OTRAS VOCES: PEDRO PABLO ARENCIBIA SOBRE “LA CONVENCIÓN POR LA DEMOCRACIA EN CUBA”

DELEGADOSCONVENCIONCALLE8PEDROPABLOARENCIBIAPor Pedro Pablo Arencibia-Baracutey Cubano

Estoy muy de acuerdo que los opositores y exiliados acuerden presentarse de conjunto en Cumbre de Panamá pero deseo exponer otras cosas con las que no estoy de acuerdo.

José Martí planteó que para la independencia de Cuba era importante ganarse el respeto de los Estados Unidos. No se gana el respeto cuando se le llama pomposamente Convención a algo que no lo fue; bastaba llamarle reunión  de algunos  opositores y exiliados cubanos en Miami. No se gana el respeto anunciando prácticamente de un día para otro una Convención, en la que   no hay delegados  que sean elegidos democráticamente y que lleven los puntos de vistas (recogidos mediante reuniones o consultas) de las personas que ellos van a  representar; de no hacerse así, no son representantes legítimos; en el mejor de los casos serán caudillos o caciques  y de esos estamos cansados después de 56 años. Para hacer una verdadera Convención eso lleva tiempo y preparación.

Un viejo truco del Castrismo (basado en  mecanismos de manipulación de las masas)  ha sido situar al frente de la preparación de un evento, un congreso, la creación de una sociedad científica, etc.,  a las personas que ellos desean que sean elegidos para presidir o formar parte  de la estructura de dirección  de la entidad que se desea crear como resultado de ese evento, congreso, sociedad, etc.. Algo que pudiera darle un poco de transparencia a la composición de esa  Mesa de Diálogo, al grupo de personas que irán a Panamá o los que  conformarán  un Parlamento cubano  no sean aquellas personas que han preparado o presidido  estas apresuradas reuniones  o lanzado esas ideas.

Para  estar bien representados  en esa Mesa de Diálogo, grupo y Parlamento  se debe  conocer la  historia real  de las personas que aspiran a pertenecer  a esas entidades.  La corrupción, el despotismo,  las  malsanas ambiciones, el ¨vivir del cuento¨, el nepotismo, el elitismo, el ego desmedido, el vivir solamente de los recursos financieros, o de otra índole,  que  provienen de su actitud contestataria o  antiCastrista,  etc., son características que no deben estar presentes en ninguna de las personas  que compondrán  esas entidades; tampoco  deben estar presentes aquellas personas que representan  los intereses  de  las personas u organizaciones que le hacen llegar recursos financieros o de cualquier otro tipo. Estas y otras medidas  son las que nos pueden hacer ganar el respeto de esta gran nación y sobre todo: el RESPETO de nuestros compatriotas que viven en Cuba y fuera de Cuba, los cuales están cansados de  tanta demagogia y PATRIOTERISMO Castrista y antiCastrista.

Aclaro que entre las personas que presidieron  esas actividades hay personas que admiro por su actitud de décadas, mientras que hubo otros (también entre los participantes y ausentes) que no me merecen ninguna admiración; todo lo contrario. También es justo decir que entre el público presente  hubo personas ante los cuales me quito el sombrero. Se notó la ausencia de verdaderos líderes y patriotas de filas que con su actuar de décadas dentro y fuera de Cuba  merecen pertenecer a esas entidades; los asiduos lectores de Baracutey Cubano  pueden inferir algunos nombres de unos y de otros.

Un Comentario sobre “OTRAS VOCES: PEDRO PABLO ARENCIBIA SOBRE “LA CONVENCIÓN POR LA DEMOCRACIA EN CUBA”

  1. Mientra sigamos hablando en sentido figurado no se van a resolver los problemas de la disidencia en Cuba hay que llamar las cosas por su nombre quien no sabe que la Yoani Sanches y su querido esposo son aliados del gobierno ellos están patrocinados por los Dialoguemos del exilio que quieren invertir en Cuba la Yoani se pasa mas tiempo en Mismo que en Cuba como es posible que Ellas Vicet no aparezca ni en los centros espirituales quitemosnonla careta y hablemos claro

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15