OTRAS VOCES: BARACK OBAMA VIAJARÁ A CUBA.

OBAMAYRAULLAMISMACULPAJUANJOSELOPEZPor Juan José López.-Abogado y Periodista independiente.

El presidente Barack Obama viajará a Cuba en marzo próximo y ganará ese galardón histórico. No hay que ver al ejecutivo como un cable de fibra óptica para ampliar las comunicaciones o un fertilizante especial para que aumente la producción agraria y alivie la dificultad de los cubanos para conseguir los alimentos diarios.

Un viaje “por el pueblo de Cuba”, o “para que su gobierno cambie” de rumbo es tema de Partidos políticos, sobre todo en el Sur de la Florida, los cuales se agudizan en tiempos de elecciones, pero Barack Obama viajará estando en ejercicio del poder y visitará un régimen represor, así como lo hizo  el presidente Calvin Coolidge en 1928 durante otro régimen sanguinario.

El viaje presidencial es un tema histórico como lo es el problema cubano, el cual ha sido el tradicional conflicto de Poder que viene arrastrándose desde el inicio de la República y en los últimos lustros, se ve más claro y agudo.

En 1902 se inicia la República y empieza el conflicto de poder en Cuba al anunciar el primer presidente, Don Tomas Estrada Palma, su intento de reelección, lo que derivó en una crisis interna que terminó solicitando una intervención americana.

José Miguel Gómez electo en 1908, fue responsable de la matanza de más de 3 mil negros rebeldes que luchaban por la igualdad racial en Cuba.

Luego con Gerardo Machado, a quien tildaron de “asno con garra” y su la famosa prórroga de poder, que agudizó la violencia, derramamiento de sangre y el surgimiento de otra figura que seguiría el mismo camino de sed de poder.

Un logro posterior al “Machadato”  fue la Constitución de 1940, aprobada después de una rápida sucesión de presidentes que hasta renunciaban en horas de posesionarse en el cargo. Dicha carta Magna fue la más avanzada en Latinoamérica fundamentalmente, pero resquebrajó a la vez la firmeza de las sentencias judiciales contra la violencia,  al conceder amnistía al asaltante al cuartel Moncada Fidel Castro Ruz.

El orden de 1940 fue frustrado por el golpe de estado protagonizado por Fulgencio Batista, quien gobernó con luces y sombras en las que todavía nadie se pone de acuerdo en cuál de los dos contrarios pesó más en su periodo de gobierno.

En 1959, un cambio de poder de un golpista por otro, apoyado por muchos adinerados que después se convirtieron en fuertes adversarios, conflicto que se reforzó después de las confiscaciones sin indemnización a la propiedad privada. Sin embargo, muchos rivales compartían valores comunes entre sí, la sed de poder, nacionalismos exacerbados devenidos en antinorteamericanismos incomprensibles y el restablecimiento del orden de 1940, solo que el vencedor hizo todo lo contrario.

En medio de tanto desastre, dolores y fracasos de la etapa más larga de crisis cubana y estando todavía en el poder sus responsables, es el contexto en que viajará el presidente Barack Obama a la isla. El verá con sus propios ojos quienes tienen ventajas para beneficiarse de su política de levantamiento de restricciones y no profundizará su mirada en la falta de oportunidad para el pueblo, que según muchos, inspira este viaje. Paradojas.

Desde luego el viaje de Obama, no importa con quienes se reúna, el reinicio de relaciones comerciales entre E. U y Cuba y el inevitable paso del tiempo hará que las inversiones americanas impulsen prosperidad en algunos sectores de interés económico. Luego el conflicto de poder queda para el futuro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15