POR LOS FRENTES DE IBEROAMÉRICA: DOS GRANDES PERDEDORES DE LA PRIMERA VUELTA EN COLOMBIA

Sobre los ganadores no hay discusión: Oscar Iván Zuluaga, Martha Lucía Ramírez y Clara López. Y obviamente hay que incluir en la lista a Álvaro Uribe. Pero, ¿quiénes fueron los dos grandes perdedores?

Primero hay que referirse a los ganadores. Nadie pone en duda que lo fue Zuluaga, y en segundo lugar Martha Lucía. Fue hazaña los millones de votos que ambos obtuvieron contra viento y marea. A su vez, el desempeño de Clara López fue digno y captó una porción no despreciable del electorado de la izquierda colombiana.

JUANMSANTSOCOBIJADOPORIMAGENDELCHEPero vamos con los grandes perdedores. El gran perdedor fue Juan Manuel Santos.  (en la foto) Sacó menos de la mitad de los votos que obtuvo en la primera vuelta del 25 de mayo de 2014. ¿Cómo hizo para botar a la caneca el gran caudal político que recibió en bandeja hace cuatro años? Y a estas alturas, después de quedar de segundo en esta primera vuelta, sigue ofendiendo a quienes votaron por él hace cuatro años y contra él ahora después de que fueron vilmente engañados. Luego de conocerse los resultados de la primera vuelta, quien supuestamente deber ser el “Presidente de todos los colombianos”, dio un discurso en el que los dividió en dos grupos, los “buenos”, los que apoyan sus negociaciones con las Farc, y los “malos”, los que son escépticos o sencillamente rechazan esas negociaciones. Furioso se le vio en contra de quienes son sus contradictores. Persiste en mirar el mundo bajo la óptica de blanco o negro.

En tono amenazante sugirió que haría hasta lo imposible por ganar. Y eso en el lenguaje de Juan Manuel implica guerra sucia de la peor, por un lado con la complicidad de los medios de comunicación que controla y que son todos los de nivel nacional que se manejan desde Bogotá, y por el otro con la utilización de la maquinaria estatal que ha puesto a su servicio como si se fuera de su propiedad y no la de todos los colombianos.

El otro gran perdedor fue lo que antes llamaban “la gran prensa”, aquella con sede en Bogotá y que se cree investida de la potestad de lavarle el cerebro a los colombianos. Sin embargo, los colombianos no son estúpidos y se dan perfecta cuenta cuando se los trata como tales. Da hasta risa, por lo burda y evidente, la manipulación de esta “gran prensa” en contra de Zuluaga. Estos directores de medios están acostumbrados a emplear a los periodistas y reporteros bajo su égida como cachorros de caza para hacerle daño a quienes no son de su simpatía, y a unos engreídos columnistas para “orientar” a la opinión pública a favor del punto de vista que quieren promover. Pues bien, los resultados de esta primera vuelta demostraron que el poder de la “gran prensa” es muy limitado cuando viene acompañado de un arsenal de mañas y trampas, tal como sucedió en los tres meses previos a esta contienda electoral. (La Nota.com)

WordPress theme: Kippis 1.15