POR LOS FRENTES DE IBEROAMÉRICA: CUMBRE DE DIÁLOGO SOCIAL: LA PACHANGA DE LA TRAICIÓN

La Cumbre de Diálogo Social. En la están Alicia Arango (Mintrabajo, ex secretaria de Álvaro Uribe) y el jesuita Francisco de Roux

Por Ricardo Puentes Melo-Periodismo sin Fronteras

Hace cerca de 3 años escribí una columna sobre esa “gente divinamente”, generalmente ‘nuevos ricos’ que han formado alianzas no rubricadas, pactos no escritos de apoyo; una especie de hermandad de la corrupción y la degradación moral donde se desatan toda clase perversiones y se firman contratos con el erario de los colombianos, se adjudican embajadas, consulados y ministerios a dedo, en medio de whiskeys, orgías y juegos de póker. (Ver columna: los despilfarros de la pandilla de la gente ‘divinamente’ de Colombia.)

Eso no ha cambiado ni cambiará.

El aire de superficialidad expuesto en esa columna de marras es apenas una pequeña muestra de las perversidades de nuestra ‘clase dirigente’ y todo el olimpo de personalidades que desfilan por las revistas de la sociedad, nuestro jet set criollo. El poder manejado en medio de desenfrenos sexuales, rituales santeros, sesiones con brujas, chamanes y satanistas (algo de eso describió Castro Caicedo en ‘La Bruja’), redes de prostitución y pedofilia es tan común como desconocido para el populacho que vota sagradamente por sus torcidos gobernantes. Algún día hablaremos de ello con más detalle.

En otra columna describimos cómo, en 1997, un pequeño grupo de nuestra ‘clase dirigente’ se reunió en el Hotel Quirama, bajo el auspicio de la Fundación Buen Gobierno (ideada por Fidel Castro y puesta en marcha por Juan Manuel Santos) para conspirar cuál sería el futuro de Colombia en los siguientes 17 años. Tan acertado y bien planeada fue la cosa, que los gobiernos de Andrés Pastrana, Álvaro Uribe (sus dos gobiernos) y Juan Manuel Santos fueron descritos anticipadamente con mucha precisión y sus gestiones cumplieron al pie de la letra la agenda trazada desde 1997 por Fidel Castro y el Foro de Sao Paulo. Este gobierno de Iván Duque sólo es el puntillazo final para la entrega del país a los Castro, un puntillazo acordado en la oscuridad por Raúl Castro, Juan Manuel Santos, los cabecillas de las FARC y, por supuesto, por Álvaro Uribe Vélez y la dirigencia izquierdista del Centro Democrático.  (Ver Santos y la Fundación Buen Gobierno)

Una muestra de que el circo funciona es el reciente paro, las marchas donde mueren jóvenes y policías, donde la gente cree ilusamente que está ganando espacios democráticos

El “regaño” del Procurador Carrillo a Iván Duque. Parte del show circense

En otra columna más, que fue la que causó la persecución desmedida y brutal de Luigi Echeverri, Iván Duque y la izquierda en el CD en mi contra, con hackeo (que, dicen los expertos, costó mucho, muchísimo dinero) de estas páginas, denunciamos que el Centro Democrático estaba haciendo acuerdos ocultos con Fernando Carrillo Flórez, conocido como “el camarero de Pablo Escobar”, para nombrarlo Procurador General de la Nación, a cambio de contratos, chanchullos y ocultamiento de escándalos como el de Odebrecht, Reficar y otros más que quedarán en la impunidad. (Ver columna Si la sal se Corrompe)

Cuando se unen estas columnas, y se le suman otras más (que la falta de tiempo y paciencia me impiden reseñar acá) entendemos que todo esto forma parte del engaño, que esto que vivimos en Colombia no es más que una agenda variada y ajustada por el Foro de Sao Paulo para nuestra propia realidad. Entendemos que la corrupción está en manos de todo el mundo y que una pequeña élite de sinvergüenzas con pretensiones de alcurnia, cuyas familias han llegado al poder gracias al cuchillo, la puñalada y el dinero sucio -y se han mantenido allí por eso mismo- maneja su propia agenda y utilizan a los comunicadores y periodistas para mantener a la opinión pública adormecida.

Hasta la esposa de Álvaro Uribe Vélez estuvo ahí, sentada muy cerca de Timochenko. ¿A quién representaba Lina Moreno de Uribe? ¿A su familia? Ni idea, pero ahí estaba. Y también estuvo el cura Francisco de Roux, provincial de los jesuitas y asesor espiritual de los Uribe Moreno, los cabecillas de las FARC y el ELN

Esos periodistas, comunicadores y opinadores profesionales son integrados a esa ‘élite’ de degenerados con invitaciones a cocteles, fiestas privadas, orgías de todo tipo (drogas, pedofilia, sexo grupal con enanos, etc); son premiados con galardones manejados por esa misma gente y lanzados a la fama. Los desclasados se sienten, pues, parte de una realeza criolla, a la que integran a actores, actrices y cantantes famosos para darle ese aire de glamour que los colombianos en la miseria aman en medio de su pobreza.

Lamentablemente, hasta luchadores firmes contra el comunismo han sido llamados a sus filas para seducirlos y dejarlos posar para las fotos con la “realeza gubernamental”, darles pequeños contraticos con el gobierno que les permitan subsistir, y tenerlos royendo los huesos que les tiran desde el poder.

Eso, mientras el verdadero comunismo -ese que es dueño del poder económico y de los recursos naturales sigue su avance contra Colombia.

Una muestra de que el circo funciona es el reciente paro, las marchas donde mueren jóvenes y policías, donde la gente cree ilusamente que está ganando espacios democráticos y sale a marchar esgrimiendo su bandera -cualquier protesta es bienvenida- con el sueño de que está siendo escuchado y que un paso se ha dado.

Tan falso y descarado es el show, que -siguiendo el libreto de 1997, el Procurador Carrillo, elegido en el gobierno de Santos gracias al voto unánime de la “oposición”, de los congresistas del Centro Democrático (voto ordenado por Álvaro Uribe), organizó la “Cuarta Cumbre de Diálogo Social”, donde se congregaron, entre otros, los dirigentes del paro, el gobierno nacional, los narcoterroristas indultados de FARC y ELN, empresarios y políticos que habían estado en la reunión de 1997, etc.

En la foto: Timochenko y el cura de Roux

Terroristas, pedófilos, violadores, narcotraficantes, faranduleros, políticos. Todos juntos en la Cumbre del Diálogo Social

Arriba: Otra foto del mismo sarao: El cura de Roux y la esposa de Alvaro Uribe

Todos muy felices posaron para las fotografías, y a nuestras manos llegaron varias que tomó un empleado de la Procuraduría.

Ahí las dejamos, para el disfrute de nuestros lectores; para que observen cómo los cocinan a fuego lento mientras los corruptos y ladrones de siempre hacen sus fiestas y se ríen de todos los colombianos mientras el pueblo sufrido se mata en las calles, como un circo romano para el disfrute de la escoria que está en el poder.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15