OTRAS VOCES: FIDEL CASTRO, EL “POPULISTA”

fidelcastroparailustrar

VIVIANAPADELINPor Viviana Padelin

Corrección política es el nombre del comunismo en América” H.R. PATAPIEVICI (1995)

Convenientemente hace pocos años y en el final de la etapa “Socialismo del Siglo XXI”, los hacedores de esta gran farsa han decidido enterrar este ciclo comunista latinoamericano bajo el nombre de POPULISMO, “diagnóstico” que se viralizó gracias al virus mortal que llamamos “corrección política”.

Populismo como sinónimo de demagogia; pero para marginales. ¿Es que será “populismo” o “demagogia” que la clase media sea asfixiada por impuestos o por delincuentes comunes? ¿Es “populismo” la falta de medicinas o alimentos que viven los venezolanos? ¿Qué clase de “populismo” tiene presos o perseguidos políticos?

Curiosamente (¿?) en Europa y en USA diagnostican como “populismo” a lo opuesto: “demagogia” de derecha: ej. Tolerancia cero con la delincuencia, nacionalismo, fronteras cerradas, identidad, anti-globalismo, soberanía, etc (Trump, Viktor Orbán, Geert Wilders, Nigel Farage)

Esta disonancia cognitiva que circulan los medios de comunicación no es ingenua porque equipara a los nuevos líderes de derecha con el fracaso o final del período del SSXXI bajo un mismo nombre: POPULISMO, bajo la próxima estigmatización global como “antidemocrático”.

En Latinoamérica, nosotros, enfermos terminales de marxismo cultural, desaprobaríamos cualquier liderazgo que sea tildado mediáticamente de “populista”, aún de derecha. No existe la casualidad ni la ingenuidad política.

Hoy murió Fidel Castro, el comunista; en su casa, impune y victorioso. Tan victorioso que sus cenizas recorrerán La Habana por varios días celebrando el objetivo cumplido: miseria y muerte en Cuba y su expansión a toda la región.

Tal como la supuesta profecía atribuida a Castro: “Estados Unidos dialogará con Cuba cuando tenga un presidente negro y un Papa latinoamericano”. El socialismo triunfante. Este es nuestro presente que cierra una etapa con su muerte, una obsolescencia programada al que seguramente el establishment mediático sepultará bajo la lápida del “fracaso del populismo”, tal como la Caída del Muro de Berlín y “el fin del comunismo”.

Ni dictador, ni tirano, ni comunista: será el líder “populista” en los libros que leerán las futuras generaciones.

Su Revolución comunista; reitero, victoriosa; es un legado de nuevo paradigma social y cultural que parece irreversible, y que encuentra herederos en la nueva etapa de socialismo global : los gobiernos tecnócratas del globalismo ONU (Macri, Kuczynski) o lo que George Soros llama “democracias vibrantes”, vibrantes de impunidad, inclusión de delincuencia y drogas, igualitarismo, ideología de género, destrucción de la familia, redistribución de riquezas y colectivismo; bajo las campañas oenegeras de anti-corrupción, transparencia y “derechos”.

Finalmente, Fidel Castro pudo ver un presidente negro en USA, al que llamó “Hermano Obama”, un Papa latinoamericano jesuita que lo admira, un enorme ejército mundial de idiotas útiles adoradores del comunismo y otro que lo llama “populista”.

Todo un éxito para el comunismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15