POR LOS FRENTES DE IBEROAMÉRICA: LA DERROTA IDEOLÓGICA DE LAS FARC

LARELIGIONMARXISTALa religión marxista

ARIELPENAPor Ariel Peña- Periodismo sin fronteras

Durante los tres años que llevan las negociaciones en La Habana, los cabecillas guerrilleros junto a sus amigos, han dicho que no han sido derrotados y por eso  no puede haber una rendición de su parte, claro que se debe de saber ¿a cuál derrota se refieren? Porque si es a la derrota  militar, es cierto que el estado no los ha reducido a su más mínima expresión como sucedió por ejemplo con “Sendero Luminoso” en el Perú, sin  embargo los golpes que le han infringido  las FFMM Colombianas en los últimos diez años son notorios, quedándole como único recurso a la guerrilla, el terrorismo,  pero  además las Farc en 51 años no logro la toma del poder por la vía armado, lo cual también se podría asumir como una derrota para la banda terrorista, constituyéndose en el grupo armado junto al Eln de ideología marxista en el mundo, que más han durado tratando de  tomarse el poder y fracasaron.

También  ante el rechazo  total del pueblo Colombiano hacia el grupo armado, se podría afirmar   que las Farc han recibido enormes  derrotas políticas, pero en esta oportunidad nos vamos a referir a la derrota más  grande, contundente y absoluta que han tenido las  Farc, o sea  la ideológica,  ya que esa guerrilla al aparecer hace 51  años, abrazando como doctrina al engendro marxista nació derrotada, pues es bien sabido que  el comunismo totalitario cuya existencia data de hace 160 años y que engañaba diciendo ser la organización del proletariado, fue repudiada desde sus inicios por los trabajadores en la primera internacional, porque era una simple patraña burocrática de engaño al proletariado, que quería montar una nueva oligarquía  violenta, para tomarse el poder y perpetuarse manejando a los estados.

Al no haber renegado las Farc del lastre marxista, carga ese fardo de irracionalidad y bestialidad, que las ha convertido en una de las peores organizaciones criminales que hay en la tierra, siguiendo los principios de  la violencia partera de la historia y la lucha de clases como  ajuste de cuentas  o vendetta, todo eso en función de alcanzar el poder político y por ello   precisamente  hay que subrayar que el marxismo leninismo cuyos dogmas son seguidos por las Farc, es una maldición para el género humano, porque se debe de  recordar  su responsabilidad en  más de 100 millones de asesinatos en el último siglo.

Sin embargo existe algo curioso con los cabecillas guerrilleros, en las conversaciones de La Habana y en otras oportunidades a través de los años, jamás los hemos oído defender  las “bondades” de su  marxismo, como si fueran vergonzantes de esa doctrina y solo estuviera  reservada su teoría para enajenar y adocenar a los débiles mentales que se encuentran en sus filas o están en proceso de ganarse, lo cual demuestra que  un jefe comunista puede engañar a los demás, al engañar a los demás se engaña así mismo, al engañarse así mismo va en contra de su conciencia y al ir  en contra de su conciencia es una persona irracional.

El marxismo seguido por las Farc, no solo fue derrotado y repudiado en la primera internacional de los trabajadores, sino que también en la segunda de finales del siglo XlX  y principios del XX fue ridiculizado por sus componentes supersticiosos, principalmente con el materialismo histórico y la inevitabilidad, lo cual según Eduardo  Berstein: era la repetición mecánica y material de la historia sin que contara para nada la voluntad del hombre.

La tercera internacional en 1818 fue de bolsillo, montada por el sátrapa de Lenin para consolidarse en el poder en Rusia y es este personaje   el que mas  hace exaltación a la irracionalidad, la violencia  y la mentira, para consolidar como secta al marxismo, y posteriormente también Antonio Gramsci comunista Italiano muerto en 1937, planteaba que  no hay que tener la razón, pues lo que se debe hacer es  ganar a los sectores mas ignorantes y atrasados de la sociedad, para conquistar el poder y perpetuarse en el, así que ni los miembros de las Farc ni cualquier otro comunista tiene como defender ideológicamente  el bodrio marxista leninista, ya que no posee vigencia histórica, es inhumano, burocrático y criminal.

En las negociaciones de paz en la Habana, las Farc sabiendo que por crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad no hay amnistía ni indultos, se  colocan en igualdad de condiciones con el estado planteando  que si sus cabecillas son juzgados por las normas de la  justicia internacional, también  lo deben hacer con  personas que han sido dignatarios  del gobierno  en diferentes cargos durante el conflicto, porque según ellas no han sido derrotadas, recordando que las Farc fueron las que propiciaron la guerra para la toma del poder y están buscando la legalidad, luego son las primeras que deben responder a la justicia de acuerdo al Estatuto de Roma y en los otros casos si hay motivo para que se conozcan, ya llegara el momento.

Las Farc en la Habana al no representar al pueblo Colombiano, no tienen porqué tomarse su vocería y estar exigiéndole sus reivindicaciones al gobierno, ya que eso le corresponde únicamente a las organizaciones sociales y populares que están en la legalidad y son las representantes naturales de la población, además la banda armada por ser su doctrina abyecta e indefendible, debe reducir sus peticiones a la desmovilización y participación en política de los guerrilleros que no están incursos en delitos  atroces, pues lo demás son dilaciones que favorecen a la narcoguerrilla.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Help

WordPress theme: Kippis 1.15