OTRAS VOCES: LA ÚLTIMA MUELA BIZCA DE LA DISIDENCIA VIAJERA

LADISIDENCIAVIAJERAPor, Tania Quintero-Libertad y Vida, blog de Zoé Valdés

Como el Granma del Norte (así le dicen a El Nuevo Herald) no se puede leer online, por un anuncio que a la cañona ponen, de la última muela bizca de la disidencia viajera me enteré por Martí Noticias.

Uno se queda desconcertado, con tanta lanzadera de mensajes: desde un piso 14, desde México, desde Miramar y ahora desde Miami. El Obamacastro del 17-D sorprendió hasta a la madre de los tomates, pero a la disidencia, que estaba bailando un danzonete en los arrecifes del malecón, casi se cae al agua y se ahoga.

Ya en la orilla, no saben qué van a hacer para llamar la atención, sobre todo de los americanos: si éstos se la dejan en los callos y no les mandan ni un centavo más, van a tener que ponerse a bailar rumba, mambo, chachachá, guaguancó y reguetón a la vez.

Que se dejen de tantas mesas, tantos diálogos y tantos teques y bajen a la calle, a hablar con la gente y sean conocidos entre los cubanos de a pie: si en la isla hacen una encuesta, el 80% o más de la población desconoce que en Cuba existen opositores.

Los ‘líderes de la disidencia’ en las 15 provincias y el municipio especial Isla de la Juventud se reúnen en el Parque Central de La Habana y ningún transeúnte los reconoce. Si se ponen a hablar, a lo mejor piensan que es una de esas peñas que a diario allí espontáneamente se reúne, para discutir de béisbol y deportes.

Los tabaqueros de Tampa reunieron dinero para José Martí, pero fue para contribuir a la guerra de independencia. Estados Unidos debe dejar de mandar dinero para que los disidentes se pasen los 365 días del año reunidos, haciendo el cuento de la buena pipa, tirándose fotos y redactando documentos, para justificar la plata enviada.

Que los dólares se los manden a los sitios digitales que llevan años reportando sobre Cuba y publicando textos de periodistas independientes, para que puedan aumentar su plantilla y pagar más. Cuando usted habla con un corresponsal extranjero, de la realidad cubana no se enteran por la prensa oficial, sino por la independiente y por blogs y webs realizados dentro o fuera de la isla.

En la foto, al final, pueden ver a Eliécer Ávila, más conocido por ‘el guajirito de Puerto Padre”. Miren lo que dice Martí Noticias: “Otro de los presentes fue el periodista independiente e ingeniero informático Eliécer Ávila, quien sostuvo que ‘la gente en Miami tiene que establecer puentes con los cubanos (de la isla) para desarrollar iniciativas’. Según Ávila, el contacto entre ambos puntos del Estrecho de la Florida es esencial para el futuro del país y el conocimiento de los exiliados sobre asuntos como el comercio o la tecnología para ayudar a sus hermanos”.

Le zumba la berenjena. ¿Hasta cuándo el exilio de Miami va a estar mandando dólares y equipos a la disidencia? ¿Hasta cuándo los cubanos que vivimos fuera tendremos que seguir enviándole dinero y cosas, a nuestros parientes en Cuba pues allá cuando no falta el desodorante falta el papel sanitario? ¿Hasta cuándo vamos a seguir dándole oxígeno al régimen, al cual le entran más divisas por las remesas familiares que por el turismo?

Eliécer será muy ingeniero, pero no es periodista: no todo el que escribe es periodista. Y porque inventó un partido fantasma tampoco es político. Pero claro, es más fácil estar dando palique en La Habana, Miami, Praga o Estocolmo, y por eso recibir fulas, que trabajar en Puerto Padre, su pueblo natal, por 600 pesos cubanos (24 cuc), el salario-promedio de un profesional en Cuba.

Después de 56 años de unanimidad, centralismo, partido único e ideas comunes, es saludable que una vez repuesta del mazazo del Obamacastro del 17-D, la disidencia cubana (que hace ratón y queso estaba dividida y subdividida), se agrupe en tres grandes bandos: los que están a favor del besuqueo con los americanos, los que están en contra, y los que le da lo mismo ocho que ochenta, donde tendrían cabida los indecisos y los cambia casacas.

Un Comentario sobre “OTRAS VOCES: LA ÚLTIMA MUELA BIZCA DE LA DISIDENCIA VIAJERA

  1. Este tipo de comentarios no me parecen constructivos y menos cuando se hacen desde fuera de la Isla

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15