.00, más o menos, que cobra mensualmente de los fondos del Colegio, le han cegado y ensordecido ante el clamor del grupo inmenso de colegas que le exigen cumplir con su compromiso con la “prohibición absoluta de la reelección del decano”, compromiso que afirmó por escrito al postularse en el 2013.

TERCERO: Lamentablemente, la conducta poco responsable y poco prudente de nuestro colega Romaní en los últimos meses confirma, con manifestaciones y hechos concretos, que existen razones sólidas para no confiar en su compromiso con los valores democráticos, los principios del CNP y la ética profesional. No lo afirmo yo, lo afirma decenas de miembros del CNP que se preparan a salirle al paso.

Por parte nuestra, en aras de la concordia, la unidad y la reconciliación, y a petición de nuestro amigo entrañable el Dr. Luis Conte Agüero, he retirado mi aspiración a decano y le emplazo al amigo Romaní haga igual para así demostrar que ambos ponemos los intereses del CNP y de sus miembros por encima de toda ambición personal.

Consecuentemente, debe prepararse una candidatura de unidad profesional en la que no figuren como decano ni Armesto, ni Romaní, sino otro cualquier miembro calificado del CNP. Sólo así podrá demostrársele al mundo que el CNP no es propiedad ni el feudo de Romaní ni de nadie, sino es un proyecto en común de todos y cada uno de los miembros de la organización.

Saludos cordiales,

Dr. Eladio José Armesto

Nota del director de Nuevo Acción:

Esta respuesta del colega Eladio Armesto fue hecha como comentario a mi reportaje de ayer sobre la crisis real existente en el CNP (e), pero debido a su importancia he decidido publicarla en la edición de hoy en un lugar preponderante, en lugar un comentario que se diluiria  al final de lo publicado ayer, entre otros comentarios.

Felicito a Armesto por esta muestra de entendimiento de la libertad de prensa. En Nuevo Acción tienen cabida y se respetan todos los criterios que se expongan con decencia sin insultos ni amenazas, pero lo que nunca se podrá es imponernos lo que tenemos que publicar, usando guapería barata y dando espectáculos lamentables de matón de barrio,  en un lugar lleno precisamente de periodistas de verdad, que valoran y entienden la libertad de información y de opinión. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15