POPULISMO Y GANANCIAS

Por Miryam Lindberg- Libertad Org.

No ponga mucha fe en la idea de que los políticos en general saben de economía. Muchos ciudadanos lo creen y se basan en la premisa de que “por algo los habrán elegido, si no, no estarían ocupando el cargo…”

Pero la realidad es otra, mire a la pobre Venezuela o el giro negativo que está dando el hasta ahora próspero Chile. En realidad no hace falta irse tan lejos, basta con mirar alrededor para toparnos con políticos ofreciendo medidas populistas para ganar votos.

El populismo vende mucho, pero sus resultados son muy malos para las naciones. Suiza, uno de los países más libres y prósperos del mundo, parece haber aprendido la lección. En el referéndum de noviembre de 2013, los suizos rechazaron la idea de limitar los sueldos de los ejecutivos porque opinaban que “si esa norma era aprobada, los jefes corporativos simplemente se irían a vivir a otro país”. Muy cierto. A Suiza tampoco le ha hecho falta tener el salario mínimo para ser un país próspero: $79,000 de renta per cápita y un paro laboral de sólo el 3.5%. La libertad funciona, pero la tentación del control político es fuerte y embriagante. Y el populismo explota la ignorancia ciudadana.

Por poner un ejemplo, pocos explican la diferencia que hay entre lo que una empresa vende y lo que gana. Son dos cosas distintas, muy distintas. No se extrañe si ve a los políticos populistas hablando de que hay que controlar las ganancias escandalosas de las empresas… y nos darán las cifras de las ventas además de ofrecer más regulación para controlar el mercado. Para entender un poquito mejor la diferencia entre ventas y ganancias, no deje de ver este magnífico video que nos lo explica de forma tan amena y sencilla… que hasta un político lo entendería.

WordPress theme: Kippis 1.15