OJALÁ FUESE UN ¡HASTA LUEGO! MÁS QUE UN ADIOS

NETFORCUBACada vez que desaparece un órgano de prensa, los que amamos la libertad de expresión y andamos en estos trajines de decir nuestras verdades, nos sentimos de luto. Y mucho más si se trata de un hermano mayor, al que acompañábamos humildemente al aceptar el reto de la batalla de ideas, que lanzó la tiranía castrista.

El cierre de “Net for Cuba” y “Puente Informativo Cubano”, nos tomó de sorpresa y nos produce mucha tristeza. Ahmed Martel y Lourdes Pagani, realizaron una tarea más que encomiable en el tiempo que permaneció “Net For Cuba” en la WEB. Pero las dificultades, desgraciadamente los han vencido.

Esa es la paradoja y el probable destino de la mayoría de los órganos que nos hemos impuesto la tarea de retar a la tiranía en esta batalla cibernética. Mientrtas la tiranía y sus afines dedican enormes cantidades de dinero y recursos para apoyar a sus defensores, los que nos le oponemos tenemos que hacerlo con una increible escazes de recursos y de apoyo. Los malos triunfan por la indiferencia de los buenos. Lo doloroso es que los cubanos no hemos aprendido la lección. El fidelismo se consolidó en Cuba, por la indiferencia de los más, mientras la maquinaria del terror iba triturando poco a poco a  la minoría militante y después se ocupó de los indiferentes, que se creían a salvo, ” porque no nos metemos en nada”.

Ahora la historia tristemente se repite. Poco a poco, inexorablemente, vamos perdiendo terreno también  en el exilio. Ya no hay un exilio militante y abiertamente anti castrista. Ahora hay tres exilios: el de los que siguen firmes a los principios que los hicieron salir de Cuba, pensando en un regreso con libertad, el de los que llegan pensando solamente en el dólar y son meramente inmigrantes económicos, que en nada se diferencian de los inmigrantes de otros países que llegan aquí en busca de mejor vida y que no están dispuestos a combatir al castrato, sino que por el contrario le ayudan económicamente; y los que se han acomodado y que se olvidaron de la tierra que los vió nacer y con su indiferencia cómplice contribuyen al fracaso de cuanto intento serio se arma para combatir al régimen de La Habana,  sin imaginar que a ellos también les pasarán la cuenta (como se las pasaron en Cuba) si aquí triunfaren  los infiltrados y los que hacen lo indecible por cambiar la cara de este exilio que mantiene viva la llama de la lucha.

Ojalá y el adios de Net For Cuba, sea sólo un hasta luego, y un paréntesis para recobrar fuerzas en esta ingente batalla que aún tenemos por delante juntos.

WordPress theme: Kippis 1.15