PARA QUE SE RIA UN POCO. POR LA PLATA BAILA EL MONO: DESFILE DE SAN PATRICIO DE LA HABANA VIEJA

SANPATRICIOPARAILUSTRARDel blog Frente Común 

Estas cosas de Castro & Co., que para el dinero son unos fieras y para el ridículo ¡incombustibles! Y por eso se les ocurrió montar en la Habana Vieja, hace ya unos años,  un show – desfile de San Patricio que atrajera al turismo (aunque fuera para reírse)  y les dejara algunos dólares verdes, como la verde Erin, a los que son tan aficionados.

MISSCUBANAIRLANDESAUNAMULATAEn la foto: ” Miss Cubana irlandesa”, una mulata

Si se tiene en cuenta, las “profundas raíces irlandesas” de Cuba, “la indestructible amistad y solidaridad que nos une con el hermano pueblo irlandés”, y la abundancia de elfos y tréboles verdes en los solares habaneros… la cosa se explica por sí misma.

Rebuscando en el baúl de los recuerdos, salieron a relucir, para la ocasión Bonifacio Byrne (el poeta de la bandera deshecha en menudos pedazos) porque Byrne  ú O’Byrne es un apellido de origen irlandés. Y la calle O’Reilly que también tiene cierto “aire dublinés,”  fue elegida como vía para el desfile A golpe de gaita asturiana (sí, asturiana, y aunque mulatos, van vestidos de asturianos, más o menos, los que las tocan) y a falta de enanos pelirrojos y con pecas, contó el desfile con la participación estelar de algunos de los altísimos clientes de Mariela, travestidos de verde fosforito rabioso (que les queda como a un Cristo dos pistolas). En bicicleta, en bicitaxi, y a pie.

Ironías de la vida. Durante muchos años, Castro fue cambiando sistemáticamente los nombres tradicionales, centenarios, y emblemáticos de las calles de Habana y de la isla, por los de otros desconocidos amiguetes suyos muertos (la mayoría justo a causa de esa mala amistad) pero la calle dedicada a este O’Reilly, gerifalte español de origen irlandés, por alguna injusta razón se salvó de la quema.

ALEJANDROOREILLYY lo cierto es que el Alejandro O’Reilly (1722 –1794), que pasean con una especie de pendón en el desfile ese, conocido cariñosamente como “O’Reilly el Sangriento” por sus contemporáneos, gobernador español de la Luisiana colonial (de donde le viene el mote por las muchas cabezas que arrancó), mariscal de campo y capitán general de Andalucía, no era lo que se dice un santo. Eso sí, bueno haciendo castillos que jamás fueron tomados.

¿Pero quién es el guapo que se lo dice a Castro, si con esta payasada atrae turistas y dejan pasta?

Pues nada, que aquí tienen Uds. el desfile de San Patricio de la Habana Vieja. Perdónalos Dios mío, porque no saben lo que hacen.
PARA REIRSE CON EL VIDEO, PINCHE EL SIGUIENTE ENLACE:
El Primer Desfile de San Patricio, en la Habana Cuba from Duke Riley on Vimeo.
https://vimeo.com/15988401

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15