OBSERVACIÓN

Por, Enrique Artalejo- Especial y en primicia para Nuevo Acción

 Uno de los comentarios repetidos diariamente por los medios de comunicación se refiere a la Administración Trump y lo inestable que es, ya que entran en el gabinete y en la Oficina Oval muchos funcionarios que salen en poco tiempo y que todo esto se debe entre otros factores al carácter del presidente.

Para analizar los hechos y los comentarios sobre ellos me parece que hay que poner la situación en perspectiva.

La Administración que Gobierna.

Hacer funcionar al gobierno de cualquier país requiere de una organización estable que no se logra por arte de magia.

En Estados Unidos sabemos que existen dos grandes partidos que normalmente se alternan a gobernar y que están conformados e identificados como la Administración Demócrata de fulano o la Administración Republicana de mengano.

La Administración que gana las elecciones inmediatamente sitúa en cada  cargo principal a sus funcionarios, muchos de ellos han servido en otras ocasiones. Tengo entendido que el presidente electo tiene que nombrar o confirmar a unos 6000 empleados federales.

Es lógico pensar que si no existe una maquinaria tras cada Administración esa labor es sencillamente ardua y difícil.

Creo que para pocos es un secreto que lo que podemos llamar como la Administración Trump, fue electa en contra de la Maquinaria del Partido Demócrata así como en contra de la Maquinaria del Partido Republicano. Recordemos que la plana mayor del Partido Republicano y hasta los que solo obedecen órdenes dentro de sus filas… se opuso y públicamente instó a votar en contra del candidato Donald Trump.

La realidad es que a pesar de los dos años transcurridos, desde que Trump fue electo por unos 63 millones de votos, ninguna de las dos Administraciones tanto Demócratas como Republicana fue electa y esto para muchos al parecer resulta muy difícil de entender y de aceptar.

Hasta aquí solo son hechos, facts como les llaman los expertos, los opinadores y cualquiera que le pongan un micrófono o cámara en frente y de lo que podrían tratar de analizar, pero no está en ningún  libreto incluido por supuesto el progresista.

Veamos lo siguiente sobre la llamada Administración Trump.

Este personaje es o ha sido más reconocido por sus negocios en la industria hotelera y del entretenimiento que por la política. Nunca se postuló para otro cargo  antes de hacerlo para presidente y salir electo. .¿Su Maquinaria? ¿Su Equipo Administrativo? Los que lo rodeaban en sus negocios y por supuesto su dominio de la TV, sicología de las masas y twitter.

Trump sabe desde el primer día todos los ¨frentes¨ que tiene en contra y no podemos dudar de que su “Administración”  ha sido, es y será infiltrada y atacada por todos los que están en contra de su agenda, que no solo son muchos sino poderosos globalizadores.

Si quisiéramos establecer un paralelo podríamos imaginar una “Administración Berni Sanders” que a pesar de ser un político con varias victorias electorales, se identifica con su agenda marxista “independiente”.

¿Qué debemos esperar por los próximos dos años? Como opinamos al ser electo hace dos años, la guerra entre la Economía de Estado que representan los globalizadores o progresistas o marxistas está echada, frente a la Economía de Mercado, Libre Empresa y la dignidad que representa ganarse la vida con su trabajo…  y el futuro dependerá de cuál de ellas prevalezca.

Yo no tengo la menor duda que los 8 años de la Administración Obama ha sido la más radical que ha sufrido Estados Unidos, no solo polarizó la política en Estados Unidos sino en otras partes a globalizar y que de haber resultado electa la también seguidora Radical de Alinsky, Hillary Clinton, no estaríamos viendo caravanas invasoras en las fronteras… solo fronteras silenciosas abiertas como ha ocurrido anteriormente bajo las Administraciones anteriores y el cambio prometido. La continua destrucción del otrora llamado “Sueño Americano” y substituido por el ya conocido y obsoleto socialismo bajo el Nuevo Orden Mundial.

Los invito a que escuchen los mensajes que nos hace llegar constantemente la media progresista,   para que puedan pasarlos por mis humildes observaciones no partidistas.

Los problemas a resolver no son con un sí o no, ni son blancos o negros, entre los extremos existen infinitos puntos y la convivencia pacífica se encuentra precisamente entre ambos.

Le deseo de todo corazón a todo el mundo una muy Feliz Navidad y que el Año Nuevo venga colmado de buena suerte e inteligencia para lograr la paz y la estabilidad en todos los aspectos de la vida política de uno de los países que siempre ha sido un lugar de mucho trabajo y esfuerzo para sacar adelante a las nuevas generaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15