PARA LIMPIAR EL CAMPO DE LOS BUENOS TIENEN QUE CAER MUCHAS CARETAS

Por Aldo Rosado-Tuero

Hay quienes alegan que el descubrir a los farsantes de la “oposición”, o sacar a la luz pública sus triquiñuelas, sus desvergüenzas y desenmascarar a los que han hecho de “la oposición” un modus vivendi, es hacerle un favor a la tiranía.

Yo pienso todo lo contrario. Creo firmemente que callar esas lacras, y apañar los descaros de esos falsos patriotas, es lo que en realidad favorece a la tiranía, pues tienen en frente a gente manipulable,a malandrines que no serán capaces nunca de realizar ningún sacrificio, y mucho menos acto alguno que ponga en peligro la permanencia de los tiranos en el poder; ya que  ellos, no están dispuestos a correr riesgo alguno y mientras puedan vivir del cuento de “opositor”, siguen en la lista del “hit parade” con la esperanza, de que si surge un imponderable que dé al traste con el gobierno opresor, ellos tendrán una oportunidad de encaramarse en el carro de los vencedores.

Existen, sobre todo en el exterior, los que no los desenmascaran, porque sus aspiraciones para el futuro político de nuestra patria, no les permiten buscarse enemigos, que en un eventual futuro, podrían ser sus aliados para escalar posiciones en futuros gobiernos.

Pero como he escrito anteriormente, creo que ya ha llegado la hora de romper el pacto infame de hablar a media voz, porque la situación cubana, no está como para andarse con medias tintas y hay que limpiar el campo oposicionista de tanto malandrín, tanto aprovechado y tanto descarado, que solo sirven para entorpecer el proceso y para alejar al pueblo de nuestras filas.

Que callen otros. En Nuevo Acción no lo vamos a hacer. Caerán caretas. Las que tengan que caer, pero si hemos de querer de verdad que la lucha sea limpia, verdadera y digna de enrolar a lo mejor de la juventud cubana, hay que primero separar la paja del trigo y terminar con los cuentos de caminos.

5 comentario sobre “PARA LIMPIAR EL CAMPO DE LOS BUENOS TIENEN QUE CAER MUCHAS CARETAS

  1. Aldo Rosado Tuero, ante todo mi respeto agradecido.
    Dedico casi todo mi tiempo a Cuba y su libertad, empírico absoluto pero inconforme eterno y consecuente con mi frase favorita; ‘moriré intentandolo’. Muchos eventos callo solo por no cooperar con el tirano y su alegria ante nuestro desparpajo de celos, envidias y egos aplastantes.
    Mi silencio es unilateral, creo que hago bien y por eso no publico hechos que agraden al tirano.
    Hoy dia, la UMPACU es a mis ojos la única agrupación que crece y trabaja mas o menos como yo consideraria; si no hay muchos no hay obra de Patria nueva y República naciente. Ud no se anda con rodeos y acusa directamente a Ferrer. No pretendo ni de lejos pedirle que no lo haga pero me siento en el derecho legitimo de exigir que demuestre lo que dice. Soy su lector y me veo multiplicado en su historial. Asumo que al menos cientos de miles están al tanto de su palabra, ahora estaremos atento a sus pruebas contra este hombre.
    Adelante con la verdad pero que lo sea de sobra, porque hasta aqui solo me crea una incertidumbre que mas que peocupante es conspiradora en confusión y freno.
    Le reitero mi consideración y espero por ud.
    Salud.

    • Estimado lector, Ricardo Rodríguez, la actuación contínua y prolongado de José Daniel Ferrer, son los hechos que avalan lo que digo. Se ha caractarizado por sus contubernios con conocidos agentes de la tiranía para tratar de confundir y atacar con falsas acusaciones a conocidos luchadores contra la tiranía. Para solo darle un caso–de docenas que exsten–a mí tuvo el desparpajo de hacer pública la ridícula acusación de que yo era un agente de la Seguridad del Estado y que Nuevo Acción solo publicaba lo que me ordenada la tiranía. Esta mamarrachada la hizo en contubernio con el auto confeso chivato Ernesto Vera y a pesar del tiempo transcurrido, y a pesar de la cagada que se dió, pues demostró que ni siquiera se toma el trabajp de investigar a quienes calumnia. A pesar del tiempo transcurrido, nunca ha tenido el coraje de responder a mi pregunta sobre quién de los dos conjurados (él y Ernesto Vera) fue la idea de la calumnia. Pero la falsa acusación a mí–por ridícula y risible–no es la que me ha llevado a la conclusión de que Ferrer no es más que un aspirante a ser otro tiranuelo oriental, al estilo de Batista, Fidel y Raúl, sino su continua actuación, su vida personal y su inveterada costumbre de tratar de desprestigiar acusánolo como infiltrado de la tiranía, a todo el que discrepe aunque solo sea un ápice de él. Además, investigue sobre como vive, los negocios que ha establecido y como maneja el dinero que se le envía desde aquí.

  2. Aldo
    Aquí aparecen algunos comentarios que quizás te interesen:
    https://www.facebook.com/photo.php?fbid=1137566586415358&set=a.223725394466153&type=3&theater

  3. Duro a esas Ratas oportunistas,que lucran con el dolor del cubano

  4. No esperes mucho Aldo. METE MANO YA !

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15